La oración a las ánimas es una manera recíproca de rezo, que nos permite ayudar, al mismo tiempo que estamos siendo ayudados. En este artículo te diremos todo sobre esta oración tan importante.

oración a las ánimas 1

¿Qué son las oraciones a las ánimas y por qué rezarles?

Las ánimas del purgatorio son las almas presentes en el mismo, que se están purificando en el lugar que se transita antes de pisar el Reino del Señor, intentando eliminar el pecado de su ser. Por ello se dice que están dispuestas a ayudar a las personas que habitamos en la tierra, para poder sanar sus almas llenas de pecado lo más rápido posible.

Las ánimas necesitan tanto de nosotros como nosotros de ellas, pues a través de nuestra oración y de concedernos ayuda, ellas podrán ascender. Por esto es que no debemos dejar de lado el darles, como ellas nos dan. Esto ayudará a que la solicitud que pedimos sea concedida de la manera más rápida y eficiente posible, pues ellas necesitan conceder y escuchar, para poder ascender.

No todas las almas que ahí habitan son buenas, por ello se necesita tener una intención pura y concreta en la mente antes de acudir a ellas, pues aquellos que no desean salvación podrían aprovecharse de quiénes no tienen un buen deseo que pedir.

Oración por las ánimas 

Jesús, Hijo de Dios, tú que eres aquel que brinda su ayuda sin discriminación en todo momento, te pido por las almas que habitan en el purgatorio, que aún no logran encontrar el camino para estar junto a ti en el Reino del Señor. Permíteles encontrar la luz hacia el cielo y tómales de la mano en el difícil reto que supone el purgatorio. Deseo desde el fondo del corazón que de manera pronta logren expiar sus pecados y puedan disfrutar de a maravillosa experiencia que supone pasear los prados del Paraíso a tu lado, Jesús. Permíteles el descanso eterno y aléjalos para siempre de las llamas del reino del anticristo.

Las Benditas Ánimas que habitan el purgatorio ruegan porque se les permita arrepentirse de haber fallado a la palabra de Dios y por ello, así que yo ruego porque se les permita alcanzarte, Señor Mío. Pido porque no sientan miedo cuando les ofrezcas tu mano, pues lo único que Dios desea es ver que se arrepientan de los errores cometidos para, con amor, abrirles los brazos y las puertas de su Reino. Te lo pido, amén.

oración a las ánimas 2

Oración a las ánimas por un favor 

Oh Ánimas Benditas, me inclino ante ustedes con respeto, pues ustedes son aquellos que se arrepienten con todo su ser ante el Señor. Me encuentro en un momento de necesidad y por ello necesito acudir a ustedes para poder solucionar el problema que me atormenta, pues no me encuentro en estado de realizar las acciones necesarias solo. Ayúdenme les pido con el siguiente deseo que les presento (realizar la petición que se tiene a las ánimas).

Les pido que ante Dios presenten lo que les solicito, pues ustedes que necesitan de los favores que pedimos, lo harán con parsimonia y sin mala intención, así pues, podrán hacerle ver mi honestidad al Señor y obtendré lo que deseo. Oh Ánimas les ruego, permitan que mis anhelos sean escuchados. Pediré por ustedes al Señor cada día, para que puedan encontrar su camino hacia el Reino de los Cielo y para que no tengan que continuar el sombrío sufrimiento que las atormenta. Que no quede ni un alma dispuesta a arrepentirse sin ser escuchada por él Altísimo, que sean siempre ofrecidos ante Él.

Sé que no existe mayor dolor para un alma que estar alejada de Dios, por ello deseo por ustedes con todo mi ser y porque las almas de mis conocidos y familiares que puedan encontrarse en esa situación encuentren la luz sagrada que los guíe. Y espero que mi alma también encuentre su camino. Acudan a mi llamado ánimas sagradas, les pido porque realicen el favor que solicito lo más pronto posible, para que puedan realizar la caminata para encontrarse con Cristo en el Paraíso. Amén.

Oración a Santa María por las ánimas

Bendito Dios, cuyo corazón está lleno de misericordia y amor, tu que garantizas salvación para aquellos que creen y confían en tu poder. Te pido perdón por los errores que haya cometido a lo largo de mi vida y, de rodillas ante ti, ruego porque también perdones a las almas de todos mis familiares y amigos cuyas horas han llegado, para que puedan encontrar descanso eterno.

Santísima Virgen María, Madre de Dios, tu que reinas sobre el Purgatorio. Vengo a ofrecerte una plegaria, por todas las ánimas que se encuentran expiando sus pecados en tus dominios. Escúchame Señora Mía, permíteles hallar el perdón de Dios y el perdón que existe dentro de ellos.

Míralos Madre Santa, observa sus rostros y concédeles el beneficio de la duda Bendita, pues aún no son dignas de estar a tu lado, pero con tu ayuda pueden llegar al cielo y pueden ver las maravillas que en él Dios ha creado. Espero que muy pronto puedan saldar las deudas que tienen con el Señor y gozar de su amor y que los acompañes en ese tortuoso camino que deben recorrer. Ruego porque se den cuenta de sus errores y se arrepientan ante ti, María y también ante Dios.

Pido porque no sientan miedo de arrodillarse ante ti María y tu imponente presencia, pues eres buena dentro del corazón y no permitirías que alguien dispuesto a brindarte su eterno servicio sufra. Tú que Eres, Fuiste y Serás, permite que sigan cumpliendo con las palabras que los mortales intentamos hacer llegar a ellos mediante la oración, para que Dios garantice que sus impuras almas sean limpiadas y que sus corazones puedan probarse dignos. Te lo pido, en nombre de Dios y de Jesús, amén.

Si este artículo ha sido de ayuda y hoy le hemos enseñado algo nuevo, le invitamos a disfrutar de la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación: