Cuando hay que realizar una oración a la Santa Muerte blanca, significa que realmente se desea algo desde el fondo del corazón, así que en este artículo ayudaremos a lograrlo.

oración a la santa muerte blanca 1

Recitemos una Oración a la Santa Muerte Blanca 

«¡Oh Santa Muerte! Tú que posees el poder de dar y quitar, te imploro que escuches mis deseos y acudas a ayudarme. Tú que proteges y cuidas todo lo que te rodea. Ayúdame en esta situación que estoy viviendo. Protégeme de las cosas que pueden herirme y líbrame del dolor que siento. Tu que comprendes el sentir de los mortales, pues los ves caminar frente a ti constantemente. Tengo un problema difícil de enfrentar solo (aquí se realiza la petición), deseo de ti que soluciones este problema al que me enfrento, pues es difícil aceptar que necesito ayuda, pero es aún más difícil no tener ninguna.

Confío en tu Poder y en tu Misericordia Santísima misteriosa, no me dejes solo en este momento de vulnerabilidad tan sensible para mí, encárgate de mi alma, cárgala contigo para que pueda enfrentarme a todo, permíteme hacer esto. Oh Niña Blanca, llena de determinación, llévame por el camino que he de seguir como servidor tuyo. Abre las puertas que se han mantenido cerradas ante mí. Sé que está en ti la cura de los males que he estado sufriendo. Mantén lejos las malas vibras que emiten las personas con las que me topo en mi camino diario.

Por el amor y respeto que te tengo te pido que me brindes tu ayuda en esta hora que es tan difícil. Confío en ti para que me liberes. Sé que puedes solucionar mi adversidad, por ello no recurriré a nadie más buscando solucionar este problema. Busco tu sagrado abrazo y consuelo, pues eres tu el máximo partido de amabilidad que he hallado. Bríndame tranquilidad y permíteme vivir una vida tranquila, sin necesidad y sin rabia guiando mi camino. Estoy depositando mis ultimas esperanzas en ti, pues ya no puedo seguir por voluntad propia, ruego por resolución. Te lo pido.

Amén.»

Oración de ruego a la Santa Muerte Blanca

«Santísima Muerte Blanca, de corazón vengo a rogarte porque me hagas un enorme favor, que agradeceré el resto de mi vida (se dice el favor que se necesita, rogando desde el alma). Humildemente, te pido esto, pues de este favor depende mi bienestar. Ayúdame a mantenerme cuerdo mientras esta batalla se da en mi vida.

Te invoco en este día, pues tu poder no tiene comparación. La envidia que otras personas muestran hacia mí ha logrado que me de cuenta de que estoy en riesgo y me ha llevado a una situación difícil, limpia mi camino de lo impío de la intención humana. Me arrepiento de cada pecado que he cometido, pues ellos me han llevado a un lugar oscuro, pero como los reconozco, espero que me tengas piedad. Creo en ti reina mía y espero que sepas escucharme. Concédeme tu bendición eterna, y bríndame (se menciona de nuevo el favor que se ha solicitado). Calma mi ser con tu divina presencia toma mi mundana mano y habita en mí para volverme una persona mejor, por siempre.

Amén.»

oración a la santa muerte blanca 2

Oración para pedir a la Santa Muerte 

Esta es una variación de la anterior plegaria, en la que se incluye a Dios para potenciar el ruego ante la Santísima:

«Santa Muerte Blanca, divinidad eterna, yo que todos los días escucho sobre ti y en mis sueños he llegado a verte y reconocerte como mi Señora, me acerco a ti para agradecerte por todo lo que me has dado a lo largo de la vida y rezo para ti esta oración, pues me veo en necesidad de acudir a ti para solicitar un favor.

Si no lo requiriera con urgencia y me viera en una situación tan difícil, no me acercaría a ti para pedírtelo, sino para alabarte, pero estoy en un momento desesperado, que no me deja avanzar. Te pido que por mí te acerques a Dios Padre Todopoderoso, pues esto que me falta, puede complicarse. Te ruego por tu ayuda e intercesión, maravillosa. Sé que me escuchas y sé que harás lo posible por ayudarme, pues creo en ti con todo lo que hay en mi ser y aunque reconozco no ser merecedor de tu divina mano, espero que puedas extenderla hacia mi para ayudarme con todo lo que me afecta en este día.

Realiza para mí esta acción (se menciona el favor que se necesita) y bríndame paz interior, en nombre de Dios y en nombre tuyo lo pido.

Amén.»

¿Cómo se realiza la oración?

Es fundamental tener en cuenta que cuando se le reza a la Santa Muerte Blanca se debe tener fe en ella, pues a veces, pueden tardar en verse resultados con respecto a lo que se solicita. Por ello debemos recordar y tener en cuenta su divinidad y poder de influencia, pues ella es quien nos brindará fortaleza y poder.

Recordar que su energía es poderosa y tiene grandes efectos si se desea reconociéndola como una gran autoridad dentro del mundo. Lo mejor sería que realizáramos esta oración pidiendo por amor, dinero u oportunidades, pero jamás deberíamos rezar a La Santa Muerte Blanca deseando hacerle daño a una persona, esto puede ser contraproducente pues ella no disfruta hacer daño a las personas por codicia personal. Ningún santo gusta de ayudar a los mortales cuando piden por la caída de los demás.

No nos debemos distraer mientras estemos orando y debemos mantener el cuerpo, alma y mente concentrados en lo que estamos pidiendo, pues así le daremos fuerza a la oración y ella sabrá que lo deseamos de corazón.

Quiero agradecer la oportunidad de escribir este artículo y poder guiar a muchas personas para que rueguen de la manera correcta a la Santísima. Les invito a continuar la lectura de artículos relacionados en los enlaces que le recomendamos a continuación: