Las dietas vegetarianas y veganas pueden ser muy saludables y generalmente están asociadas con menores riesgos de sobrepeso, enfermedades cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer.

Sin embargo, hay ciertos nutrientes que es poco probable que se encuentren en cantidades adecuadas en las plantas (verduras, hortalizas, hojas y frutas). Por lo tanto, es importante prestar atención a la necesidad de suplementos, para que no haya riesgos de desnutrición y otros posibles problemas de salud.

Se estima que siete nutrientes están comúnmente ausentes de las dietas vegetarianas y veganas en las que no se usan suplementos. Estos son:

Vitamina B12

La cobalamina, popularmente conocida como B12, previene las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares. Además, es muy necesario para un buen mantenimiento del sistema nervioso. Cuando falta en el cuerpo, la persona puede sentirse constantemente exhausta y débil.

Creatina

La creatina es un compuesto de aminoácidos presentes en las fibras musculares y en el cerebro. Generalmente se almacena en los músculos y también se encuentra en grandes cantidades en el cerebro. Sirve principalmente como una reserva accesible de energía, promoviendo la fuerza y la resistencia. La creatina no es esencial, es decir, no depende de la ingestión y puede ser producida por el cuerpo humano, especialmente en el hígado.

Carnosina

La carnosina es un dipéptido compuesto de los aminoácidos beta-alanina e histidina que se encuentran principalmente en el tejido muscular. Los estudios han demostrado que el aumento de los niveles de carnosina en el cuerpo ayuda a mejorar el rendimiento físico, lo que es importante para los atletas, por ejemplo. Además, tiene una función antioxidante en el cuerpo y ayuda en la curación.

Vitamina D3

La vitamina D3 es uno de los tipos de vitamina D y actúa en el cuerpo junto con la vitamina D2. La función principal en el cuerpo es facilitar la absorción del calcio, que es fundamental para el desarrollo saludable de los huesos y los dientes. Además de mejorar la salud ósea, la vitamina D previene enfermedades como la obesidad y la diabetes.

DHA

El DHA es uno de los ácidos grasos omega-3 y actúa para prevenir posibles daños hepáticos, que pueden ser causados por una dieta deficiente y una nutrición deficiente. Su deficiencia puede ser perjudicial para el cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso.

Hierro

El hierro es uno de los nutrientes más importantes para nuestro cuerpo. Es un componente vital de la hemoglobina, el pigmento rojo de la sangre que transporta el oxígeno a las células y elimina el dióxido de carbono de ellas, es decir, participa en la producción y liberación de energía al cuerpo. Además, también actúa en la síntesis de importantes moléculas orgánicas.

Taurina

La taurina es un aminoácido «semi-esencial» y se encuentra en abundancia en nuestro cuerpo, por ejemplo, en el cerebro, el corazón y los riñones. Actúa sobre las funciones musculares como transmisor metabólico y fortalece las contracciones del corazón.