En el presente trabajo se piensa desarrollar todo lo que tiene que ver con la nube iridiscente, su concepto, condiciones de formación, así como la iridiscencia, relación con los terremotos y una serie de aspectos que se relacionan con el tema.

nube iridiscente

Significado de la nube iridiscente

La nubes iridiscente, representa un fenómeno que ocurre cuando los rayos de luz inciden, sobre una nube cualquiera, que cumpla con ciertas condiciones especiales, que, al atravesar sus pequeñas gotas de agua, o también cristales de hielo, se produce una desviación de dichos rayos en forma individual. Cabe destacar que los cristales de mayor tamaño, provocan halos producto de esa refracción y no de la iridiscencia en sí. (Ver artículo: Halo Lunar )

La nube que se involucra en el fenómeno debe de ser de poco espesor, es decir muy delgada, para que muchos más rayos inciden sobre unas mismas gotas o cristales, esa es la causa del porque el fenómeno se manifiesta más en los bordes de las nubes o en las que son más delgadas. En otras palabras, hay más gotas o cristales recibiendo más cantidad de rayos de luz.

Este mismo aspecto marca en cierto modo la diferencia entre este tipo de nubes y los arcoíris. A veces estas nubes presentan, una especie de anillo o corona, que son más frecuentes cuando las gotas de agua o en su defecto los cristales de hielo, son muy semejantes en cuanto a su tamaño. Son particularidades que permiten explicar esos tipos de detalles.

nube iridiscente

Las imágenes de estas la nube iridiscente, en general están compuesta, por una serie de círculos concéntricos, que se agrupan alrededor del sol, la luna o la fuente de iluminación del proceso. Cuando la nube está recién formada o recién creada, seguramente tiene sus corpúsculos de tamaño similar, por lo que proyectarán, imágenes más nítidas que las del caso de nubes con más tiempo de formación.

Condiciones necesarias para que se observe mejor este fenómeno

Una primera condición es que se oculte el sol parcialmente,  con un árbol o un edificio, o algún elemento de cierta altura que evite total o parcialmente la radiación solar. Otro aspecto es utilizar cristales oscuros para protección visual y como alternativa adicional es que se pueden observar las radiaciones en forma indirecta a través de un espejo o en una superficie de agua.  (tanques, piscinas, ríos u otro elemento similar).

Otra condición es hacer la observación solar en horas de la tarde de la nube iridiscente cuando la intensidad haya disminuido y se pueda hacer una observación sin peligro inminente. Si existe algo de humedad, en un día caluroso también es posible hacer la visualización de una manera que no afecte la vista de los espectadores del fenómeno. Son condiciones fáciles de implementar.

El bello paisaje que deja a la vista ese tipo fenómeno, resulta fascinante, similar a los arcoíris, por su esplendor y “adorna al cielo” de una excelente manera. La nube iridiscente es un regalo de la naturaleza, es una lástima que a veces no es posible admirarlas, pero eso no impide el deseo de insistir para deleitarse.  Si se le toma una fotografía o se le hace un video, se disfruta cada vez que se vean sus imágenes captadas.

Cuando, se trata de nubes de poco espesor y poseen gotas de un mismo tamaño aproximadamente, se logrará que la exposición de la luz desviada, hará brillar con sus bellos colores, el firmamento. De esa manera cada gota funcionará como un pequeño arcoíris, situación que ha provocado el nombre de esas nubes como iridiscentes, que le corresponde muy bien, por la expresa alusión.

La proyección de esta nube iridiscente consiste en varias bandas o manchas de muchos colores, en la zona de los bordes de las nubes. El movimiento constante de las nubes se refleja en una excelente variación de los colores, las imágenes son excelentes y todo el que ve ese fenómeno queda encantado. El momento en que una nube se esté formando permite captar el efecto de iridiscencia, con unos efectos inolvidables.

nube iridiscente

Cuando el sol está oculto total parcialmente, pero a poca distancia de las nubes iridiscentes, se produce el efecto de la iridiscencia, puede suceder que el sol esté detrás, de una montaña, por lo que es posible de esta manera observar unas buenas imágenes, lo importante es como se ha indicado que, si las condiciones mínimas ya establecidas no están disponibles.  no es posible apreciar el fenómeno descrito.

¿Puede a través de las nubes, hacerse un presagio sobre alguna catástrofe o peligro?

La humanidad desde muchos puntos de vista, se hace una gran pregunta en cuanto a lo siguiente: ¿Es posible que las nubes iridiscentes indiquen que un terremoto u otro peligro natural está por suceder? La primera respuesta que llega la mente sobre esto es un No, sin la menor duda. Pero sin embargo una gran parte de esa humanidad tiene un criterio totalmente distinto.

En cuanto a ese dilema, no se plantea en este documento, la demostración o determinación de la realidad al respecto, solo se expondrán una serie de informaciones técnicas que dejan una estela de duda, sobre la veracidad de esta teoría. Se respetan las posiciones de cada sector y solo se aportarán los datos y supuestas evidencias del tema. Cada lector tomará sus propias conclusiones sobre esta exposición y el autor de este articulo lo respeta. (Ver artículo: Halo solar )

Luces de terremoto

Existe un extraño fenómeno luminoso aéreo, que se conoce como “Luces de terremoto”, que se asemeja en apariencia a las nubes boreales (en los polos terrestres) que aparecen con regularidad sobre los lugares donde han sucedido actividades sísmicas o erupciones volcánicas entre otros fenómenos peligrosos de la naturaleza. Este tipo de nube iridiscente se denominan luces de terremoto o también EQL.

Las siglas de identificación EQL, (En inglés Earthquake Light), se refiere a ese fenómeno de las nubes respectivas, que son visibles la mayoría de las veces en horas nocturnas, sin embargo, existen varias hipótesis que pretenden explicar la situación, entre ellas,está la teoría de Friedemann Freund, pero sin embargo su base de sustentación, no tiene una explicación verdaderamente convincente sobre el caso.

La inconsistencia de algunos casos, se presenta por el hecho de que a veces, durante un terremoto se muestran algunas nubes iluminadas, pero más de un caso lleva el acompañamiento teórico sobre el tema, donde se manifiesta que muchas de esas luces en las nubes, se sucedieron antes o después del sismo. Evidentemente esa particularidad de criterios siembra la duda de la exposición.

nube iridiscente

Por ejemplo, en varias localidades españolas, en el año de 1755, hubo luces previas a un gran terremoto. Por otro lado, cuando el sismo de Tangshan (en China) en 1976, horas previas a este hecho, hay varios reportes de la presencia de nube iridiscente, que de una forma indirecta hicieron el anuncio de ese movimiento terrestre aquí identificado, dejando así una supuesta evidencia del asunto.

La apariencia de esas nubes especiales, recuerdan a las de una aurora, con tonalidades entre los colores blanco y azul. El resplandor se manifiesta por varios segundos y algún caso se han observado, con una duración de más de 10 minutos, tal como sucedió en el terremoto de México el 7 de septiembre de 2017, así como en Italia durante el terremoto de L’Aquila en el 2009.

Otro caso parecido fue en Honduras también en el 2009, un nuevo caso reporta a Chile en el 2010, así como en Ecuador en el 2016 y Japón en el 2011, algunos científicos peruanos indican como otro ejemplo el caso en el año 2007. Todos estos casos y un gran número adicional de otros, según investigadores de la Universidad de Rutgers en los Estados Unidos están relacionados, hay una explicación técnica al respecto.

nube iridiscente

Según esto, los destellos se originan por un deslizamiento de suelo en sitios adyacentes, donde ocurren las fallas geológicas en la tierra, quizás se origina una carga eléctrica que es el principio de la imagen que se refleja en la nube iridiscente, por supuesto que, a pesar de haber aquí una base científica, la veracidad del fenómeno no cumple a cabalidad con la certeza de lo que se trata de establecer.

Un gran historiador Romano, llamado Plinio el viejo, elaboró un documento titulado Naturales Historia, que es una enciclopedia, con mucha vigencia en el siglo XVI, donde entre otros, se  describen muchos fenómenos luminosos en forma de nubes, que aparecen antes de generarse los terremotos. Se hace allí una descripción por ejemplo del caso en un viaje a bordo de un barco, con situaciones que tienen que ver con el tema.

En algunas oportunidades en el viaje en un barco, las sacudidas del mar se perciben, por un movimiento súbito de las olas, sin la presencia, de acciones del viento que son generalmente la causa de esos movimientos. En otras palabras, se nota una influencia por la acción del mar sin la participación de los vientos. Todo esto acompañado con una señal desde el cielo, lo que se relaciona entonces la presencia de las luces de terremotos.

nube iridiscente

Se describe en el documento que durante el día o poco después del ocaso, con el cielo despejado, durante un sismo se extiende una nube, con una línea larga y fina, muy particular. Sin embargo, la gran mayoría de los sismólogos sostienen, que esta descripción carece de fundamento.  Todo esto provoca una distorsión de informaciones que contrastan y generan la duda razonable receptiva.

Como contraposición a esta idea que rechaza la teoría explicada, existe la opinión de un químico chino jubilado de nombre Zhonghao Shou, que dedicó gran parte de su tiempo libre a investigar el asunto y con imágenes obtenidas desde satélites, utilizadas como una excelente herramienta, y una buena predicción de terremotos. Logró así establecer una relación entre las sacudidas y las nubes relacionadas.

Esas nubes iridiscentes, o luces de terremotos, llamadas también nubes no meteorológicas, le permitió, establecer varios tipos de nubes identificadas como sísmicas, la primera de las cuales, ya descrita por Plinio, con su apariencia de una línea delgada, como un trazo en el cielo. Otras de esas nubes se asemejan a la forma de una pluma o un farol, todas ellas, aparecen en forma brusca y por pocos segundos con una estela de condensación.

nube iridiscente

Según el químico chino citado, se puede predecir a futuro la ubicación de un sismo y su epicentro con las imágenes espaciales de las nubes iridiscentes, en este caso ahora sísmicas. Esto basado, en los detalles que presenta la nube que se analice en sus extremos. Además, la propia magnitud de la nube proporciona una explicación aproximada de la extensión, del terremoto, dato altamente valioso de ser cierto todo lo indicado.

El estudio indica por otra parte que sí aparece esa señal, la tierra temblará en el sector de ese suceso, con una predicción de unos 100 días previos al sismo. Se toma en general como valor promedio para muchos casos un periodo de predicción de un mes. Lógicamente que los sismólogos no le dan crédito a esta postura y mucho menos a la relación de las nubes con el hecho, con el reporte de tiempos de predicción de aparición de los terremotos.

Sin embargo, las explicaciones de Shou, sin ningún tipo de duda indican que no es un asunto de magia, sino que es un asunto totalmente concreto. Se sostiene que el vapor de agua, subterráneo sujeto a altas temperaturas y presión de las aguas internas, viaja hacia la superficie a través de grietas, que luego ya en tierra se condensa y que al producirse un encuentro con aire frio (o menos calenté) de la atmósfera, genera la formación de una nube.

nube iridiscente

Predicción acertada

La posición de la nube, según su dirección vertical, de alguna manera ubica la localización de una falla en la tierra, que originará un fuerte terremoto por algún deslizamiento brusco en las capas internas de la corteza terrestre. Se puso a prueba esta teoría en el año de 1994, cuando se hicieron algunos, de los registros de predicciones, con un acierto de un 70% de los casos.

Por supuesto que surge una contraparte donde se establece qué pasa con ese 30% faltante que no está cubierto. Se supone que con un estudio más detallado y con imágenes, de alta resolución, se puedan conseguir informaciones con un rango de acierto más profundo. En su página web, hizo una predicción muy importante, para el caso de Bam, una ciudad de una provincia en el sureste de Irán,

Eso fue en el año del 2003, un 23 de diciembre, la predicción fue hecha con mucha exactitud, donde hubo una pérdida de la vida de 45.000 personas. El día anterior, Shou en su página, había alertado del evento, pero a pesar de su precisa localización según una trayectoria lineal mostrada, y mostrada como una imagen pública, no se tomó con responsabilidad esa información.

nube iridiscente

El informe indicaba que exactamente el 26 de diciembre de ese año ocurriría el sismo y en efecto así sucedió. Las características del mismo fueron de una intensidad de 6,6 grados y su epicentro fue, en la ciudad de Bam, ante identificada. La punta de la nube detectó con excelente precisión el puño del sismo.  A raíz de eso, los sociólogos le tomaron confianza a lo indicado por Shou.

Además, se pudo definir que la Organización de las Naciones Unidas, invitó a Shou el año siguiente, a participar en un encuentro, para la utilización tecnológica en las tareas de seguridad espacial medioambiental. Fue un trabajo compartido con Geólogos, Sismólogos y Meteorólogos. Una gran reunión técnica con muchas evidencias y aclaraciones respectivas de alto nivel.

Todo culminó con la aprobación de que su teoría, debía ser tomada muy en cuenta desde ese momento.  Comentarios sin una secuencia técnica siguieron a este hecho donde se decía que había un hombre que adivinaba la ocurrencia de terremotos. Algunas ideas siguieron acompañando estos resultados y se tiene en mente en todo momento considerar le trabajo de Show para cualquier análisis de casos futuros.

nube iridiscente

Existe una especie de agenda histórica desde la antigüedad con datos precisos de hechos que relacionan la aparición de terremotos, en diversas partes del mundo y todos ellos asociados a la presencia, previa de una o más nubes iluminadas con referencias y datos que se vinculan con esos sismos. Es una información relevante digna de ser estudiada, como base para una buena consideración.

Resumen histórico de casos de terremotos relacionados con fenómenos luminosos

A continuación se presenta el resumen histórico que está estrechamente relacionado con estos fenómenos naturales que podemos observar bastante seguido en el cielo:

  • Registro en Grecia de terremotos acompañados de luces en el año 373 AC, previsto por inmensas columnas de fuego con la destrucción de las ciudades de Hélice y Bura.
  • En el antiguo Egipto, se reportan luces sísmicas, donde sucedieron la apertura de grandes grietas, con lluvias y un gran terremoto.
  • En Grecia, 244 AC, menciona Clípeo, Ardientes escudos de llamas vistos, en el cielo en horas nocturnas, con imagen luminosa, donde luego derribó el gran Coloso de Rodas una de las antiguas siete maravillas del mundo.

nube iridiscente

  • En Modena Roma, año 89 AC, el viejo Cayo Plinio Secundo historiador reporta evento luminoso antes y durante el terremoto de Módena.

Entre el Siglo XII y XX

  • Japón, en el año 1257, grandes luces luminosas durante terremotos, al norte de Japón, la intensidad de la luz en el cielo fue fluctuante, en el terremoto de Kamakura, mucha luz de llamas azules, que salían de las grietas del terreno y se relacionaron con las imágenes luminosas en el cielo.
  • En Bolonia Italia, la noche del 20 al 21 de julio de 1399 de hubo un sismo muy intenso, con la coincidencia de una señal luminosa en el cielo, similar a un fuego ardiente muy llamativo.
  • Ferrara Italia, año 1570, el 16 y 18 de noviembre, se presentaron varios sismos, el segundo de todos ellos fue el más intenso, hubo ruidos bajo tierra, globos en el cielo y emisión de humo muy denso.

nube iridiscente

  • Perú año 1600. En la segunda mitad de febrero de ese año, a 70 kilómetros de Arequipa una fuerte erupción volcánica, del pico de Huayna –Putina, pero el día siguiente el padre Martino Del rio, supo por una carta recibida de los misioneros, que se habían visto muchos globos de fuego, en el aire, alrededor de la ciudad, uno de los más grandes globos se salió del grupo e iluminó toda la calle del sector en un tramo largo.
  • Sicilia, Italia, año 1.692. La tarde de febrero de ese año, los campesinos pensaron que la villa ardía en llamas, ya que vieron un breve fenómeno que eso indicaba, sin embargo, al acercarse al sitio no había ningún indicio de lo pensado, pero a las pocas horas se produjo un amplio terremoto que, que luego en un lapso de tres meses adicionales, el día 15 de mayo, dos horas antes de la puesta del sol. La atmósfera se hizo más brillante, de una manera impresionante y el cielo se veía como si estaba colmado de llamas, sin haber relámpagos ni truenos, El terremoto se presentó luego.
  • Jamaica el 17 de junio de 1.693. Muchos estruendos, aparecieron, donde las personas se sentían aterradas y confundidas en Port Royal, las señales en el cielo no se hicieron esperar.

nube iridiscente

  • Londres – Inglaterra año 1.749. Hubo un muy mencionado terremoto, con descargas eléctricas. El Dr., Stephen Hales escuchó fuertes ruidos que terminaban siendo explosiones, producto del escape de fluidos en la iglesia de St Martens que se iluminó intensamente.

Existe un gran número adicional de evidencias, que corroboran de alguna manera la idea de la relación entre los terremotos y las imágenes que pueden aparecer en el firmamento,  antes, durante y después de los terremotos.