Cuando una persona fallece o un ser cercano parte, es normal realizar el novenario para difuntos, permitiendo darle ese momento de devoción y de despedida al reino de Dios.

novenario para difuntos

Dar la despedida por medio del Novenario para difuntos

La muerte es un momento muy tenso y lleno de mucha energía gris en la vida de las personas, algunos no saben como lidiar con ella, ni como dar despedida a ese familiar o persona que se fue. Es el momento en que cierta persona se aleja para pasar de plano, la creencia cristiana considera que al reino del señor, El Paraíso, con el fin de que su espíritu descanse en la gloria de Dios.

La iglesia Católica, realiza el entierro de la persona y le da su últimas palabras, con el fin de conseguir el perdón de todos sus pecados y, de ese modo, conseguir la purificación de su alma. Jesús, explicaba que no había que temerle a la partida del alma de la tierra, puesto que, el cuerpo físico es el que perece, no obstante, este podrá resucitar en el reino del señor, lugar donde se reencontrarán todos lo hijos de Dios que hayan obrado bien y bienestar del prójimo.

Los cristianos hemos optado por dar la despedida a nuestros familiares por medio de los entierros, dando la despedida debida a su alma. Al momento de enterrar, cada uno da palabras de despedida y lágrimas, compartiendo así con el difunto los últimos momentos en la tierra.

Lo ideal, después del debido entierro y sepultura de la persona, es realizar un Novenario, buscando dar descanso y paz al espíritu que ya no se encuentra en el plano de la tierra, sino que está ascendiendo al de los cielos. Las oraciones que se realizan buscan ser de consuelo y guía para las personas, además, sirve como una purificación para el alma de ese persona que partió.

¿Qué es el Novenario para difuntos?

Las palabra novenario, proviene del latín Novem, que traducido a nuestra lengua en español, la misma significa «novena» o nueve, lo que da entender un período de nueve días, en los cuales se desarrolla algún acontecimiento o hecho de importancia. Los nueves días en el cristianismo, se relacionan con la devoción, una que está conectada a la adoración a lo divino, tanto al mismísimo Dios, como a sus santos o a la virgen María.

La novena es una práctica de fe y de constancia, dado que, en la misma se desarrolla la creencia de las personas, buscando con su fe crear algún concilio de paz y amor, entre lo que visualizan en su rezo y lo que se desea dar, si una promesa, pago o simple devoción por parte de la persona. Ahora, en el caso de los difuntos, es algo más que de devoción, es pedir clemencia o amor por el alma de esa persona que ya partió.

Cuando la persona muere, parte suya se va del plano de los vivos, pero sigue una parte de ella más viva que nunca; su espíritu, el cual busca conseguir la paz en la luz del señor. El novenario de difuntos, busca llevar al fallecido a esa paz, tratando de que esos 9 días sean un peregrinaje completo, en donde los familiares o allegados, concilien la paz espiritual de esa persona, pidiendo cada día, con oraciones y, en el algunos casos, cantos.

Aunque la novena es una tradición que se realiza también para algunos santos, también, puedes hacerlo para darle ese regalo espiritual a tus seres queridos o amigos. Las personas que realizan los nueves días, tienen que estar consiente de cada cosa que dicen y piden por el alma del difunto.

¿Para qué realizar el novenario?

El novenario o novena, son los 9 días de devoción y duelo completo, los cuales son sumamente importante por todo el poder y carga del mismo, que buscan desarrollar y dar paz al alma que realizó su partida. Es importante realizar este proceso, dado que, puede ayudar tanto a ti,  como a los cercanos del difunto a poder realizar el proceso de luto que tiende a ser complicado y muy triste, ya que se pierde a alguien que se ama,  lo que no es fácil para nadie que haya conocido a la persona.

El proceso de luto, es un proceso de bloqueo en algunos casos y otros de respeto, se representa en muchas culturas y situaciones como algo negro y malo, donde la felicidad no tiene cabida, por su agrio simbolismo. Algunas personas necesitan de terapia para poder superar y otros usan el tiempo, con el fin de que este cure parte de las herida, sin embargo, ese sentimiento siempre queda, no importa la cantidad de tiempo que pase.

La conexión con Dios es algo importante y más, si se desea dar una buena despedida, puesto que, existe el consuelo espiritual, ese consuelo dado por la energía del señor. Las personas que rezan y realizan el novenario buscan ese consuelo a todas esas emociones fuertes y de desdicha, pero también, de querer buscar consuelo y paz para el individuo que se fue.

novenario de difuntos

¿Cómo realizar el novenario?

Hay diversas formas para realizar el novenario a la persona, lo más importante es que no falte el componente principal; los nueve días. Los días que se realizan en nombre de la persona, no pueden faltar, para que así se sienta toda la energía y poder que sea desea dar.

Puede realizarse una misa, en la cual e dará el nombre de la persona y, el padre, será el guía de este camino, siendo quién dé la misa cumpliendo como guía y locutor, además, de dar las oraciones que se deban para cumplir la meta. Otro modo, un poco más personal, es realizar el Santo Rosario, en el cual se realiza el proceso indicado, puede ser una o dos personas, lo importante es que se cumple el rezo del libro por los 9 días.

Si te gustó el artículo, te invito a leer: «Frases para lápidas». Sé que te va a gustar.