Nervio ciático

Todo lo que necesitas saber sobre la ciática

Su nervio ciático comienza en su médula espinal, atraviesa sus caderas y glúteos, y luego se ramifica por cada pierna.

El nervio ciático es el nervio más largo de su cuerpo y uno de los más importantes. Tiene un efecto directo en su capacidad de controlar y sentir sus piernas. Cuando este nervio está irritado, experimentarás ciática.

La ciática es una sensación que puede manifestarse como un dolor moderado a intenso en la espalda, las nalgas y las piernas. También puede sentir debilidad o entumecimiento en estas áreas.

La ciática es un síntoma causado por una lesión subyacente en el nervio ciático o un área que afecta el nervio, como las vértebras, que son los huesos del cuello y la espalda.

Hasta el 40 por ciento de las personas lo contraerán en algún momento de sus vidas. Se vuelve más frecuente a medida que envejece.

Signos de ciática.

La ciática es un tipo muy distinto de síntoma. Si experimenta dolor que fluye desde la parte baja de la espalda a través del área de los glúteos y hacia las extremidades inferiores, generalmente es ciática.

La ciática es el resultado de daños o lesiones en el nervio ciático, por lo que otros síntomas de daño en los nervios generalmente están presentes con el dolor. Otros síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Es posible que tenga dolor que empeora con el movimiento.
  • Es posible que tenga entumecimiento o debilidad en las piernas o los pies, que generalmente se siente a lo largo de la vía del nervio ciático. En casos severos, puede experimentar una pérdida de sensibilidad o movimiento.
  • Puede sentir la sensación de alfileres y agujas , lo que implica un hormigueo doloroso en los dedos de los pies o las manos.
  • Puede experimentar incontinencia, que es la incapacidad de controlar la vejiga o los intestinos . Este es un síntoma raro del síndrome de cauda equina (CES) , que se describe a continuación, y requiere atención de emergencia inmediata.

¿Qué causa la ciática?

La ciática puede ser causada por varias afecciones que afectan la columna vertebral y pueden afectar los nervios que recorren la espalda. También puede ser causada por una lesión, por ejemplo, por una caída, o tumores de la médula espinal o ciática.

Las condiciones comunes que pueden causar ciática se describen a continuación.

Discos herniados

Sus vértebras, o huesos espinales, están separadas por piezas de cartílago . El cartílago está lleno de un material grueso y transparente para garantizar flexibilidad y amortiguación mientras te mueves. Los discos herniados se producen cuando se rasga la primera capa del cartílago.

La sustancia en el interior puede comprimir el nervio ciático, lo que resulta en dolor y entumecimiento de las extremidades inferiores. Se estima que Fuente confiable de 1 a 5 por ciento de todas las personas tendrán dolor de espalda causado por un disco deslizado en algún momento de sus vidas.

Estenosis espinal

Estenosis espinal también se llama estenosis espinal lumbar. Se caracteriza por el estrechamiento anormal de su canal espinal inferior. Este estrechamiento ejerce presión sobre su médula espinal y sus raíces nerviosas ciáticas.

Espondilolistesis

La espondilolistesis es una de las condiciones asociadas del trastorno degenerativo del disco. Cuando un hueso espinal, o vértebra, se extiende hacia adelante sobre otro, el hueso espinal extendido puede pellizcar los nervios que forman su nervio ciático.

Síndrome piriforme

El síndrome piriforme es un trastorno neuromuscular poco frecuente en el cual el músculo piriforme se contrae o aprieta involuntariamente, causando ciática. Su músculo piriforme es el músculo que conecta la parte inferior de la columna vertebral con los huesos de los muslos.

Cuando se tensa, puede ejercer presión sobre el nervio ciático, lo que lleva a la ciática. El síndrome piriforme puede empeorar si se sienta durante largos períodos, se cae o experimenta un accidente automovilístico.

Factores de riesgo para desarrollar ciática

Ciertos comportamientos o factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar ciática. Los factores más comunes para el desarrollo de la ciática incluyen los siguientes:

  • A medida que su cuerpo envejece, es más probable que las partes se desgasten o se rompan.
  • Ciertas carreras ejercen una gran presión sobre su espalda, especialmente aquellas que implican levantar objetos pesados, sentarse durante períodos prolongados o movimientos de torsión.
  • Tener diabetes puede aumentar su riesgo de daño nervioso.
  • Fumar puede hacer que la capa externa de sus discos espinales se rompa.

Cuando buscar atención médica

Busque atención médica inmediata si experimenta los siguientes síntomas:

  • Su dolor llega después de una lesión grave o accidente.
  • Tiene un dolor repentino e insoportable en la parte baja de la espalda o la pierna que se combina con entumecimiento o debilidad muscular en la misma pierna.
  • No puede controlar su vejiga o intestinos, que son los síntomas del síndrome de la cola de caballo.

Síndrome de la cola de caballo

En casos raros, una hernia de disco puede presionar los nervios que le hacen perder el control del intestino o la vejiga. Esta condición se conoce como síndrome de la cola de caballo.

También puede causar entumecimiento u hormigueo en el área de la ingle, disminución de la sensación sexual y parálisis si no se trata.

Este trastorno a menudo se desarrolla lentamente. Es importante ir a su médico o a la sala de emergencias de inmediato si aparecen los síntomas.

Los síntomas de este trastorno pueden incluir:

  • incapacidad para controlar su vejiga o intestinos, lo que puede provocar incontinencia o retención de desechos
  • dolor en una o ambas piernas
  • entumecimiento en una o ambas piernas
  • debilidad en una o ambas piernas , lo que dificulta levantarse después de sentarse
  • tropezar cuando intentas levantarte
  • una progresión notable o pérdida repentina y severa de la sensibilidad en la parte inferior del cuerpo, que incluye el área entre las piernas, las nalgas, la parte interna de los muslos, los talones y todo el pie

Diagnóstico de ciática

La ciática es un síntoma que varía de una persona a otra y depende de la afección que la está causando. Para diagnosticar la ciática, su médico primero querrá obtener su historial médico completo.

Esto incluye si ha tenido alguna lesión reciente, dónde siente el dolor y cómo se siente. Querrán saber qué lo mejora, qué lo empeora y cómo y cuándo comenzó.

El siguiente paso es un examen físico que incluirá la prueba de la fuerza muscular y los reflejos. Su médico también podría pedirle que haga algunos ejercicios de estiramiento y movimiento para determinar qué actividades causan más dolor.

La próxima ronda de diagnóstico es para personas que han tratado con ciática durante más de un mes o que tienen una enfermedad grave, como el cáncer.

Las pruebas nerviosas le permitirán a su médico examinar cómo los impulsos nerviosos están siendo conducidos por su nervio ciático y saber si hay alguna anormalidad. Estas pruebas pueden ayudar a localizar el área involucrada y el grado en que se desacelera el impulso.

Las pruebas de imagen permitirán a su médico observar su columna vertebral, lo que lo ayudará a determinar la causa de su ciática.

Las pruebas de imagen más comunes utilizadas para diagnosticar la ciática y encontrar su causa son las radiografías de la columna vertebral , las resonancias magnéticas y las tomografías computarizadas . Las radiografías normales no podrán proporcionar una vista del daño del nervio ciático.

Una resonancia magnética utiliza imanes y ondas de radio para crear imágenes detalladas de su espalda. Una tomografía computarizada usa radiación para crear imágenes detalladas de su cuerpo.

Su médico puede ordenar un mielograma CT. Para esta prueba, inyectarán un tinte especial en la columna vertebral para ayudar a producir imágenes más claras de la médula espinal y los nervios.

Opciones de tratamiento para la ciática.

Tras el primer diagnóstico de ciática, su médico probablemente le dará consejos para tratar su dolor de ciática. Debe continuar sus actividades diarias tanto como sea posible. Acostarse o evitar actividades puede empeorar su condición.

A continuación se describen algunos tratamientos caseros comúnmente sugeridos.

Frío

Puedes comprar paquetes de hielo o incluso usar un paquete de vegetales congelados.

Envuelva la compresa de hielo o las verduras congeladas en una toalla y aplíquela en el área afectada durante 20 minutos por día, varias veces por día, durante los primeros días de dolor. Esto ayudará a reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

Caliente

También puede comprar compresas calientes o una almohadilla térmica .

Se recomienda que use hielo durante los primeros días para reducir la hinchazón. Después de dos o tres días, cambie al calor. Si continúa teniendo dolor, intente alternar entre hielo y terapia de calor.

Extensión

Estirar suavemente la zona lumbar también puede ser útil. Para aprender a estirar adecuadamente, obtenga fisioterapia personal e individual o incluso instrucción de yoga de un fisioterapeuta o instructor capacitado para tratar su lesión.

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno , también pueden ayudar con el dolor, la inflamación y la hinchazón. Tenga cuidado con el uso excesivo de aspirina, ya que puede causar complicaciones, como sangrado estomacal y úlceras.

Ejercicio regular

Cuanto más te mantienes activo, más endorfinas libera tu cuerpo. Las endorfinas son analgésicos creados por su cuerpo. Al principio, manténgase en actividades de bajo impacto, como nadar y andar en bicicleta estacionaria.

A medida que disminuya su dolor y mejore su resistencia, cree un régimen de ejercicio que incluya ejercicios aeróbicos, estabilidad central y entrenamiento de fuerza. Un régimen con estos componentes puede disminuir el riesgo de futuros problemas de espalda.

Terapia física

Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a mejorar su postura y fortalecer los músculos de la espalda.

Prescripción médica

Su médico puede recetar relajantes musculares , analgésicos narcóticos o antidepresivos. Los antidepresivos pueden aumentar la producción de endorfinas de su cuerpo.

Medicamento epidural con esteroides

Los medicamentos corticosteroides se inyectan en un área llamada espacio epidural, que es el canal que rodea la médula espinal. Debido a los efectos secundarios, estas inyecciones se administran de forma limitada.

Cirugía

Es posible que se necesite cirugía para el dolor intenso o situaciones en las que ha perdido el control del intestino y la vejiga o ha desarrollado debilidad en ciertos grupos musculares de la extremidad inferior.

Los dos tipos de cirugía más comunes son la discectomía, en la que se extrae la parte del disco que presiona los nervios que forman el nervio ciático, y la microdiscectomía , en la que la extracción del disco se realiza a través de un pequeño corte mientras su médico usa un microscopio.

Tratamientos alternativos

La medicina alternativa está creciendo en popularidad. Hay una serie de remedios alternativos para la ciática. Estos incluyen lo siguiente:

  • Un acupunturista puede insertar agujas esterilizadas en puntos clave para afectar el flujo de energía en su cuerpo. Este procedimiento es prácticamente indoloro.
  • Un quiropráctico puede manipular su columna para lograr la máxima movilidad de la columna.
  • Un profesional capacitado puede inducir la hipnosis, que tiene la intención de ponerlo en un estado mental muy relajado y concentrado, lo que le permite recibir sugerencias e instrucciones saludables. En el caso del dolor ciático, los mensajes pueden incluir alivio del dolor.
  • Un terapeuta de masaje puede aplicar movimiento, presión, tensión o vibración a su cuerpo para aliviar la presión y el dolor.

Cómo prevenir la ciática

Los siguientes pasos pueden ayudarlo a prevenir la ciática o evitar que vuelva a ocurrir:

  • Haz ejercicio a menudo. Fortalecer los músculos de la espalda y el estómago o los músculos centrales es la clave para mantener una espalda saludable.
  • Cuida tu postura. Asegúrese de que sus sillas ofrezcan un soporte adecuado para su espalda, coloque los pies en el piso mientras está sentado y use los reposabrazos.
  • Te importa cómo te mueves. Levante los objetos pesados ​​de la manera adecuada, doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta.

 

Leave a Reply