El domingo es un día muy especial para la religión cristiana, entre los misterios del rosario existen los llamados “Misterios de domingo”. Estos misterios relatan parte de las vivencias de Jesús y la Virgen María.

Misterios-domingo-1

Los Misterios y el significado del domingo

El domingo representa mucha importancia para la religión cristiana, incluso su nombre significa “El día del Señor” en latín.  La religión católica toma este día como importante ya que en la historia religiosa hechos importantes para la salvación de la humanidad ocurrieron el domingo. Esto puede verse reflejado en el “Domingo de Resurrección”. Es tomado como el día que da inicio a una nueva semana.

Según el Papa Benedicto XVI, el día sábado, que corresponde al séptimo día de la semana fue cambiado como día de asueto debido a que el domingo fue la resurrección de Jesús y tuvo su reunión con sus discípulos. La importancia del domingo es grande por el hecho de ser el día que pudo ver como un Jesucristo volvió de entre los muertos para cumplir su destino y ser muestra viva de que su palabra, obra y fe era verdadera y sincera.

Los Misterios del domingo inician con el relato de estos hechos, a partir de estos sucesos se tiene como costumbre entre los cristianos celebran el domingo para recordar la obra de la redención. Entre otros hechos que relatan los misterios del día domingo se encuentra la coronación de María, madre de Jesús, como reina de todo lo habido y por haber.

Podemos interpretar entonces que los misterios del domingo cuentan con una parte importante en cuanto a la documentación histórica de la vida del Salvador del Mundo, estos pasajes muestran que la fe y creencia tienen un poder más allá de lo imaginables, que siempre existirá esperanza para la humanidad mientras exista un corazón puro que se guíe por el camino del señor. También puede interesarte Oración a San Marcos de León.

Misterios-domingo-2

Los Misterios del domingo

Como es mencionado anteriormente, los misterios del día domingo relatan sucesos que fueron y seguirán siendo importantes para el mundo, generación tras generación. La resurrección de Jesús, de los actos más puros, desinteresados y hechos con amor de la historia, la firma del pacto de perdón entre Dios y la humanidad.

Por la relevancia y naturalidad de esos sucesos los Misterios del domingo son también llamados “Misterios Gloriosos”. Esto debido a diversas razones, por ejemplo, la glorificación de Jesús, ascendiendo a los cielos y ocupando su lugar junto a su padre. También puede ser interpretado como los tiempos gloriosos que se avecinaron luego, ya que María también es glorificada como soberana de todo. Aquí se puede ver como el domingo sigue manteniendo importancia para la fe cristiana.

Se puede deducir que los misterios del domingo fueron asignados a este día por lo que representa el domingo para la religión cristiana. Ya que el domingo es, así llamado “el día del Señor”, un día para rendir culto al Señor Todopoderoso.

Aquí se pueden apreciar los misterios que dan forma a los Misterios del domingo, cada uno con su relevancia y narrando una secuencia en la gran historia de la vida de Jesús en la tierra:

Primer Misterio Glorioso: La resurrección del Hijo de Dios

«El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro, y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían que pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Ellas, despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron: «¿Por qué buscáis ente los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado»» (Lc 24, 1-6).

Segundo Misterio Glorioso: La Ascensión del Señor al cielo

«El Señor Jesús, después de hablarles, ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios» (Mc 16, 19).

Tercer Misterio Glorioso: La venida del Espíritu Santo

«Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse» (Hch 2, 1-4).

Cuarto Misterio Glorioso: La Asunción de María al cielo

«Todas las generaciones me llamarán bienaventurada porque el Señor ha hecho obras grandes en mí» (Lc 1, 48-49).

Quinto Misterio Glorioso: La coronación de María como Reina y Señora de todo lo creado

«Una gran señal apareció en el cielo: una mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza» (Ap 12, 1).

misterios-domingo-3

El domingo y la fe

Es bastante acertado recordar que, a pesar de la importancia del domingo, cualquier día de la semana es perfecto para rendir culto, gratitud y amor a los ojos del señor. Si es cierto que hay tradiciones, hechos y códigos que dan a entender que el domingo es un día de bastante importancia para la religión, no quita el hecho de que cualquier otro día pueda ser usado para adorar al Señor.

Lo más importante es la intención del acto, mientras la intención sea honesta y con amor, cualquier día de la semana será especial y será un “Día del Señor”. La fe, creer y obrar son tres facultades que van más allá de lo simple, es lo que le da poder y energía a lo que no vemos, pero tenemos certeza de que está ahí, viéndonos y guiándonos en nuestro día a día. Es un poder tan grande y magnifico que pocos terminan teniendo el poder de controlarlo y alimentarlo cada vez más para que siga creciendo.

“La celebración del domingo cumple la prescripción moral, inscrita en el corazón del hombre, de “dar a Dios un culto exterior, visible, público y regular bajo el signo de su bondad universal hacia los hombres”

25 Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2176