Cada misterio del Santo rosario narra acontecimientos acerca de la vida de Jesús y su paso en la tierra, los Misterios del miércoles son también llamados “Misterios Gloriosos”

Misterios-del-miércoles-1

¿Qué son los Misterios del miércoles?

Los misterios forman parte del rezo del Santo rosario, estos se dividen en cuatro abarcando distintos momentos de la vida de Jesucristo y su madre, La Virgen María. A su vez cada misterio se divide en cinco temas, estos temas ayudan a la persona que practica en rezo a entrar en una reflexión profunda referente al relato leído.

Cada misterio tiene un día de la semana y fecha festiva establecida para la lectura del mismo, el lunes, sábados, las festividades de adviento y navidad están dispuestos para los Misterios Gozosos, los martes, viernes y los tiempos de cuaresma son para los Misterios Dolorosos, los jueves son los días rezo para los Misterios Luminosos, y los domingos, miércoles, sábado y en tiempos de pascua son para los Misterios Gloriosos.

Los Misterios Luminosos fueron propuestos e incorporados al Santo Rosario gracias a Juan Pablo II el 16 de octubre del año 2002, gracias a una carta apostólica.

Los también llamados Misterios del miércoles, forman parte de los misterios del Santo Glosario y relatan los momentos en que Jesús resucitó, ascendió a los cielos, también relata la venida del Espíritu Santo, habla sobre María y los Apóstoles, la asunción de maría y la coronación de la Virgen María.

La forma de rezar es bastante extensa y existe una diversidad enorme para realizar el rezo con lo que existen distintos países que ha versionado la forma de ejecución del rezo del Rosario dando vida al rosario misionero, el rosario de las familias, el rosario por los difuntos, el rosario por la vida, y el rosario meditado para la Cuaresma.

El espacio de meditación varía lógicamente dependiendo del practicante, incluso la intención y método que pueda influenciar el rezo también varía.

? Misterios Gloriosos del Rosario. Miércoles y Domingo » Domiplay

¿Cómo rezar los Misterio del miércoles?

El proceso habitual para rezar un rosario se inicia normalmente sosteniendo el rosario, haciendo la señal de la cruz (En el nombre del padre…), posteriormente pronunciar el acto de contrición, en la primera cuenta del rosario se ora un Padrenuestro, luego en las cuentas pequeñas se debe recitar un Avemaría en cada una, antes de llegar a la siguiente cuenta grande se recita un Gloria al Padre y después de esto se lee el primer misterio.

Luego del primer misterio se enuncia un Padrenuestro, después en cada una de las diez cuentas pequeñas que siguen, se recita un Avemaría al mismo tiempo que se reflexiona el misterio enunciado, luego se reza un Gloria al Padre. Generalmente los feligreses relacionan cada relato de cada misterio con experiencias vividas.

Posteriormente, cada decena se realiza el mismo procedimiento, se anuncia el misterio que corresponda, se recita un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria al Padre al mismo tiempo que se realiza una reflexión acerca del relato anunciado.

Cuando ya ha finalizado la lectura de todos los misterios del rosario, es costumbre culminar la ceremonia con el rezo de la Letanía y el Salve Reina. También puede interesarte el siguiente artículo Oración para difuntos.

¿Cuáles son los Misterios del miércoles?

Los misterios del miércoles, también llamados misterios gloriosos, al igual que el resto de misterios, están conformados por cinco historias. Estas historias narran momentos, tristes, felices y de evolución. Las historias que dan forma a los Misterios del miércoles son las siguientes:

Primer Misterio Glorioso: La resurrección del Hijo de Dios

«El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro, y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían qué pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Ellas, despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron: «¿Por qué buscáis ente los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado»» (Lc 24, 1-6).

Segundo Misterio Glorioso: La Ascensión del Señor al cielo

«El Señor Jesús, después de hablarles, ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios» (Mc 16, 19).

Tercer Misterio Glorioso: La venida del Espíritu Santo

«Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse» (Hch 2, 1-4).

Cuarto Misterio Glorioso: La Asunción de María al cielo

«Todas las generaciones me llamarán bienaventurada porque el Señor ha hecho obras grandes en mí» (Lc 1, 48-49).

Quinto Misterio Glorioso: La coronación de María como Reina y Señora de todo lo creado

«Una gran señal apareció en el cielo: una mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza» (Ap 12, 1).

Interpretación de los misterios del miércoles

Se puede interpretar que el título “Misterios Gloriosos” como la serie de historias que reflejan mejores tiempos para Jesús y la humanidad, esto después de haber pasado un momento fuerte y doloroso tanto para él como para su madre María.

Esto da como lección, que después de cada tormenta existe una luz que ilumina y mejora el mañana. También que si una persona obra sin esperar nada a cambio, a pesar de las dudas, termina siendo recompensado por su bondad y empatía.

El haber resucitado, ascendido y compartir un lugar en el cielo junto a su Padre es consecuencia de haber aceptado ser crucificado incluso cuando era inocente. El amor de Jesús fue tan grande que su sacrificio significó un pacto para perdonar los pecados de la humanidad a los ojos de Dios. Posteriormente al ascenso de Jesús, su madre María, es coronada como soberana y señora de todo lo que es y será.