¿Qué es la harina de almendra?

La harina de almendra es una alternativa popular a la harina de trigo tradicional. Es pobre en carbohidratos, lleno de nutrientes y tiene un sabor ligeramente más dulce.

Este tipo de harina también puede ofrecer más beneficios para la salud que la harina blanca, como la reducción del colesterol LDL (malo) y la resistencia a la insulina.

Como su nombre indica, está hecho de almendras molidas. El proceso consiste en escaldar estas semillas oleaginosas en agua hirviendo para quitarles la cáscara, y luego triturarlas y cernirlas.

La harina de almendra no es lo mismo que el salvado de almendra, aunque sus nombres se utilizan a veces como sinónimos.

El salvado de almendra se hace moliendo las almendras con la cáscara intacta, lo que da como resultado una harina más gruesa – esta distinción es importante en recetas donde la textura hace una gran diferencia.

Información nutricional de la harina de almentras

La harina de almendra es rica en nutrientes. Contiene en 28 gramos:

  • Calorías: 163
  • Grasa: 14,2 gramos (9 de los cuales son monoinsaturados)
  • Proteína: 6.1 gramos
  • Hidratos de carbono: 5,6 gramos
  • Fibra dietética: 3 gramos
  • Vitamina E: 35% de la ingesta diaria recomendada (IDR)
  • Manganeso: 31% de la IDI
  • Magnesio: 19% de IDR
  • Cobre: 16% del IDR
  • Fósforo 13% del IDR

Beneficios de la harina de almendra

·        Es bueno para el azúcar en la sangre

Los alimentos hechos de trigo refinado son ricos en carbohidratos, pero bajos en grasa y fibra. Esto puede causar picos altos en los niveles de azúcar en la sangre, seguidos de caídas rápidas, que pueden resultar en fatiga y hambre por los alimentos ricos en azúcar y calorías.

Por otro lado, la harina de almendra es baja en carbohidratos y rica en grasas y fibras saludables.

Estas propiedades proporcionan un bajo índice glucémico, lo que significa que libera el azúcar lentamente en la sangre para proporcionar una fuente sostenida de energía.

También contiene una cantidad notablemente alta de magnesio, un mineral que desempeña cientos de funciones en el cuerpo, incluyendo el control del azúcar en la sangre.

·        No contiene gluten

La harina de trigo contiene gluten, pero no almendras, lo que la convierte en una gran alternativa para quienes tienen intolerancia o alergia a esta proteína.

·        Ayudar a reducir el colesterol y la presión arterial

Se sabe que la presión arterial alta y los niveles de colesterol LDL «malo» son marcadores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Afortunadamente, lo que usted come puede tener un efecto importante en la presión arterial y el colesterol, con muchos estudios que muestran que las almendras pueden ser muy beneficiosas para ambos.

Además, la deficiencia de magnesio se ha asociado con la presión arterial alta en estudios experimentales y de observación, y las almendras son una fuente importante de este mineral.

Cómo utilizar la harina de almendras

La harina de almendra puede sustituir a la harina blanca en la mayoría de las recetas de panes, pasteles y dulces.

En la panificación, la versión de almendra puede sustituir generalmente a la harina de trigo en la proporción de 1: 1, aunque los productos panificados elaborados con ella son más planos y densos porque no contienen gluten.

También se puede utilizar para empanar pescado y carne de pollo.

Esta harina es más rica en calorías que la harina de trigo, ya que contiene 163 calorías en 28 gramos, mientras que la harina blanca contiene 102 calorías.