Si se ha sentido cansado, irritado, débil y tiene problemas para mantener la concentración, sepa que estos pueden ser signos de falta de un nutriente: el hierro.

El hierro es esencial para la vida. Además de prevenir la anemia, el hierro actúa como combustible para que la hemoglobina, la célula sanguínea, transporte el oxígeno por todo el cuerpo. Según la normativa sanitaria, la dosis recomendada para adultos de este mineral es de 8 y 27 mg al día.

Cómo saber si su cuerpo tiene deficiencia de hierro

La mejor manera es realizar un análisis de sangre del tipo CBC para ver qué cantidad del nutriente está presente.

Además, según el Instituto de Salud del Corazón, la Sangre y los Pulmones de los Estados Unidos, un gran síntoma es que la gente a menudo se siente cansada. La falta de aliento al realizar actividades diarias que no solían causar esta sensación también es uno de los signos.

Cuando se confirma la deficiencia, el tratamiento dependerá de la causa y gravedad de la enfermedad. Pero ajustar la dieta para incluir fuentes ricas en hierro puede ser el primer paso. Y la combinación de alimentos ricos en nutrientes con vitamina C puede aumentar la absorción.

Alimentos ricos en nutrientes de hierro

·        Carne roja

La carne roja magra es una de las mejores fuentes de hierro de origen animal. Una porción de 100 gramos de hígado de res, por ejemplo, contiene 6,5 mg de hierro, o el 36% de la ingesta diaria recomendada. Incluya una verdura, como espinacas o repollo, para aumentar su absorción. Trate de variar el menú con carne magra de res, cordero, pollo y pavo.

·        Espinacas

Tres tazas de espinacas contienen aproximadamente 18 mg de hierro – más que en un filete de 200 gramos. Usted puede ingerir la recomendación diaria de nutrientes con sólo una ensalada de espinacas saludable.

·        Brócoli

El brócoli no sólo contiene minerales y otros nutrientes esenciales como la vitamina K y el magnesio, sino que también es rico en vitamina C, que ayuda a estimular la absorción de hierro en el cuerpo.

·        Lenteja

Sólo una taza de lentejas tiene más hierro que un bistec de 200 gramos. Las lentejas también son una fuente sólida de fibra, potasio y proteínas. Puede agregar lentejas a su ensalada o probarlas como sopa.

·        Col rizada

El repollo es rico en hierro y clorofila y, por lo tanto, es una gran opción para tratar la anemia, reducir la retención de líquidos y evitar la absorción de sustancias químicas de los alimentos, ayudando así a la desintoxicación del cuerpo.

·        Anacardos

Las semillas oleaginosas de todo tipo son fuentes conocidas de proteínas para los vegetarianos, pero los anacardos tienen el beneficio adicional de estar llenos de hierro. Una porción de la taza de ¼ contiene aproximadamente 2 gramos de hierro. Además de ser comida pura, puede ser molida y luego espolvoreada en ensaladas, carnes y jugos.

·        Soja

Una porción de soja cocida tiene entre 8 y 9 mg del nutriente. Estas legumbres son también una gran fuente de proteínas. Sólo asegúrese de buscar productos de soja orgánicos en lugar de los convencionales, que pueden ser modificados genéticamente.

·        Garbanzos

Una taza de garbanzos tiene 4,7 mg de hierro, más de la mitad de la dosis diaria recomendada para un hombre adulto. Hornéalos en un poco de aceite de oliva para un bocadillo crujiente o mézclalos con tomates, queso feta y pepino para crear un plato sabroso.

·        Chocolate amargo

Los beneficios del chocolate amargo parecen infinitos. Además de promover una piel y dientes más sanos y reducir la ansiedad, es una forma dulce de aumentar la ingesta de hierro. Treinta gramos de chocolate negro contienen de 2 a 3 mg de hierro, más hierro que en la misma cantidad de carne.