Jubilación Empresario Sociedad Limitada: Individual

La Jubilación de algún Empresario podría tener ciertos factores que algunos desconocen; a continuación en este artículo te invitamos a conocer toda la información más relevante referente a la Jubilación Empresario Sociedad Limitada y muchos detalles más para que de esa manera conozcas perfectamente qué hacer en cualquiera de los casos.

jubilacion-empresario-sociedad-limitada-2
Jubilación Empresario Sociedad Limitada

Jubilación Empresario Sociedad Limitada Unipersonal

En España, gran número de los trabajadores ofrecen un servicio para autónomos o pequeñas empresas de la familia, sin embargo, ¿Qué ocurre en aquellos casos en los cuales el empresario autónomo o el cabeza de familia se jubila y su actividad empresarial culmina?

A continuación, en este artículo te invitamos a conocer todos y cada uno de los detalles más relevantes referente a la Jubilación Empresario Sociedad Limitada y mucho más.

La Jubilación Empresario Sociedad Limitada

Una de las causas para extinguir la relación laboral es, claramente, la Jubilación del Empresario, sin embargo, las consecuencias se producirán dependiendo del tipo de empresario que sea; es decir, si un empresario es individual o es una sociedad.

A continuación, dejamos a la mano los derechos de los trabajadores en diferentes casos para que entonces sea mucho más sencillo reconocerlos.

Te puede interesar:  Requisitos para Trabajar en Uber con tu propio Coche

1. La Jubilación de un Empresario Individual

En el momento en el que algún empresario individual es quien hace la actividad en nombre propio y contrata a los diferentes trabajadores, al momento de jubilarse y colocar fin a la actividad, dicha relación laboral finaliza; en tales casos, el trabajador cuenta con el derecho único a la indemnización la cual corresponde con 1 mes de salario. Lo que se ha producido no es realmente un despido, por lo que, no hay derecho a otra indemnización.

En aquel caso no es realmente necesario que la jubilación y el fin de la relación laboral se corresponda de manera exacta, esto pues, la jurisprudencia admite que pase una especie de periodo prudencial para entonces liquidar el negocio y cerrar.

Sin embargo, en el caso de las empresas familiares, si el empresario individual se llega a jubilar, cada uno de los familiares no cuenta con la obligación de seguir con el negocio.

2. Jubilación Empresario Sociedad Limitada: La Jubilación del empresario que funciona mediante alguna sociedad

Continuando, en esta otra opción se encuentra el caso de que el empresario actúe mediante alguna sociedad mercantil y tenga contratados a los trabajadores mediante dicha empresa; si el empresario se jubila, no podrá dar por terminados los contratos simplemente por la jubilación.

Entonces, en este caso, si en el momento de la jubilación el empresario cierra su empresa, la misma deberá de proceder al despido de cada uno de los trabajadores o bien, trabajar a través de algún despido objetivo si la platilla es de cinco o menos meses. Aunque igualmente, podrá funcionar mediante un despido colectivo, un ERE si es más de cinco trabajadores.

Te puede interesar:  Afiliación ARL Positiva: ¿Qué es? Certificado, formulario

En el caso de que se jubile el empresario pero la empresa continua su actividad, no cerrará al continuar otros socios al frente de la misma, pues no existirá una causa de despido y la relación laboral continuará.

jubilacion-empresario-sociedad-limitada-3

¿Y si a pesar de la jubilación del empresario, la actividad de la empresa continúa existiendo?

Como hemos mencionado anteriormente, una de las claves es ver si con la jubilación se alcanza a terminar o no la actividad correspondiente al negocio; tanto si el empresario es individual como si es mediante alguna empresa, siendo completamente fundamental verificar si la actividad del negocio continúa tiempo después de la jubilación.

No solo se deberá de comprobar si el empresario dice si se desea continuar o no, si no que demasiadas veces es realmente necesario regresar al lugar donde se trabaja para entonces verificar si de verdad se ha parado la actividad o si la misma continua.

El negocio podría continuar de muchas maneras, bien sea porque los herederos decidieron continuarlo o porque antes de jubilarse, el local se cedió a otra persona; tal vez el empresario se jubiló pero la empresa no se devolvió y mucho más. No interesa cómo se producirá el cambio de nombre, pues lo importante es que se continúe desarrollando la misma actividad.

Jubilación Empresario Sociedad Limitada: Al no cesar la actividad, la jubilación no será una causa para entonces extinguir el Contrato Laboral

Trabajando junto aquellos casos se debería de contar con una sucesión de empresas; en otras palabras, que el nuevo empresario deba de quedar subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de la Seguridad Social del empresario anterior, por lo cual, los contratos deberán de continuar y cada uno de los trabajadores deberán de continuar prestando los servicios a este empresario nuevo.

Además de lo mencionado, en el caso de contar con una sucesión de empresas, tanto el empresario anterior como el nuevo son responsables solidarios de las distintas obligaciones laborales las cuales se tenían tiempo antes de la sucesión.

Te puede interesar:  Estado de cuenta Aguas Andinas: Consulta y recibo

Igualmente, en muchas ocasiones se intenta legalmente aprovechar la Jubilación Empresario Sociedad Limitada de algún empresario para entonces extinguir los contratos de trabajo, pagándoselos como una mensualidad aunque en realidad, la actividad deba continuar.

De esa manera, el nuevo empresario podrá continuar la actividad con ciertos trabajadores sin antigüedad, y sin los derechos adquiridos que podrán tener los anteriores empleados.

¿Qué es posible hacer en aquellos casos?

En caso de que alguna actividad continúe y el trabajador haya culminado su contrato por jubilación del empresario, el trabajador deberá de reaccionar como si se tratase de algún despido.

Se tiene, como en cada uno de los casos de despido, un plazo de tan solo veinte (20) días hábiles para entonces reclamar contra el despido; en dicho caso, es realmente necesario reclamar tanto al empresario o a la empresa en la cual se prestaba servicios, como a la empresa o al empresario nuevo que continúe la actividad.

Es recomendable buscar pruebas de la continuidad de la actividad, como podría ser algún folleto de la nueva empresa, un ticket de compra o alguna factura; igualmente, llevar a cabo un pedido, tener testigos o más.

Si la información compartida en este artículo te resultó de gran ayuda, te invitamos a echarle un vistazo a este otro acerca de ¿Qué es el Contrato 501? Transformación y Más

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
ForoPc
TipoRelax
LavaMagazine
Erraticario
Trucoteca
ZonaHeroes