Fracaso en el resultado de la fertilización in vitro (FIV)

Recurrir a t√©cnicas de reproducci√≥n asistida para efectuar el sue√Īo del embarazo se ha transformado en un proceso com√ļn para un n√ļmero cada vez mayor de familias.

Uno de los m√©todos m√°s eficientes y buscados por las parejas es la fertilizaci√≥n in vitro (FIV), conocida popularmente como beb√© de probeta, consistente en la fecundaci√≥n del feto en el laboratorio, fuera del √ļtero materno.

Se estima que los tratamientos de alta calidad pueden lograr hasta un sesenta por ciento de éxito.

Pese a la sorprendente evoluci√≥n de la medicina reproductiva en los √ļltimos tiempos, la FIV, de la misma manera que cualquier otro tratamiento, no siempre y en toda circunstancia da resultados positivos.

Son muchos los factores que influyen en este proceso, pasando por cuestiones fisiológicas, genéticas, sensibles, culturales e inclusive ambientales. No obstante, no siempre y en toda circunstancia las explicaciones son tan obvias o bien simples de diagnosticar.

Puesto que se trata de un procedimiento que implica una inversión financiera, sensible y sicológica esencial de las personas implicadas, es preciso planear esmeradamente ya antes de comenzar un tratamiento con fertilización in vitro (FIV).

El largo tiempo y los sacrificios efectuados entre exámenes, consultas, medicinas y procedimientos médicos aumentan la ansiedad y el deseo de resolución.

Por consiguiente, es esencial prepararse para los resultados, tanto si son positivos tal y como si no, y los peligros que pueden producir. Mas, ¬Ņde qu√© manera reaccionar al resultado negativo del FIV?

No hay f√≥rmula m√°gica ni contestaci√≥n simple a situaciones que implican una enorme carga sensible y cari√Īosa como es la expectativa de la llegada de un hijo. Singularmente cuando ese sue√Īo se comparte con la familia, los amigos y la gente pr√≥xima.

Abajo, apartamos ciertos consejos que pueden asistirte a pasar por este instante bastante difícil, siempre y en toda circunstancia con vistas al respeto a su tiempo y a sus necesidades.

Cuenta con apoyo emocional

La recomendación es válida para todo el proceso, y no solo para la llegada del resultado. El apoyo sicológico es indispensable para la pareja que quiere empezar o bien ya está en tratamiento de fertilización in vitro (FIV).

Cambios significativos en la rutina, la necesidad de cuidados singulares, las emociones a flor de piel y las diferentes esperanzas implicadas influyen en el estado psíquico y en la capacidad de hacer en frente de los sucesos.

Además de esto, un resultado negativo puede provocar reacciones inopinadas, de forma frecuente de bastante difícil tratamiento. El apoyo de un sicólogo ayuda no solo en las cuestiones del presente, sino más bien asimismo en la reflexión sobre el pasado y en la proyección de planes de futuro. Contar con la ayuda de profesionales cualificados, indudablemente, marca la diferencia.

No permitas que la vida se detenga, haz cuanto quieras

De la misma manera que el apoyo sicológico, es esencial no desatender lo que te da placer. Poner el cuerpo y la psique en movimiento, así sea a través de actividades físicas, culturales o bien artísticas, puede aportar importantes beneficios.

Salir a hallar amigos, conocer nuevos lugares, aprender una actividad, todo esto interfiere de manera directa en de qué forma el organismo reacciona a los estímulos externos y a los temas internos. El cuidado de la nutrición asimismo es esencial.

Respeta el tiempo de tu cuerpo

Uno de los factores que influyen en este proceso son las reacciones que muchas mujeres prosiguen sintiendo en el cuerpo a consecuencia del tratamiento: dolor, malestar, cansancio, malestar, entre otros muchos síntomas.

Los efectos de la enorme carga hormonal inyectada en el organismo pueden durar hasta un mes tras concluir el proceso. Por muy desapacibles que puedan ser, especialmente cuando el resultado es negativo, esas consecuencias físicas son más que naturales.

Y como no pasa nada de un día para otro, es esencial saber dar el tiempo que el cuerpo precisa para recobrarse, respetando sus restricciones.

Con la supervisión médica conveniente, prosiga intentándolo.

El sue√Īo de la maternidad y la paternidad no precisa y no debe terminar con un resultado negativo. Pese a toda la carga sensible, ps√≠quica y f√≠sica gastada en el proceso, siempre y en toda circunstancia es posible iniciar nuevamente.

Para eso, es esencial estar acompa√Īado por un equipo m√©dico especializado y comprometido, que te va a ayudar a hallar los mejores caminos para nuevos intentos. El fin siempre y en toda circunstancia puede ser un nuevo inicio.

Pese a la alta tasa de éxito, los resultados negativos para quienes se someten a la fertilización in vitro (FIV) han de estar siempre y en todo momento en el horizonte de posibilidades. Y las parejas deben procurar, desde el comienzo, estar listas para esta clase de situaciones.

Como hemos visto en ese texto, ciertas acciones simples pueden asistir a pasar por este proceso con m√°s calma, respetando el tiempo y las necesidades de cada instante y de cada persona implicada.

Leave a Reply