Estrechar lazos con un bebé prematuro

La relevancia de estrechar lazos con un bebé prematuro y fomentar los vínculos cariñosos a lo largo del internamiento hospitalario entre los progenitores y el bebé.

Cuando el bebé es menor de veintiocho semanas es considerado un bebé prematuro. Los bebés con menos peso al nacer pesan menos de dos con cinco kg y los bebés con un peso bajísimo pesan menos de uno con cinco kg.

Estrechar lazos con un bebé prematuro

El pequeño que nace prematuramente precisa cuidados concretos proporcionados por las unidades de cuidados neonatales del centro de salud o bien de la maternidad.

El aislamiento físico provocado por la permanencia en la incubadora hace todavía más esencial el promuevo de la aproximación y el contacto físico entre los progenitores y su bebé y la atención que el equipo de profesionales presta a este aspecto.

Fomentar el apego entre los papás y su bebé prematuro

Los progenitores precisan sentir que el bebé les pertenece pese a que cuentan con los profesionales para asistirlos. Tras las emociones vividas ya antes del nacimiento, dejar al bebé en el centro de salud jamás es el escenario que los progenitores imaginan.

Las visitas, el contacto piel a piel (procedimiento canguro), la toma en brazos para mimar o bien nutrir, el baño o bien la pura presencia física de los progenitores en la incubadora son formas de estrechar lazos con un bebé prematuro, probar el cariño de los progenitores y de fomentar los vínculos entre progenitores y bebés. Al tiempo, esta cercanía ayuda a calmar el sufrimiento y la sofocación de los progenitores.

Estrechar lazos con un bebé prematuro: Apoyo a la vuelta a casa

Cuando el bebé recibe el alta hospitalaria, la responsabilidad de cuidar del bebé y el distanciamiento del equipo médico puede producir ansiedad y sofocación a los progenitores y a su familia.

En estos casos, es esencial rememorar que los progenitores reciben la capacitación precisa para prestar los cuidados precisos a su bebé, mas asimismo que, si ha sido dado de alta, es por el hecho de que está más estabilizado y más maduro.

Las visitas al bebé prematuro

Cuando el bebé llega a casa, es natural que comiencen las visitas. No obstante, es fundamental establecer reglas y respetar ciertos cuidados para eludir infecciones y otras dificultades de la salud.

Si bien las visitas asimismo son esenciales para el bienestar de la madre y para alentar la socialización del bebé, han de ser en especial cautelosas con las reglas de la familia.

Leave a Reply