Estás invirtiendo mucho tiempo y dinero por culpa de errores en el tratamiento de la piel, ¿pero aún no puedes ver los resultados esperados? Puede ser que estés cometiendo uno de esos errores comunes que pueden no sólo dejar tu piel flácida sino dañarla.

No importa su edad y su preocupación por la piel, esos errores pueden afectarle. Por ello, a continuación los presentamos:

Errores en el tratamiento de la piel: Aplicaciones exageradas

Es muy tentador aplicar más productos con la esperanza de que más cosas buenas hagan su rostro más bonito. Lamentablemente, este enfoque no es el mejor, ya que los dermatólogos y los esteticistas están de acuerdo en que menos es más cuando se trata de sus cremas, sueros y pociones.

Si usas más, estás desperdiciando tu dinero.

Además, en lugar de aplicar demasiado, aproveche al máximo sus productos colocándolos correctamente: comience con los productos con la más alta viscosidad, como tóners y soros, y luego selle su piel recién rehidratada con una buena loción o hidratante .

Limpiar frecuentemente

El exceso de limpieza puede quitar la humedad natural de su piel y hacerla más susceptible al acné, la rosácea (enfermedad de la piel caracterizada por el enrojecimiento) y resecarla considerablemente.

Además, también puede hacer la piel grasosa o mixta más grasosa, ya que la piel está intentando compensar la humedad perdida produciendo aún más sebo. Una regla general es limpiar no más de dos veces al día.

Dormir con maquillaje

Toda mujer sabe que dormir con maquillaje es una de las peores cosas que se puede hacer con la piel. Aun así, todos lo hacemos de vez en cuando. Los resultados de una noche perezosa pueden variar de poros obstruidos y acné a infecciones oculares, como la conjuntivitis, ya que el maquillaje de los ojos tiende a ir hacia los ojos durante el sueño.