Bienvenido a este apartado  para aprender un poco más sobre el rosario. A lo largo de este artículo hablaremos sobre el Santo Rosario de Oficio Divino, además te explicaremos la manera de realizarlo y su historia, si quieres conocer más acerca de este, puedas continuar leyendo lo que tenemos para ti.

el-santo-rosario-oficio-divino-2

¿Cómo debes rezar el Rosario de oficio divino?

Santo Rosario Oficio Divino: Qué es, significado y origen

El Oficio Divino se entiende como todas aquellas oraciones oficiales que se organizan por la Iglesia Católica, ortodoxa y anglicana, con el objetivo de que se recen en cualquier momento del día o a horas establecidas. Los Oficios Divinos son también conocidos como Liturgia de las Horas, ambos nombres son correctos. Aquel que realiza las oraciones detiene todas sus labores para cumplir con el oficio divino.

El término de Oficio Divino proviene del latín «officium divinium”, lo que quiere decir «deber divino». De manera etimológica, se puede decir que viene de la frase «deber cumplido para Dios». Siendo que estos oficios deben ser realizados dentro de distintas horas a lo largo del día, por lo tanto, se santifican esos momentos en los que estamos cumpliendo dichos oficios.

Por otro lado, su origen viene desde el siglo IV, en donde se rezaba y se leían varios párrafos de la biblia. Después de esto, las oraciones que se iban diciendo, se agrupaban en un libro conocido como Brevario, el cual tiempo después fue sustituido por otro nombre, siendo este el Libro de las Horas, o también denominado Horarirum.

Horas de Rezos del Rosario Oficio Divino

Las horas en las que se reza el oficio divino son conocidas como «horas canónicas». Los judíos contaban con la práctica de rezar en horas que  se  hayan establecido. Todo esto inició antes de la llegada de Cristo. Por lo que, desde ese momento se empezaron a establecer las horas en las que se rezaría a lo largo del día.

Por otro lado, los Maitines o alabanzas matutinas son las primeras de el día, lo que significa que es, la oración de la mañana. Antiguamente, estas se rezaban en las primeras horas del día, pero esto significaba que era poco tiempo luego de la media noche. Luego tenemos a los Laudes, este término que  significa “alabanzas”; entre algunos de los rezos que se realizan dentro de los Laudes, tenemos: un himno, dos salmos, cánticos del Antiguo o Nuevo Testamento, el Padre nuestro y una corta lectura de la Biblia.

Así, tenemos a las Vísperas, la cual proviene del latín “vesper”, que significa “tarde”, por lo que este viene a ser el oficio de la tarde. Esta también cuanta con un himno, dos salmos, un cántico del Antiguo o Nuevo testamento, también con el Padre nuestro, una lectura de la Biblia corta, y además, al finalizar se le agrega el Magníficat de la Santísima Virgen. También están incluidas las horas menores, las cuales son:

  • Prima: primera hora después de salir el sol, 6:00 a.m. aproximadamente.
  • Tercia: 8:00 a.m. tercera hora después de que sale el sol,
  • Sexta: se encuentra alrededor de las 11:00 a.m.
  • Nona: 2:00 p.m. aproximadamente, la novena hora.

Igualmente, para los laicos no siempre era tan importante que se recen todas estas como se indica, en caso de querer formar parte de los rezos dentro de esta oración, el oficio puede ser reducido a rezar los Laudes antes de salir a trabajar y después las Vísperas al terminar con sus labores.

el-santo-rosario-oficio-divino-3.

El santo Rosario de Oficio Divino

  • Por la señal de la Santa Cruz … En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, me pesa de todo
corazón de haber pecado, porque he merecido el infierno y perdido
el cielo, y sobre todo, porque te ofendí a Ti , que eres bondad infinita,
a quien amo sobre todas las cosas.
Propongo firmemente, con tu gracia, enmendarme y alejarme de las
ocasiones de pecar, confesarme y cumplir la penitencia. Confío me
perdonarás por tu infinita misericordia. Amén.

¡Abre Señor mis labios
y mi boca proclamará tu alabanza!

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo
como era en un principio, ahora y siempre, por los
siglos de los siglos. Amén.

  • Al terminar los misterios se reza un Padre nuestro y seguido de esta oración debemos pasar a rezar tres veces, la siguiente oración:

Dios te salve, María Santísima, Hija de Dios Padre ,
Virgen purísima antes del parto, en tus manos encomiendo
mi fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el señor es contigo…

  • Dios te salve, María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin mancha del pecado original:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra,
Dios te salve.
A tí llamamos los desterrados hijos de Eva,
a ti suplicamos, gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre .
¡Oh clemente, oh piadosa ,
oh dulce Virgen María!

Letanía

En la iglesia católica luego de terminar de rezar el Santo Rosario, naturalmente se recita las letanías de la Virgen; éstas son una especie de súplica que se le hace a Dios con toda nuestra fe, y en las cuales se pone como medianeros a Jesucristo, la Virgen y todos los santos.

Señor ten piedad de nosotros.
Cristo ten piedad de nosotros.
Señor ten piedad de nosotros.
Cristo óyenos.
Cristo escúchanos.

Padre celestial, que eres Dios.- Ten piedad de nosotros.
Hijo redentor del mundo, que eres Dios.-Ten piedad de nosotros.
Espíritu Santo, que eres Dios .-Ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad que eres un solo Dios.-Ten piedad de nosotros.

No olvides informarte de todos estos rosarios, dentro de nuestro sitio Web, encontrarás una gran variedad de oraciones para que puedas aprenderlas y usarlas siempre que necesites, como Oración a Santa Elena. Igualmente, te invitamos a ver el siguiente video para ayudarte a conocer más sobre el Santo Rosario de Oficio Divino.