¿El agua potable ayuda con el acné?

Investigaciones recientes sugieren que la dieta puede desempeñar un papel central en la salud de la piel, especialmente cuando se trata del acné. De hecho, los estudios muestran que ciertos nutrientes, grupos de alimentos y patrones dietéticos pueden contribuir al desarrollo del acné. Sin embargo, si el agua potable afecta la salud de la piel ha sido objeto de controversia. Este artículo analiza de cerca si el agua potable ayuda con el acné.

Mantiene tu piel hidratada

Se cree principalmente que el agua potable previene el acné al promover la hidratación adecuada de la piel. La piel seca puede desencadenar la producción excesiva de aceite, lo que podría contribuir al acné. Varios estudios han encontrado que aumentar su consumo de agua puede ayudar a mantener su piel suave y tersa; cuando se usa junto con una crema hidratante y otros productos para el cuidado de la piel.

Por ejemplo, un estudio de 30 días en 49 mujeres observó que beber 68 onzas adicionales (2 litros) de agua al día; mejoraba significativamente la hidratación de la piel. Otra revisión de seis estudios concluyó que aumentar la ingesta de líquidos, mejora la hidratación de la capa externa de la piel. Al tiempo que reduce la sequedad y aspereza.

Puede apoyar la función inmune

Los estudios en humanos y animales muestran que mantenerse bien hidratado puede afectar la función inmune. Apoyar un sistema inmunitario saludable puede ayudar a proteger su cuerpo contra las infecciones, lo que podría ayudar a prevenir el acné. En particular, Cutibacterium acnes (C. acnes) es una cepa de bacterias que se cree que está involucrada en el desarrollo del acné.

Los estudios demuestran que también puede desempeñar un papel central en la salud del microbioma de su piel; que se refiere a los microorganismos que residen en la piel y están involucrados en la regulación de la salud de la piel. Se necesita más investigación para confirmar si beber más agua puede proteger contra C. acnes específicamente, pero la evidencia sugiere que podría respaldar la capacidad de su cuerpo para combatir infecciones para apoyar la salud de la piel.

Puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre

Los estudios muestran que comer alimentos con un índice glucémico bajo, una medida de hasta que punto ciertos alimentos aumentan los niveles de azúcar en la sangre, podría reducir la gravedad del acné y regular los niveles hormonales.

Seguir una dieta con bajo índice glucémico también puede reducir los niveles de insulina, que es una hormona clave en el control del azúcar en la sangre. Los altos niveles de insulina pueden aumentar la producción de petróleo, lo que podría contribuir al acné. Según un pequeño estudio, restringir la ingesta de agua durante 3 días condujo a un control deficiente del azúcar en sangre en nueve hombres con diabetes tipo 2.

Otro estudio de 9 años en 3.615 personas encontró que beber más agua estaba asociado con un menor riesgo de desarrollar niveles altos de azúcar en la sangre. Además, otra investigación sugiere que la deshidratación puede afectar la capacidad de su cuerpo para usar la insulina de manera eficiente, lo que podría conducir a un aumento de los niveles de insulina y al exceso de producción de aceite. Aún así, se necesita más investigación para determinar si el agua potable puede afectar directamente los niveles de azúcar en sangre y de insulina y si esos efectos, a su vez, podrían afectar la salud de la piel.

Promueve la desintoxicación natural

A pesar de la proliferación de las dietas y suplementos de desintoxicación de moda, su cuerpo tiene un sistema de desintoxicación incorporado altamente eficiente. De hecho, su hígado, riñones, pulmones, tracto digestivo y piel están involucrados en la excreción de desechos y toxinas de su cuerpo. El agua también es esencial para la desintoxicación adecuada, ya que ayuda a transportar los nutrientes a través del cuerpo, eliminar las toxinas y mantener el funcionamiento eficiente del hígado y los riñones.

Además, el agua se excreta de la piel como sudor, lo que puede ayudar a eliminar toxinas y metales pesados ​​de su cuerpo de forma natural. Aunque la investigación es limitada, esto podría evitar que sus poros se obstruyan, lo que puede ayudar a evitar brotes.

Mantenerse bien hidratado es importante para muchos aspectos de la salud

Aunque la investigación sobre la relación entre el consumo de agua y el acné es limitada, los estudios muestran que este líquido puede ayudar a mantener la salud de la piel a través de varios mecanismos. En particular, puede ayudar a mantener la piel hidratada, apoyar la función inmune, regular los niveles de azúcar en la sangre y promover la desintoxicación natural, todo lo cual puede ayudar a combatir el acné.

Se cree que el agua potable ayuda con el acné, pero si mantenerse hidratado adecuadamente no muestra mejorías, asegúrese de discutir otras opciones de tratamiento con su proveedor de atención médica.

Responder

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar