La documentación para seguro impago de alquiler es un modelo de póliza que otorga cierta protección en el momento que surgen cosas inesperadas a la hora de poner en alquiler una propiedad que tienes a disposición. ¡Quédate y aprende más sobre este importante tema!

documentación para seguro impago de alquiler

¿Qué es la documentación para seguro impago de alquiler?

En el momento que se hace referencia a la documentación para seguro impago de alquiler, se habla de un modelo de póliza de seguro que efectúan como contrato los dueños de viviendas que son alquiladas. De igual manera incluye aquellos domésticos que toman la decisión de poner en alquiler los inmuebles que tienen a otras personas.

Esta documentación se lleva a cabo con el objetivo de disminuir lo diversos riesgos que existen de alquilar algo y, además de ello, dar cierto respaldo para aquellos posibles momentos en los que la persona que está alquilando la propiedad no efectúe el respectivo reembolso.

No hace mucho tiempo fue incorporado este modelo de protección en la nación española. Sin embargo, cada vez es mayor la cantidad de personas o, mejor dicho, los dueños de viviendas para alquiler, que toman la decisión de efectuar su contrato para poseer cierta seguridad del reembolso de sus cuentas, parte por parte, cada quince días, mensual, etc.

Notables logros

Ha sido algo empírico que, aquellos dueños que ponen en alquiler las viviendas y que efectúan la contratación para obtener la documentación para seguro impago de alquiler, han alcanzado una notable disminución de los grados de tardanza en sus alquileres en una cantidad porcentual aproximada a los ochenta y cinco y, a la vez, han alcanzado postergar los períodos por impagos circunstanciales.

Con todo esto lo que se quiere indicar es que si se da el caso de que el arrendatario no efectúe el respectivo pago en el sexto mes vigente del contrato de alquiler, por poner un ejemplo solamente, teniendo a disposición este modelo de seguro de impago, se va a determinar que se habrá postergado en el arrendamiento por una cantidad de meses adicionales.

Qué es la documentación para seguro impago de alquiler

Esto ocurre puesto que el seguro es el que va a cubrir el tiempo extra en términos de alteraciones y daños para el dueño original de la vivienda.

Dicho de otra manera, la documentación para seguro impago de alquiler es un modelo de contrato que pone en obligación a los inquilinos de estar actualizados y reembolsar cuando se debe el reembolso acordado para el alquiler, puesto que si entran en período de tardanza, en el momento que tengan el deseo de alquilar otros inmuebles, las empresas de seguros van a rechazar su petición y, por ende, no podrá adquirir o poseer esta póliza.

En vista de esto, se va creando un tipo de registro o lista negra, cosa que sirve como precaución para tiempos posteriores, generando así que los dueños arrendadores (al momento de requerir este modelo de póliza), tengan seguridad de que le van a otorgar un alquiler a una persona responsable y que no tiene cuentas pendientes o un historial que pueda generar cierta desconfianza.

Cargos extras

De esta forma, se tiene que los seguros de impago de alquiler son aquellos que se hacen cargo de los posibles pagos mensuales que el arrendatario no realice en el transcurso de desahucio.

Por regla generalizada, esto es algo que se empieza a recibir en el momento que el mencionado arrendatario posee una cantidad de cuatro o más meses sin efectuar un pago de arrendamiento, teniendo una duración hasta que culmine el respectivo pago, la persona se vaya y el dueño pueda tener a disposición nuevamente la vivienda. Es por este motivo, que se incluye en la metodología de seguros de protección.

Entonces, la documentación para seguro impago de alquiler se trata de un modelo de póliza que sirve como respaldo en aquellas ocasiones en las que surgen cosas inesperadas con relación al arrendamiento de una vivienda.

Este te permite encontrarte listo para aquellas situaciones en las que el arrendatario no realiza el respectivo pago mensual o el pago de los diversos servicios como lo puede ser el agua, el gas, luz eléctrica, entre otros.

El seguro de alquiler sale en protección si llega a existir un caso en los que el arrendatario lleve a cabo acciones de salvajismo o barbarie que alteren las componentes o estructura del bien inmueble.

Teniendo a disposición esta documentación para seguro impago de alquiler, existe una seguridad que va en contra de las mensualidades no pagadas, actividades judiciales y todas aquellas acciones que surgen de repente y que están establecidas en la póliza de seguro.

Cualidades de la documentación para seguro impago de alquiler

Como efecto beneficioso de los estudios estadísticos, en la nación española se establece el impago de alquiler como uno de los riesgos de mayor volumen que tiene que enfrentar el dueño de un bien inmueble o casa con finalidad de alquiler. A partir de ello es que, de manera progresiva, se hace más habitual observar mayor cantidad de personas que optan por esta documentación para seguro impago de alquiler.

Este modelo de contrato se traduce como algo muy llamativo para los arrendadores, puesto que les da la posibilidad de disminuir las consecuencias que se generan a partir de atrasos en los pagos y no poseer un modelo de seguro que te respalde.

Cualidades de la documentación para seguro impago de alquiler

Las cualidades y puntos a favor que se tienen al contratar y cumplir adecuadamente con el total de requisitos para alquilar un piso son diversos, por lo tanto a continuación se podrán observar algunos de los más resaltantes.

Beneficios

  • Ayuda a disminuir el retraso de pago por parte de las personas que alquilan una propiedad.
  • Otorga cierto alivio de acuerdo al reembolso de alquiler a los dueños de la vivienda.
  • Estos contratos de seguro ofrecen cierta ayuda jurídica para aquellas ocasiones en las que se requiere.
  • Sirven como un justificativo completamente legal y válido para protestar o efectuar algún reclamo a partir del no cumplimiento de las pautas acordadas en el contrato de alquiler.
  • Gracias a esta póliza existe la posibilidad de reparar aquellos perjuicios originados en la vivienda por parte de los arrendatarios (claramente esto es si se da el caso).
  • Se hace cargo de aquellos gastos vinculados a la cerrajería y modificación de cerraduras.
  • Y como último punto que se verá en este apartado, con la documentación para seguro impago de alquiler se tiene una garantía cada mes de la cuota de arrendamiento de la propiedad si se da la ocasión de que la persona no pueda efectuar el pago de sus cuentas pendientes.

Respaldo por perjuicios

En los apoyos que se dan, a partir de ciertos perjuicios a la vivienda en alquiler, casi siempre se integran los presentados a continuación:

  • Perjuicios a raíz de incendios, explosiones, caída de un rayo, entre otras cosas.
  • Perjuicios como consecuencia de filtraciones, inundación, etc.
  • Perjuicios a nivel eléctrico como algún cortocircuito o un incremento de tensión.

  • Perjuicios por el daño de vidrios, mármoles, piso, cerámicas, entre otras cosas.
  • Claramente siempre se debe observar detenidamente lo que indican las letras pequeñas de los contratos en los parámetros de la documentación para seguro impago de alquiler, para ver si hay cláusulas que no tengan en cuenta daños de cierta índole o algo por el estilo.

¿Qué cubre el seguro de alquiler?

Ciertamente este factor va a tener dependencia de la empresa de seguros que sea contratada, de la misma manera la petición de parámetros para el seguro de impago de alquiler también puede cambiar. Pero, independientemente de ello, existen ciertos lineamientos generalizados en la documentación para seguro impago de alquiler que señalan que casi siempre se hace cargo y son los presentados a continuación:

  • Impagos de alquiler: la empresa de seguros va a hacerse cargo completamente de aquellos alquileres que no sean reembolsados por el inquilino hasta llegar a cierto punto, el cual se encuentra establecido en los fundamentos del contrato. La normativa generalizada es que estos modelos de seguros dan garantía de una cantidad máxima a los doce meses sin pagar de hasta tres mil euros mensuales.

Comprobación judicial

  • El problema que se da es que, para poder cobrar ese volumen de dinero, el dueño del bien inmueble que está en alquiler debe comprobar a la compañía de seguros la sentencia judicial concreta del juicio de desalojamiento en contra del personaje retrasado en los pagos.
  • Apoyo o protección a nivel jurídico: Esto también va a tener cierta dependencia del modelo de póliza que se contrate. Por ende, a partir de ello, prácticamente el total de seguros de impago de arrendamiento, se hacen cargo de los gastos relacionados a la protección jurídica, a pesar de que es importante indicar, también, que gran parte de los contratos determinan un volumen máximo, incorporando las retribuciones de abogados, procuradores y demás.
  • Acciones vandálicas: esta sección claramente genera una de las inquietudes más habituales de los dueños de vivienda en alquiler, es decir, aquellos perjuicios que se pueden dar por parte de los arrendatarios al bien inmueble. Si se observa gran parte de los contratos de seguro por impago, se puede notar que es una de las condiciones con mayor solicitud por los dueños, se puede decir que es el segundo motivo por el cual se hacen los contratos de seguro de alquileres.

Es importante tener presente que, en muchas ocasiones, las compañías de seguro solamente se hacen cargo de perjuicios realizados por el inquilino en el instante del desalojamiento, y no en el transcurso del momento de alquiler. De la misma forma, se debe comprobar que esos daños son a raíz de acciones malintencionadas o por desquite por el mencionado desalojo.

No cubren daños intencionados

La compañía de seguro no se hace cargo por perjuicios que se generan a partir de los desgastes comunes de las cosas o por daños que se hicieron sin intención alguna.

De forma sintetizada se puede decir que la documentación para seguro impago de alquiler se hace cargo de lo siguiente:

  • Reclamos al arrendatario por el tiempo que no ha pagado por medio de la aseguradora, la cual va a tener a disposición abogados experimentados en el ámbito.
  • El total de tramitaciones adecuadas en aquellas ocasiones en las que el arrendatario no contribuya con el volumen establecido de dinero y se tenga que dar inicio a un proceso de desalojamiento.
  • Reclamos a partir de imperfecciones o perjuicios en los inmuebles.

  • Apoyo a nivel jurídico para dar respuesta a la incertidumbre que pueda poseer el dueño de la vivienda en alquiler.
  • Gastos de cerrajería para aquel momento en el que culmine el desalojo y se esté en la obligación de modificar la cerradura.

¿Cuánto se tarda en echar a un inquilino que no paga?

En la nación española el tiempo promedio para efectuar el proceso de desalojamiento se encuentra oscilando en los 8 meses. Siempre como cantidad mínima son seis meses, al menos que el arrendado apruebe la demanda, que si se da ese caso todo este procedimiento puede tardar solamente veintiséis días.

A pesar de ello, se pueden hallar diversas maneras o estrategias para echar a un arrendado que no cumple adecuadamente con el pago de su mensualidad, algunas no son muy legítimas pero en ocasiones es la mejor respuesta que encuentran muchos dueños.

Medidas drásticas

Algunos propietarios de viviendas en alquiler, que se encuentran con gran desesperación o molestia, muchas veces toman la decisión de incurrir en medidas drásticas, como, por ejemplo, puede ser el contratar compañías especializadas en desocupación. (Estas actúan con formas violentas en algunos casos), cortar servicios o modificar la cerradura.

Con todo esto se debe tener total precaución, ya que por este camino se puede caer en problemas mayores, puesto que se trata de una medida de presión que se determina como delito de cárcel, dando un tiempo que puede ir de los seis meses a los tres años o, por otra parte, una multa en el Código Penal.

A pesar de que estas alternativas se piensen como las más sencillas, verdaderamente solo se trata de una respuesta a corto plazo, porque podría generar complicaciones más fuertes.

¿Quién reembolsa el seguro impago de alquiler?

Como ya se sabe, la documentación para seguro impago de alquiler es un mecanismo de protección para los arrendatarios. Por ese motivo, es muy importante y se toma como parámetro fundamental que sea este el propietario de la póliza, o sea, que sea el beneficiario de esta y, por ende, el encargado de abonar las cuotas de la prima.

Sin embargo, esto es algo que posiblemente se pueda negociar con el próximo inquilino, puesto que todo esto se basa en un método de defensa en caso de que el mismo no cumpla adecuadamente el total de normativas acordadas en el contrato de alquiler.

Si ocurre que es el dueño arrendador el que quiere efectuar el pago de la prima de los seguros por el incumplimiento en el pago de alquiler, no se debe pasar por alto que esto es una ventaja que otorga mayor valoración al alquilar, además de un nivel de paz para los dos lados.

Por ende, no sería algo no justificado que el dueño de la vivienda haga el reembolso de la prima, ya que con el seguro podrá disfrutar de los puntos a favor que se mencionó en uno de los apartados anteriores de este artículo.

¿Cuánto cuesta un seguro impago de alquiler?

Este modelo de seguro casi siempre se encuentra ubicado entre el tres y cinco por ciento de la renta de un año.

Cuánto cuesta un seguro impago de alquiler

Seguramente así no se comprenda muy bien, por ello veamos un pequeño ejemplo: si se da el caso de que la vivienda sea alquilada por una cantidad de 1.000 euros cada el mes, entonces el seguro va a encontrarse establecido en una cantidad de trescientos sesenta y seiscientos euros por año (o sea, el tres y cinco por ciento de doce mil euros).

No obstante, es algo que puede cambiar a partir de cada una de las compañías, por lo cual es algo que no puede ser calculado de forma exacta. Algo que si puede ser calculado es que, al tener presente que el intervalo de tiempo mínimo que dura un contrato en la nación española actualmente es de 5 años, luego de esa cantidad habrás reembolsado una cantidad que va entre los mil ochocientos y los tres mil euros.

Al tener en cuenta que un desalojamiento por fragilidad tienen un precio casi siempre de seiscientos y mil quinientos euros y que, adicional a ello, el arrendado tiene la posibilidad de estar prácticamente un año sin reembolsar de forma previa a que lo decidan, el seguro se va a encontrar completamente amortizado si se da la ocasión de que debas presentar un proceso de desalojamiento, puesto que el total de gastos van a estar saciados.

Requisitos necesarios de documentación para seguro impago de alquiler

Uno de los primeros parámetros para poder efectuar su solicitud es que la compañía de seguros lleve a cabo un análisis de reputación o responsabilidad de la persona que está interesada en alquilar la vivienda.

De esta manera, esta empresa aseguradora va a hacer la petición de diversos documentos, como por ejemplo pueden ser los últimos pagos o nóminas que le han efectuado, el contrato laboral, para así poder estudiar si existe o no riesgo de que no cumpla con el alquiler.

Por normativa generalizada, un inquilino va a pasar este examen si la mensualidad es igual o más alta a la de cuarenta o cuarenta y cinco por cierto de la entrada de dinero mensual que posee. El historial de créditos de la persona es un dato o información que también posee gran importancia en estos casos.

Aquellas personas que laboren por cuenta ajena van a necesitar presentar las últimas nóminas que obtuvieron, el contrato de trabajo, los últimas operaciones bancarias que ha realizado, existencia laboral y las declaraciones vigentes de la renta.

Para los trabajadores independientes lo más habitual que se les pide son los últimas manifestaciones al Impuesto al Valor Agregado y manifestación de la renta y, en ocasiones, se hace petición de que muestren facturas.

Ya para culminar, un tema que te puede resultar de gran interés también es el de Certificado de actividades, otro tipo de documento oficial que se puede encontrar en la nación española.