Dieta Disociada

Si perder peso es tu objetivo, pues la dieta disociada es la ideal para comenzar con un proceso alimenticio nada estricto, ya que, no te restringe de tus alimentos preferidos de una forma radical, simplemente te ensena cual es la manera ideal consumirlos, te indica cómo combinarlos para que se pueda generar en tu organismo una excelente reacción química que te permita perder peso de forma lenta pero constante.

En esta dieta debes hacer 5 comidas al día, desayuno merienda, almuerzo, merienda y cena, es importante señalar, que las frutas solo pueden ser consumidas en las meriendas y almuerzo (opcional), los carbohidratos solo se pueden ingerir en el desayuno y el almuerzo, y las proteínas son necesarias en la cena.

Para poder realizar la dieta disociada y disfrutar de sus resultados es necesario saber cómo combinar los alimentos, por ejemplo, el azúcar debe ser sustituido por edulcorantes, y se debe eliminar por completo los refrescos y las bebidas alcohólicas. Las frutas no deben ser combinadas con otro grupo de alimento, ni con otras frutas, solo se puede consumir una fruta a la vez. Igualmente, es importante mencionar que los carbohidratos no deben ser mezclados, solo se recomienda uno por comida. Las proteínas tampoco deben ser surtidas con los hidratos de carbono ni con las grasas, mientras que las nueces si pueden ser combinadas con las proteínas.

Modelo de Dieta Disociada para 3 días

Día 1:

  • Desayuno – Café te (sin azúcar). 2 rebanadas de pan con tomate.
  • Merienda – 1 naranja
  • Almuerzo – Ensalada de lechuga y zanahoria con aceite de oliva y cebolla. Pasta o arroz combinado con legumbres.
  • Merienda – 1 manzana
  • Cena – Sopa y pollo, carne, mariscos o pescados.

Día 2:

  • Desayuno – Taza de avena.
  • Merienda – 1 durazno.
  • Almuerzo – Consomé, lentejas con verduras o ensaladas.
  • Merienda – ½ taza de fresa
  • Cena – Consomé pescado al horno, vegetales.

Día 3:

  • Desayuno – Cereal con yogurt
  • Merienda – 3 rebanadas de pina.
  • Almuerzo – Pasta, vegetales y ensalada
  • Merienda – Un puñito de nueces
  • Cena – Calamares a la plancha con ensalada.

Ventajas de la dieta disociada

  • En la dieta disociada no tienes por qué pasar hambre ni hacer sacrificios.
  • Puedes comer de todo, solo que debes aprender a combinar alimentos.
  • No es necesario contar calorías.
  • Desventajas de la dieta disociada
  • No debe efectuarse de manera continua, ya que es desequilibrada no se estiman cantidades.
  • Al culminar la dieta disociada se puede sufrir el efecto rebote, lo que conlleva al aumento de peso.
  • Exceder el tiempo de la dieta puede conllevar a problemas gastrointestinales, estreñimientos, pérdida de cabello, entre otros.

Dieta disociada para adelgazar el abdomen

Para concluir, es importante señalar, que una de las razones por las cuales se adelgaza con la dieta disociada, es que las personas siguen consumiendo los alimentos que habitualmente comen, lo que les motiva a continuar con el régimen alimenticio y alcanzar la meta propuesta, que no es más que la pérdida de peso. A pesar de ser una dieta fácil de realizar, igualmente es prudente consultar con el médico de cabecera y realizar todos los análisis de sangre pertinente para confirmar si se está o no en perfecto estado de salud antes de comenzar con la dieta disociada.