La dieta hormonal, también conocida como dieta antihormonal, se centra en la idea básica de equilibrar los niveles de cortisol en el cuerpo a través de la dieta, con el fin de promover la pérdida de peso y mejorar la salud.

El cortisol es una hormona producida por las glándulas suprarrenales, situadas por encima de los riñones. La función del cortisol es ayudar al cuerpo a controlar el estrés, reducir la inflamación, contribuir al funcionamiento del sistema inmunológico y mantener constantes los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial.

Perder peso no es sólo cuestión de dieta y ejercicio, aunque estos son factores determinantes. El papel de nuestro sistema endocrino (hormonal), el responsable de nuestras hormonas, es igualmente relevante.

Cómo funciona la dieta hormonal

En situaciones estresantes, el cortisol inunda nuestras corrientes sanguíneas y por eso es tan importante: deja nuestro cuerpo preparado en tiempos de peligro. Sin embargo, el cuerpo no sabe cómo diferenciar una situación real de una situación imaginaria de peligro.

Cuando es excesivo en el cuerpo, el cortisol puede causar un número de complicaciones. Entre ellos, un «extra» almacenamiento de grasa, especialmente en la región abdominal. Y ahí es donde entra en juego la dieta hormonal.

Además de los efectos secundarios del «vientre», el exceso de esta hormona aumenta el riesgo de diabetes, hipertensión y depresión. En casos extremos, como el síndrome de Cushing, puede provocar atrofia muscular.

¿Qué causa el exceso de cortisol en el cuerpo?

Algunos factores, además del estrés, pueden causar exceso de cortisol:

  • Tumor suprarrenal
  • Tumor hipofisario
  • Uso de corticoides
  • Obesidad

Si se sospecha un exceso de cortisol, se debe buscar un endocrinólogo para el tratamiento.

Cómo mantener el cortisol a niveles normales

También se pueden promover algunos cambios de hábitos, como por ejemplo:

  • Dieta equilibrada.
  • Manejo del estrés: prácticas calmantes en general, terapia.
  • Actividades físicas.

Alimentos liberados en la dieta hormonal

Una dieta balanceada es beneficiosa por varias razones, incluyendo el control del nivel de cortisol en el cuerpo. Para hacer esto, sepa qué alimentos añadir a su dieta.

·        Fenilalanina

Los alimentos ricos en fenilalanina son grandes aliados para mantener un nivel controlado de cortisol. Este aminoácido trabaja directamente con la dopamina en nuestro cuerpo y es un precursor de ella.

La dopamina es el neurotransmisor asociado al mecanismo de recompensa cerebral, el que hace que la persona se sienta bien. Esto termina reduciendo el gran deseo de comer alimentos grasos y ricos en azúcar.

Algunos alimentos ricos en este aminoácido son:

  • Carne
  • Huevos
  • Leche y productos lácteos
  • Semillas oleaginosas
  • Pulsos

·        Triptófano

Este aminoácido es el precursor de la serotonina, el neurotransmisor monoamina responsable de inhibir sentimientos como la ira, la agresión, la temperatura corporal, el estado de ánimo, el sueño, los vómitos y el apetito.

Alimentos ricos en este aminoácido:

  • Carne blanca (especialmente pescado y pavo)
  • Huevos
  • Nueces y castañas
  • Pulsos
  • Semillas
  • Chocolate amargo
  • Tofu

Alimentos prohibidos en la dieta hormonal

·        Cafeína

Debido a que es una sustancia estimulante, la cafeína debe evitarse en la dieta hormonal, ya que conduce a un aumento de los niveles de cortisol, justo la apuesta de lo que usted quiere.

·        Potasio

El potasio puede terminar empeorando el efecto secundario del exceso de cortisol, por lo que se debe evitar su consumo, disminuyendo la absorción de sodio en el cuerpo, algo que también es causado por el cortisol.

Algunos alimentos ricos en potasio son: plátano, melón, kiwi, maracuyá y agua de coco.

También se recomienda comer cada 3 horas, disminuir el consumo de alcohol y no fumar.

Menú sugerido

Desayuno

  • 5 fresas + 1 vaso (200 ml) de leche de soja ligera + 2 col. (sopa) de cereal de la mañana entera sin azúcar

Merienda matutina

  • 3 almendras + 2 nueces o 1 plátano

Almuerzo

  • Ensalada de hojas verdes + Verduras a elegir + Lentejas + 1 rodaja de melón (postre)

Merienda de la tarde

  • Ensalada de frutas variadas

Cena

  • 2 rebanadas de lasaña de berenjena o calabacín con carne picada