Depresión

La menopausia puede afectar su salud mental

Acercarse a la mediana edad a menudo trae mayor estrés, ansiedad y miedo. Esto se puede atribuir parcialmente a los cambios físicos, como la disminución de los niveles de estrógeno y progesterona. Los sofocos, la sudoración y otros síntomas de la menopausia pueden causar interrupciones como la depresión.

También puede haber cambios emocionales, como preocupaciones sobre el envejecimiento, la pérdida de miembros de la familia o la salida de los niños de casa.

Para algunas mujeres, la menopausia puede ser un momento de aislamiento o frustración. Es posible que la familia y los amigos no siempre entiendan por lo que está pasando o que no le brinden el apoyo que necesita. Si tiene problemas para hacer frente, es posible desarrollar ansiedad o depresión.

Reconociendo los síntomas de la depresión

Todos se sienten tristes de vez en cuando. Sin embargo, si regularmente se siente triste, lloroso, desesperado o vacío, puede estar experimentando depresión. Otros síntomas de depresión incluyen:

  • Irritabilidad, frustración o arrebatos de ira
  • Ansiedad, inquietud o agitación
  • Sentimientos de culpa o inutilidad
  • Pérdida de interés en actividades que solía disfrutar
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones
  • Fallas en la memoria
  • Falta de energía
  • Durmiendo muy poco o demasiado
  • Cambios en su apetito
  • Color físico inexplicable

Comprender los riesgos de la depresión

Cambiar los niveles hormonales durante la menopausia puede afectar su salud física y emocional. Además, la rápida caída del estrógeno puede no ser lo único que afecta su estado de ánimo. Los siguientes factores también pueden aumentar la probabilidad de desarrollar ansiedad o depresión durante la menopausia:

  • Diagnóstico con depresión antes de la menopausia
  • Sentimientos negativos hacia la menopausia o la idea del envejecimiento
  • Aumento del estrés, ya sea por relaciones laborales o personales
  • Descontento por su trabajo, entorno de vida o situación financiera
  • Baja autoestima o ansiedad
  • No sentirse apoyado por las personas que te rodean
  • Falta de ejercicio o actividad física
  • De fumar

Tratamiento de la depresión a través de cambios en el estilo de vida

La depresión durante la menopausia se trata de la misma manera que en cualquier otro momento de la vida. Su médico puede recetar cambios en el estilo de vida, medicamentos, terapia o una combinación de estas opciones.

Antes de atribuir su depresión a la menopausia, su médico primero querrá descartar cualquier razón física de sus síntomas, como problemas de tiroides.

Después de hacer un diagnóstico, su médico puede sugerir los siguientes cambios en el estilo de vida para ver si proporcionan un alivio natural de su depresión o ansiedad.

Dormir lo suficiente

Muchas mujeres en la menopausia experimentan problemas para dormir. Su médico puede recomendar que duerma más por la noche. Intente seguir un horario de sueño regular yendo a la cama a la misma hora cada noche y despertando a la misma hora cada mañana. Mantener su habitación oscura, tranquila y fresca mientras duerme también puede ayudar.

Haz ejercicio regularmente

El ejercicio regular puede ayudar a aliviar el estrés, al tiempo que aumenta su energía y estado de ánimo. Trate de hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana. Por ejemplo, salga a caminar o andar en bicicleta, nade en la piscina o juegue al tenis.

También es importante incluir al menos dos sesiones de actividades de fortalecimiento muscular en su rutina semanal. El levantamiento de pesas, las actividades con bandas de resistencia y el yoga pueden ser buenas opciones. Asegúrese de analizar las rutinas de ejercicio planificadas con su médico.

Prueba las técnicas de relajación

Yoga, tai chi, meditación y masajes son actividades relajantes que pueden ayudar a reducir el estrés. También pueden tener el beneficio adicional de ayudarlo a dormir mejor por la noche.

Dejar de fumar

La investigación sugiere que las mujeres menopáusicas que fuman tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión, en comparación con las no fumadoras. Si actualmente fuma, solicite ayuda para dejar de fumar. Su médico puede brindarle información sobre las herramientas y técnicas para dejar de fumar.

Buscar grupos de apoyo

Sus amigos y familiares pueden brindarle un valioso apoyo social.Sin embargo, a veces es útil conectarse con otras mujeres de su comunidad que también están pasando por la menopausia. Recuerda, no estás solo. Hay otros que también están pasando por este cambio.

Tratamiento de la depresión a través de medicamentos y terapia

Si los cambios en el estilo de vida no brindan alivio, su médico puede buscar otras opciones de tratamiento. Por ejemplo, se puede recomendar la terapia de reemplazo hormonal, medicamentos antidepresivos o terapia de conversación.

Terapia de reemplazo de estrógenos de baja dosis

Su médico puede recetarle terapia de reemplazo de estrógenos, en forma de píldora oral o parche para la piel. La investigación sugiere que la terapia de reemplazo de estrógenos puede proporcionar alivio para los síntomas físicos y emocionales de la menopausia. Sin embargo, la terapia con estrógenos también puede aumentar su riesgo de cáncer de seno y coágulos sanguíneos.

Terapia de drogas antidepresivas

Si la terapia de reemplazo hormonal no es una opción para usted, su médico puede recetarle medicamentos antidepresivos tradicionales. Estos pueden usarse a corto plazo mientras se ajusta a los cambios en su vida, o puede necesitarlos por un período de tiempo más largo.

Terapia de conversación

Los sentimientos de aislamiento pueden evitar que comparta lo que está experimentando con amigos o familiares. Puede que le resulte más fácil hablar con un terapeuta capacitado que pueda ayudarlo a enfrentar los desafíos que está experimentando.

La depresión durante la menopausia es tratable

La depresión durante la menopausia es una condición tratable. Es importante recordar que hay varias opciones de tratamiento que pueden ayudar a aliviar los síntomas y proporcionar estrategias para copiar los cambios. Hable con su médico para descubrir qué opciones pueden ser las más efectivas.

Leave a Reply