15 Cuidados esenciales para recién nacidos

Todo lo que los padres primerizos necesitan saber para mantener a su bebé sano y feliz durante los primeros 28 días de vida, comentamos algunos de los cuidados esenciales para recién nacidos.

El nacimiento de un ni√Īo toca, pero tambi√©n preocupa. ¬ŅC√≥mo cuidas bien a este peque√Īo y delicado ni√Īo? Bueno, hay mucha gente alrededor de los padres para responder a esa pregunta. «Los padres son vulnerables a las corazonadas que pueden no ser buenas para el beb√© o la madre, por lo que lo ideal es consultar al pediatra lo antes posible

Los mejores consejos para el cuidado del recién nacido

Para dar una fortaleza, hablamos con especialistas y nos dieron los siguientes consejos y cuidados esenciales para recién nacidos donde no pueden faltar para el miembro más nuevo de la familia.

Guía de cuidados esenciales para recién nacidos

1. Todavía en la maternidad

Además del famoso pinchazo en el talón, el bebé también se debe realizar exámenes de los ojos, el corazón y la lengua para detectar enfermedades congénitas, síndromes o cualquier otra amenaza para la salud. También son vacunados en el hospital contra la hepatitis B y toman BCG, que los protege de la tuberculosis.

2. Estimular la lactancia materna

La primera visita al seno materno debe realizarse preferentemente en la sala de partos. Incluso si el beb√© no succiona en este momento, lo importante es estimular el contacto piel a piel, ya que facilita la lactancia materna. Luego, el ni√Īo sale de la sala para vacunarse y hacer las pruebas iniciales. Aunque algunas maternidades ofrecen f√≥rmulas de leche durante este per√≠odo, el beb√© por lo general tiene una reserva de nutrientes que se mantiene durante unas horas hasta la pr√≥xima alimentaci√≥n.

3. En casa, circulación restringida

Los m√©dicos desaconsejan las visitas durante el primer mes de vida, pero si desea recibir a alguien, aseg√ļrese de que la persona est√© sana y de que las visitas sean cortas, de unos 15 minutos. Todos tienen que lavarse las manos inmediatamente antes de tocar al beb√©. La misma regla se aplica a los padres.

4. Un hogar silencioso

El ni√Īo acaba de salir de un ambiente de paz pura, el vientre de la madre. Por esta raz√≥n, el hogar debe ser igual de tranquilo y silencioso en los primeros d√≠as de vida. Especialmente durante la lactancia materna y a la hora de acostarse.

5. Ba√Īarse

Todav√≠a en la sala de maternidad, la enfermera tomar√° un ba√Īo de demostraci√≥n en el dormitorio. Despu√©s, s√≥lo es necesario reproducirse en casa, siguiendo unos pocos pasos. Primero, deje todo lo que necesitar√° a mano, es decir, jab√≥n l√≠quido de glicerina hipoalerg√©nica, que se utilizar√° para el cuerpo y la cabeza, toallas, algod√≥n, pa√Īales y ropa. El agua de la ba√Īera debe estar a 36 grados, caliente pero c√≥moda. Los expertos recomiendan que al principio de la vida, el cuerpo de su beb√© debe ser envuelto en una toalla para que la cabeza se lave primero. Luego seque la cabeza y luego lave suavemente el cuerpo.

6. Cambiar el pa√Īal

No es necesario cambiar cada vez que el reci√©n nacido mea, pero el per√≠odo es de consumo intenso de pa√Īales, porque se hacen unas ocho veces al d√≠a. Al cambiar, evite los tejidos h√ļmedos, que contienen sustancias qu√≠micas que pueden irritar la piel del beb√©. Prefiero el algod√≥n y el agua tibia. Los ni√Īos y ni√Īas siempre deben ser limpiados de adelante hacia atr√°s, y en su caso el prepucio no debe ser forzado hacia abajo. La limpieza siempre es suave.

7. Qu√© hacer con el mu√Ī√≥n umbilical

Usualmente el remanente del cord√≥n umbilical cae hasta los 15 d√≠as de vida. Hasta entonces, es necesario desinfectar bien la base del cord√≥n umbilical, m√°s cerca de la piel, con un 70% de alcohol en cada cambio de pa√Īal. Es normal sacar algo de sangre.

8. Primeras visitas al pediatra

Ocurre en la primera semana después del alta hospitalaria, para evaluar la lactancia materna y la salud del bebé. En esta reunión, el médico establece el ritmo de las siguientes visitas, que suelen tener lugar el día 15, en el primer mes, y luego mensualmente.

9. Evite las caminatas en el primer mes

Con la excepci√≥n del pediatra, el beb√© no debe salir a la calle al principio de su vida. Adem√°s del contacto excesivo con demasiadas personas que representan un riesgo directo para la salud del beb√©, los ambientes ocupados con ruidos y olores fuertes pueden estresar al peque√Īo. Pero los viajes cortos a las casas de los abuelos u otros lugares tranquilos no conllevan problema.

10. Límpiese la nariz antes de alimentarse

Y no sólo cuando está funcionando o parece que está atascado. Antes de la lactancia, las fosas nasales deben ser desinfectadas con sueros fisiológicos en un spray específico para bebés, ya que son las que tienen el chorro más suave.

11. Cómo limpiar el oído y los ojos

La oreja no debe ser limpiada, s√≥lo debe pasar despu√©s de ba√Īar la toalla o un bastoncillo de algod√≥n de una manera muy delicada en la parte exterior de la oreja, que luego necesita ser secada a fondo. Los ojos deben limpiarse durante el ba√Īo con algod√≥n y agua. Algunos ni√Īos, sin embargo, lloran m√°s y, en este caso, el ojo peque√Īo puede limpiarse en otros momentos.

12. No se limpie la boca

Los labios, por supuesto, se pueden desinfectar después de la alimentación, pero no es necesario lavar el interior de la boca, incluso si hay una capa de residuos de leche en la lengua del bebé.

13. La posición en el cuello

Como en esta etapa es muy com√ļn tener reflujo, la cabeza siempre debe estar m√°s alta que el resto del cuerpo. El peque√Īo todav√≠a no tiene la fuerza para sostener la cabeza, as√≠ que los padres siempre deben sostenerla con las manos. Algunas posiciones tambi√©n ayudan a aliviar los c√≥licos.

14. Ictericia normal y preocupante

La mayor√≠a de los ni√Īos tienen el problema, que deja la piel amarillenta y alcanza su punto m√°ximo alrededor del s√©ptimo d√≠a de vida. Despu√©s de eso, el color vuelve gradualmente a la normalidad. Pero si el amarillo es muy intenso, es mejor consultar con el pediatra para ver si todo est√° bien.

15. Tomar el sol

Deben ocurrir, pero sólo después de la primera consulta con el pediatra. Y son breves, como máximo 15 minutos al día, sólo en las piernas del bebé porque su piel es muy delicada, fuera del período de mayor incidencia de rayos ultravioleta, que se produce entre las 10h y las 16h o las 17h en épocas más cálidas. Incluso la claridad natural indirecta ya ayuda.

Leave a Reply