Cuáles son los siete sellos del apocalipsis. Los siete sellos del apocalipsis son una profecía sobre eventos que sucederán en los últimos tiempos. Cada sello representa una parte de los eventos del fin del mundo.

La historia aparece enmarcada en el libro del apocalipsis, donde se describe cómo Juan vio un libro (un gran rollo enrollado) en la mano de Dios. El libro estaba sellado con siete sellos, que nadie podía romper. En el pasado, los sellos se usaban para proteger documentos. Nadie podía leer el documento sin romper el sello. Como nadie podía romper los sellos, nadie podía leer el libro.

«Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.
Vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?
Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.
 Lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.
Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos».  Apocalipsis 5:1-5

Solo el Cordero de Dios (Jesús) pudo romper los sellos y leer el libro. Al abrir cada sello, sucedieron cosas importantes en la tierra y en el cielo:

Cuáles son los siete sellos del apocalipsis: explicación

Explicacion de cuáles son los siete sellos del apocalipsis

Explicacion de cuáles son los siete sellos del apocalipsis

1º Sello del apocalipsis

Cuando el Cordero abrió el primer sello, un ser en la presencia de Dios dijo «ven» y apareció un jinete en un caballo blanco. Tenía un arco y una corona y salió a ganar.

Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:1-2

2º Sello

Otro ser en presencia de Dios dijo «ven» y apareció un caballo rojo. Su caballero tenía una espada y provocó peleas entre la gente.

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Apocalipsis 6: 3-4

3º Sello del apocalipsis

El tercero dijo «ven» y apareció un caballo negro. El caballero sostenía una balanza y una voz declaró el alto precio de la comida en ese momento.

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Apocalipsis 6: 5-6

4º Sello del apocalipsis

El cuarto ser dijo «ven» y la Muerte vino montando un caballo pálido, seguida por Hades. Mataron a una cuarta parte de la población de la tierra de diversas formas.

Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.  Apocalipsis 6: 7-8

5º Sello: Cuáles son los siete sellos del apocalipsis

Cuando se abrió el quinto sello, Juan vio las almas de las personas muertas a causa del evangelio, que estaban debajo del altar. El altar era el lugar del templo donde se derramaba la sangre de los sacrificios. Estas personas habían sacrificado sus vidas por el amor de Dios.

Los mártires le preguntaron a Dios cuándo haría justicia. Cada uno recibió una túnica blanca y se les dijo que esperaran un poco más, porque todavía había algunos cristianos más que iban a ser asesinados por su fe.

Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?. Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.  Apocalipsis 6: 10-11

6º sello del apocalipsis

Un gran terremoto sacudió la tierra cuando se abrió el sexto sello. El sol se oscureció, la luna se puso roja, las estrellas cayeron del cielo y las montañas y las islas se movieron. En medio de esta confusión, toda la gente de la tierra se escondió bajo tierra. Gritaron por la muerte, porque la devastación era terrible.

Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero.  Apocalipsis 6: 15-16

Entre el sexto y el séptimo sellos hay una visión de personas fieles a Dios que se sellan para su protección. El sello de Dios en sus frentes mostraba que pertenecían a Dios, tenían Su protección.

Séptimo sello

Cuando el cordero abrió el séptimo sello, durante media hora hubo silencio en el cielo. Siete ángeles recibieron trompetas y otro ángel colocó un incensario con las oraciones de los santos junto al altar. El ángel llenó el incensario con fuego del altar y lo arrojó a la tierra. Hubo otro terremoto, truenos, relámpagos y voces.

Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro;  se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono. De la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto.  Apocalipsis 8: 3-5

Los siete sellos muestran el juicio de Dios sobre la tierra. Dios castigará a la humanidad por sus pecados, pero recompensará a los que permanezcan fieles ya Él. Los eventos de los siete sellos son aterradores, sin embargo, hay esperanza para el creyente.

Esperamos que este artículo te ayuda a conocer cuáles son los siete sellos del apocalipsis. Si ahora quieres saber cuáles son los 7 pecados capitales según la Biblia, te recomendamos que sigas navegando por Descubrir.online.