Consejos para atar los alimentos con hilo


Consejos para atar los alimentos con hilo.

El hilo para atar carne es un accesorio que tiene varios usos. Cuando una receta recomienda atar algo como parte del proceso, lo correcto es utilizar hilo para envolver el alimento. Si sigues algunos consejos y técnicas, será posible utilizarlo de la mejor manera en la preparación de alimentos.

Cadena

Teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo la cuerda se calentará, se recomienda utilizar una cuerda que esté hecha de materiales naturales. Busca unas hechas de algodón y sin ningún revestimiento de plástico, ya que éste puede derretirse con el calor del horno y penetrar en los alimentos. Compra hilo de cocina de algodón en una tienda especializada o pregunta a un carnicero qué tipo utiliza.

Cómo atar la carne de vacuno

Para adaptarse a diversas formas y tamaños, los distintos cortes de carne requieren diferentes métodos de atado. Para un asado de costillas, por ejemplo, ata el hilo alrededor del trozo de carne de modo que cada hebra pase entre los espacios de cada hueso de la costilla; la carne conservará su forma después de retirar el hilo. En el caso del lomo, la parte más estrecha debe doblarse bajo la parte principal para que el trozo de carne sea consistente de un extremo a otro, asegurando que se ase uniformemente. Enhebra trozos de hilo alrededor del filete con una separación de unos 4,5 cm entre los hilos. Haz nudos sencillos que mantengan la pieza firmemente en su sitio.

Te puede interesar:  Cómo hacer escaleras en un jardín inclinado

Cómo atar el pollo o el pavo

Atar la carne de pollo o de pavo con cuerda también es muy común. Esta técnica permite mantener la forma de la carcasa del ave, tanto si está rellena como si no. Algunos consejos para este tipo de plato son tirar de la piel del cuello del ave sin rellenar para cubrir la abertura de la cavidad antes de atarla, unir las alas con la carcasa, cruzar el extremo de los muslos y atarlos antes de meterlos en el horno. A algunas personas les gusta utilizar una aguja para pasar el hilo por las alas y los muslos para que todo quede bien sujeto.

Otros usos

Además de atar las carnes para crear o mantener una forma, la cuerda es eficaz para asegurar los ingredientes que pretendes sacar de un plato antes de servirlo. Un ejemplo común en el que se utiliza la cuerda es el “bouquet garni”, un pequeño manojo de hierbas frescas. Las hierbas se atan en una muselina con el hilo. Se colocan dentro de la sopa o el guiso para darles sabor y se retiran antes de servir el plato. Además, la cuerda mantiene unidos los filetes de lomo de cerdo que se enrollarán y rellenarán de forma uniforme cuando se asen.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
ForoPc
TipoRelax
LavaMagazine
Erraticario
Trucoteca
ZonaHeroes