Consejos médicos para el pulgar aplastado


Consejos médicos para el pulgar aplastado.

De vez en cuando, casi todo el mundo experimenta un pulgar aplastado. Los ejemplos menos graves de estas lesiones pueden tratarse en casa. Otras veces, es necesaria la atención médica. No tratar adecuadamente un dedo o un pulgar aplastado puede provocar un dolor innecesario, una infección o un daño permanente en el dedo.

Causas

Un dedo o un pulgar pueden aplastarse al realizar casi cualquier actividad. Las causas más comunes de este tipo de lesiones son los dedos encerrados en la puerta de un coche o en los cajones, golpeados por un martillo o atascados al practicar algún deporte. El daño se produce cuando el dedo queda atrapado entre más de un objeto pesado. El impacto produce la acumulación de presión en el lugar de la lesión.

Identificación

El aspecto de un pulgar aplastado suele ir asociado a una decoloración o púrpura alrededor de la uña y al contorno de la piel del dedo. También puede haber sangrado, sangre seca, entumecimiento e hinchazón alrededor del hematoma. En los casos más graves, el hueso del dedo puede fracturarse y la uña puede caerse. Además de todo esto, se siente un dolor importante alrededor del dedo.

Tratamiento

Examina el pulgar lesionado, buscando posibles deformidades y fracturas en los huesos. Si sospechas que está rota, busca atención médica para determinar la mejor manera de tratarla. Si no hay huesos rotos, trata el pulgar aplicando hielo para reducir la hinchazón y disminuir el dolor. Utiliza también analgésicos de venta libre. Mantén el dedo o el pulgar limpios y aplica un antibiótico y un vendaje para protegerlo de la infección.

Te puede interesar:  La historia de la danza portuguesa

Efectos

El impacto que se produce al aplastar un dedo suele provocar la acumulación de sangre bajo la uña. Cuando esto ocurre, es probable que la uña se caiga en unos días o semanas. Si se cae, aumenta el riesgo de infección en la piel sensible y desprotegida. Es necesario que la lesión se mantenga limpia y cubierta. Pronto crecerá una nueva uña en lugar de la antigua.

Advertencias

Si la lesión afecta a algo más que la punta del pulgar, busca atención médica inmediatamente. No entablilles un dedo aplastado a menos que te lo indique directamente un médico. Poner una férula en un dedo aplastado puede afectar a su movilidad a largo plazo. Tampoco es aconsejable intentar drenar la hinchazón del dedo o de la uña, a menos que el médico lo sugiera. Si es así, te proporcionará asistencia e instrucciones específicas sobre cómo realizar el procedimiento.

Prevención/solución

Presta mucha atención cuando utilices objetos pesados y manejes las puertas del coche o de la casa. Instala dispositivos de seguridad en las puertas, como muelles de cierre automático que hagan que la puerta se cierre más lentamente. Si hay niños pequeños en la casa, enséñales consejos de seguridad sobre cómo utilizar la puerta, los cajones y las ventanas. Sé siempre consciente de dónde están tus manos o las de cualquier persona cercana antes de cerrar las puertas y otros probables culpables de aplastamiento. Hazlo todo con calma. La mayoría de los pulgares aplastados se producen porque la gente es descuidada e inquieta.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
ForoPc
TipoRelax
LavaMagazine
Erraticario
Trucoteca
ZonaHeroes