Cómo vencer la Lujuria. La lujuria es el deseo incontrolado de placeres carnales incorrectos. En la Biblia, la lujuria es algo malo, vinculado al sexo por puro placer. Lo opuesto a la lujuria es el autocontrol.

La lujuria es el mal uso del placer. Las relaciones sexuales y el placer son cosas que Dios creó para nuestro bien, en el momento adecuado y dentro de los límites. La lujuria ignora los límites y busca satisfacer deseos intensos a toda costa, sin pensar en las consecuencias.

Es la fuerza detrás de todo tipo de inmoralidad sexual:

  • Prostitución
  • Adulterio
  • violencia sexual
  • Incesto

El pecado comienza en la mente, con deseos que se salen de control. El fuerte deseo de cosas malas y distorsionadas conduce a la acción. La persona que se deja dominar por la lujuria no tiene autocontrol.

La triste realidad es que la lujuria no produce satisfacción. Por mucho que una persona ceda a todos sus deseos, no se cumplirá y terminará más frustrado, siempre queriendo más. Eso es porque la verdadera satisfacción proviene de acercarse a Jesús. Solo es posible disfrutar verdaderamente de los placeres de la vida cuando se disfruta con moderación y con un corazón puro.

Cómo vencer la lujuria según la Biblia paso a paso

Cómo vencer la lujuria según la Biblia

Cómo vencer la lujuria según la Biblia

No somos animales irracionales, por lo tanto, es posible conquistar la lujuria. Debes tener en cuenta que Dios te creó con la capacidad de controlarte a ti mismo.

Para vencer la lujuria debes seguir los siguientes pasos:

1. Pide perdón

Si tienes un problema con la lujuria, confiésaselo a Dios y pide perdón. Dios siempre perdona a los que se arrepienten. Pídele a Dios que cambie tu corazón y deseos de ser puro. Pídele a Dios que te dé la fuerza, la sabiduría y el valor para hacer lo que sea necesario para liberarte de la lujuria.

«Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad».

1 Juan 1:9

2. Huye de la tentación

El consejo de la Biblia es huir. No es cobardía, es sensato. De la misma forma que huyes de un coche en la carretera para evitar ser atropellado, debes huir de la tentación sexual.

«Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca».

1 Corintios 6:18

Piensa en las cosas que te tientan (¿revistas, películas, ciertos lugares?). Ahora evita estas cosas.

3. Controla tus pensamientos

El problema comienza con los pensamientos. Entonces, cuando surjan pensamientos erróneos, recházalos. Puedes cambiar tu forma de pensar. Resiste los pensamientos lujuriosos, lucha contra ellos y Jesús te ayudará a ganar.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Romanos 12: 2

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Santiago 4: 7

También es muy importante concentrarse en las cosas de Dios. Cuando llenas tu mente con buenos pensamientos, de parte de Dios, no dejas lugar para cosas como la lujuria. Reflexionando sobre la palabra de Dios y tratando de aplicarla en tu vida, verás que Dios transformará tus pensamientos.

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4: 8

Esperamos que este artículo te ayude a saber cómo vencer la lujuria a través de los consejos que te da la biblia. Si ahora quieres aprender a controlar los celos, continúa navegando por Descubrir.online.