Cómo vencer la adicción a la pornografía. Lo que para muchas personas puede parecer inofensivo, puede traernos consecuencias terribles. Esto ocurre con la pornografía. Pese a no estar penada por Ley, muchos conocen los métodos en los que, en muchas ocasiones, se crea este tipo de contenido visual. La pornografía es peligrosa en nuestra sociedad. Además, puede destruir las vidas de muchas mujeres e incluso de familias enteras.

Sin embargo, muchas personas tienen una adicción incontenible a este tipo de contenido. Por mucho que intentan dejar que ver pornografía, acaban cediendo a la tentación sin saber cómo solucionar el problema.  Por esta razón, desde Decubrir.online vamos a intentar ayudar a todo Cristiano que quiera deshacerse de este terrible hábito con la ayuda de la Biblia. 

Cómo vencer la adicción a la pornografía según la Biblia

Cómo vencer la adicción a la pornografía según la Biblia

Cómo vencer la adicción a la pornografía según la Biblia

Con la ayuda de Jesús, puedes liberarte de la adicción a la pornografía. Incluso si la adicción es demasiado grande, Jesús puede liberarte. Si realmente deseas superar la adicción, la Biblia brinda consejos espirituales y prácticos para restaurar su vida.

Algunos pasos importantes para superar la adicción a la pornografía son:

  1. Confesar el pecado.
  2. Pedir ayuda.
  3. Crear una estrategia.
  4. Huir
  5. Perseverar.

Veamos cada uno de estos pasos con más detalle:

Cómo vencer la adicción a la pornografía paso a paso

1. Confiesa el pecado

El primer paso para superar cualquier adicción es reconocer que tienes un problema. La Biblia dice que mirar a una persona con deseo es lo mismo que cometer adulterio. Mirar pornografía es un pecado y la adicción a la pornografía es un gran problema, con graves consecuencias para su vida.

Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Mateo 5:27-28

Confiesa tu pecado a Dios. Admite el problema y pide perdón. Pídele a Jesús que reine en su vida, que te limpie de pecado y transforme tu mente. Incluso si ya has aceptado a Jesús como tu salvador, vuelve a dedicar tu vida a él, pidiendo perdón. Dios siempre perdona a los que se arrepienten y creen en Jesús.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

1 Juan 1: 9

Al confesar tu pecado, estás admitiendo que no puedes liberarte por tu cuenta. Necesitas a Jesús. Esto deja espacio para la acción de Dios en tu vida.

Si tu adicción ha herido a otra persona, también es importante pedirle perdón y tratar de hacer las cosas bien. Por ejemplo, si estás casado, la adicción a la pornografía es una traición a tu pareja. Pide perdón y haz el esfuerzo de salvar tu matrimonio.

2. Pide ayuda

No estás solo, ni necesitas luchar solo contra la adicción a la pornografía. Encuentra a alguien en quien puedas confiar, como un pastor o un líder, y comparte tu problema. Esta persona puede ayudarte o indicarte dónde puedes encontrar ayuda personalizada.

La Biblia dice que debemos confesarnos nuestros pecados unos a otros para recibir el perdón y la sanidad. Esto no significa que tengas que abrir tu corazón a todos, pero es importante confesar la situación a un cristiano de confianza.

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Santiago 5:16

Cuando estás luchando contra cualquier adicción, es bueno tener a alguien a quien tengas que rendir cuentas. Esta persona puede orar contigo, ayudarte a crear una estrategia y ayudarte a analizar tu progreso.

3. Crea una estrategia

Necesitas orar y confiar en Dios, pero eso no es suficiente para superar tu adicción a la pornografía. ¡Necesitas tener un plan! Una buena estrategia ayuda a combatir la adicción de una manera más organizada y eficaz.

El mismo pasaje que habla de mirar con lujuria a otra persona también proporciona una estrategia radical (pero efectiva) para combatir la pornografía. Si algo te hace pecar, sácalo de tu vida. Literalmente, no necesitas cortarte la mano, pero tal vez debas deshacerte de las revistas, los canales de televisión o incluso tu ordenador o teléfono móvil.

Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.
Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.

Mateo 5: 29-30

Restringe tu acceso a Internet y televisión con filtros y contraseñas (pídele a otra persona que cree la contraseña y no te diga cuál es). Úsalo solo cuando estés acompañado, para que todos lo vean. Realiza otras actividades en los momentos en los que la tentación se haga mas fuerte. Hacer ejercicio es una buena opción, que mejora la salud física y mental.

Descubre qué cosas despiertan su deseo por la pornografía. ¿Ansiedad, aburrimiento, estrés, peleas? Cuando descubras cuáles son, idea nuevas estrategias para combatir el problema de manera saludable. Por ejemplo, si estás ansioso, puedes orar o llamar a un amigo. O si estás aburrido, puedes leer un libro, salir a correr, lavar los platos …

4. Huye

Aunque intentes evitar toda la pornografía, a veces te encontrarás en situaciones tentadoras. En estas situaciones, el consejo de la Biblia es: ¡huye! Sal de la situación lo antes posible. No te quedes a ver si tienes la fuerza para resistir.

Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

1 Corintios 6:18

Muchas personas con adicciones recaen porque no pueden salir de situaciones tentadoras. Creen que tienen la fuerza y ​​están seguros, pero luego ceden a la tentación. Pero incluso una persona que no es adicta a la pornografía tiene dificultades para resistir cuando surge la tentación. Así como huirías de un incendio, huir de la oferta de pornografía es lo más sensato.

5. Persevera

Probablemente no estarás libre de adicciones de la noche a la mañana. Además, es posible que tengas algunas recaídas en el camino. ¡Pero no te rindas!. Los errores ocurren, pero solo son fatales cuando dejas de intentarlo.

Si tienes una recaída, vuelve a pedirle perdón a Dios y comienza de nuevo. Utiliza el error para aprender. ¿Por qué volviste a mirar pornografía? ¿Qué puedes hacer diferente la próxima vez? ¿Necesitas ajustar tu estrategia?

Con el tiempo, notarás la diferencia. No será fácil, pero con Jesús, puedes superar su adicción a la pornografía. Sigue luchando y tendrás la victoria.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Filipenses 3: 13-14

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te haya resultado útil para saber cómo vencer la adicción a la pornografía. Si ahora quieres aprender a vencer cualquier tipo de tentación, continúa navegando por Descubrir.online