¿Cómo vencer el pecado según la Biblia?. Un pecado básicamente se define como aquella acción que va en contra de la voluntad de Dios. Cuando pecamos, estamos alejándonos de aquello que Dios representa. Por lo tanto, como Cristianos debemos vencer el pecado para alcanzar nuestra salvación.

A pesar de no ser una tarea fácil, es posible vencer el pecado. Solo necesitas seguir una serie de pasos para alejarte de aquello que Dios no ve con buenos ojos.

Cómo vencer el pecado según la Biblia paso a paso

Cómo vencer el pecado según la Biblia

Cómo vencer el pecado según la Biblia

Puedes vencer el pecado con la ayuda de Jesús. Gracias a Jesús, es posible estar libre del pecado y vivir de manera diferente.

La Biblia dice que el pecado esclaviza. Por eso es tan difícil vencer el pecado. Pero Jesús vino a liberarnos de esta esclavitud. Con su vida, muerte y resurrección, Jesús mostró que es posible vencer el pecado y vivir de manera diferente. No podemos hacerlo solos, pero con Jesús podemos vencerlo.

 

«Así que descubro esta ley: que, cuando quiero hacer el bien, me acompaña el mal. 22 Porque en lo íntimo de mi ser me deleito en la ley de Dios; pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo».

Romanos 7:21-23

 

La Biblia enseña que para vencer el pecado, es necesario:

1. Arrepentirse

Este es el primer paso: reconocer el error, aceptar que está mal y decidir cambiar. A esto se le llama arrepentimiento. El pecado está mal, no es aceptable, merece castigo. Solo no puedes cambiar la situación, pero Dios está listo para perdonarte y ayudarte a cambiar.

Por eso vino Jesús. Él tomó el castigo por tus pecados allí en la cruz. Ahora, si reconoces que te equivocaste y quieres cambiar, puedes pedirle perdón a Dios y creer que Jesús te salvará del pecado y del castigoCuando declaras a Jesús como tu salvador, él entra en tu corazón y cambia tu vida.

«que, si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo».

Romanos 10: 9-10

2. Pedir ayuda a dios

La gran dificultad para vencer el pecado es la falta de fuerza y ​​motivación. Necesitas de ayuda. En la debilidad, Dios tiene la fuerza que necesitas para ganar. Pide Su ayuda. Nada es imposible para Dios. Él te ayudará.

—Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, mas para Dios todo es posible.

San Mateo 19:26

No desistas. Ser salvo no significa que no vayas a tropezar nunca más. Superar el pecado puede llevar tiempo, pero Dios te ama y siempre está dispuesto a perdonarte cuando reconoces tu error y pides perdón. Por lo tanto, sigue luchando y Él te ayudará a vencer el pecado.

3. Cambiar de pensamientos y actitudes

Jesús dijo que todo pecado comienza desde adentro. Por eso, es muy importante atacar la raíz del problema: la tentación. ¿Cuáles son los pensamientos, lugares o situaciones que desencadenan su pecado? Evítalos, lucha contra ellos. Lucha contra los malos pensamientos con la palabra de Dios.

«Porque de adentro, del corazón humano, salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, el engaño, el libertinaje, la envidia, la calumnia, la arrogancia y la necedad. Todos estos males vienen de adentro y contaminan a la persona».

San Marcos 7: 21-23

Puedes cambiar tus pensamientos. Trata de llenar más tus pensamientos con las cosas de Dios, orando, leyendo la Biblia, reflexionando sobre las cosas buenas y yendo a la iglesia. Piensa en las consecuencias de tu pecado, y si lastimas a alguien, ve y pide perdón. Piensa en otras actitudes que puedas adoptar en lugar de pecar. Y confía siempre en Jesús.

«Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, si no sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta».

Romanos 12: 1-2

Los pecados más difíciles de combatir son los que se han convertido en un hábito. Para vencer estos pecados, es posible que necesites la ayuda de otros. Tener a alguien cerca siempre ayuda. Así que no te aísles. Busca a alguien con experiencia, como un pastor, que pueda ayudarte.

«Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz».

Santiago 5:16

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a saber cómo vencer el pecado según la biblia. Si ahora quieres saber cómo vencer las tentaciones, continúa navegando por Descubrir.online.