¿Cómo tratar a una esposa? Aunque en los tiempos de actualidad y de acuerdo a la liberación femenina, las mujeres han acaparado importantes cargos en la vida diaria, incluso llegando a valerse por si mismas en áreas laborales y de familia. Sin embargo, algunas mujeres en sus matrimonios, han sido víctimas de abusos por parte de algunos hombres. Por ello aquí hablaremos del trato correcto que se debe dar a las esposas.

Matrimonio y relación de pareja

Desde antes del matrimonio y aún más posteriormente las mujeres deben de ser bien tratadas por parte de sus cónyuges. En la actualidad son muchos los hombres que no saben cómo tratar a sus esposas y ello muchas veces puede llevar al fracaso de la relación. Por ello veamos algunos consejos de cómo se debe tratar a la esposa.

¿Cómo debo tratar a mi esposa?

Ante todo, el primer consejo es el respeto hacia la mujer, debemos recordar que la mujer aunque trate de sentirse que puede valerse por si misma y ocupar espacios de gran responsabilidad, sigue siendo como sabemos “el sexo débil” y por este motivo debemos de saber cómo tratarlas en todo momento.

Algunos consejos para tratar bien a las esposas

Aparte de lo anterior, es bien sabido que a cualquier mujer le gusta que la traten adecuadamente, por ello los hombres tendrán que aplicar algunos métodos y consejos para ganárselas en todo momento y hacerlas sentir bien, como merecen. Algunos de estos consejos podemos describirlos de la siguiente manera:

  • Recordar las fechas importantes, como el día de la boda, cuando cumplan aniversario.
  • Llevarles atenciones de forma frecuente, pero no caer tampoco en la exageración de halagos.
  • Entablar conversaciones de interés para ambos cónyuges, de esta manera se llevarán mucho mejor.
  • Evitar por todos los medios las discusiones, no caer en contestas inútiles.
  • Brindar respeto en todo momento.
  • No decir mentiras, ni causar infidelidades de ningún tipo.

¿Cómo tratar a una esposa de acuerdo a la Biblia?

En cuanto al trato de los esposos a sus esposas la Biblia igualmente señala al respecto algunas consideraciones. Y es que primeramente debemos recordar que la mujer, en este caso Eva, fue sacada de la propia carne de Adán, como primer hombre, por ello la Palabra de Dios es explícita y clara en esto: “Esposos, amen a sus esposas, como Cristo amó a la Iglesia…”.

De acuerdo a lo antes mencionado, vemos como el mismo Dios pide a los esposos respeto hacia sus compañeras, ya que para él, el matrimonio debe ser de por vida y dentro del mismo debe existir la mejor relación y respeto de una y otra parte. Sin embargo, Dios mismo en la Biblia lo determina como una orden “…amen a sus esposas…”, esto no es más que valorarlas, amarlas y respetarlas en todo sentido.

Conclusión

Así hemos llegado al final de nuestro artículo. Como pudimos ver el trato de las esposas no sólo está basado en la relación de matrimonio, la misma va aún más allá de lo que a diario podamos vivir. Estamos hablando principalmente de lo establecido en la Biblia por Dios para la relación de amor y respeto hacia las esposas.