¿Cómo se preparan los cueritos? El consumo de proteínas es una parte fundamental de la dieta de toda persona, sobre todo cuando desea mantener un peso ideal.

Sin embargo, no siempre tenemos disponible la proteína que todos quisiéramos; magra y sin ningún gramo de grasa. Por el contrario, muy pocas carnes están libres de grasa y muchas personas prefieren aprovechar esta grasa en recetas.

Aunque lo recomendable es consumir la menor cantidad de ese tipo de comida, siempre nace la necesidad de diversificar la dieta para probar nuevos sabores.

Uno de los más controversiales es el atribuido a la piel del cerdo. Esta piel se ha utilizado mundialmente en muchísimas recetas étnicas, especialmente en las zonas más rurales. Es posible que lector haya escuchado en alguna oportunidad sobre el Chicharrón.

En este artículo aprenderás a realizar una receta un poco diferente, que se hace a base de la piel del cerdo; los cueritos.

Índice de contenidos

Los cueritos de cerdo.

Los cueritos de cerdo son el resultado de procesamiento de la piel del cerdo una vez removida del animal.

Esa piel viene acompañada con vellosidades y exceso de grasa, por lo tanto, debe ser sometida a un proceso de limpieza antes de realizar esta receta. Esta limpieza involucra el desgrase de la piel, un lavado profundo y un curtido.

Una vez que estén listos los cueritos, ya podemos hacer la receta a continuación; cueritos de cerdo preparados para tostadas.

Ingredientes

  1. 500 g aproximados de cueritos de cerdo curtidos
  2. Una taza de salsa de tomate
  3. El zumo de un limón
  4. Sal y pimienta negra al gusto
  5. Una taza de frijoles preparados.
  6. Una cucharada de mejorana y una cucharada de comino.
  7. Una pizca de sal de mar
  8. 3/4 de tazas de caldo de frijoles.
  9. 250g de col rallada.
  10. Una cebolla grande finamente picada.
  11. Dos tomates rebanados en trozos pequeños.
  12. Un tomate mediano rebanado en trozos pequeños.
  13. Medio limón.
  14. Salsa de chile picante.
  15. Varias tostadas de maíz.

Preparación

  1. La receta comienza picando en trozos pequeños todos los cueritos de cerdo.
  2. A los cueritos les agregamos pimienta negra, sal de mar, el zumo de limón y la salsa de tomate. Remueve esta mezcla uniformemente durante unos segundos.
  3. Dejar reposando la mezcla por aproximadamente 3 horas. Es preferible hacer la mezcla un día antes de realizar la receta completa.
  4. Agregar a una licuadora los frijoles, el comino, la mejorana, sal de mar y el caldo de los frijoles. Licuar hasta que se forme una pasta homogénea.
  5. Toma las tostadas que utilizarás para servir el plato y aplícale la mezcla de los frijoles. Trata de cubrir toda la tostada de modo que se cree una película sobre la misma.
  6. Agrega los cueritos a la tostada.
  7. Luego agrega la col rallada, las ruedas de tomate, la cebolla picada, una cucharada de salsa de tomate, una rebanada de aguacate y la salsa de chile picante.
  8. Sirve la tostada con todos sus elementos adornada con la rebanada de limón.