¿Cómo se obtiene un imán artificial? Los imanes artificiales no son tan difíciles de conseguir, de hecho; se pueden obtener de varias formas, de acuerdo con la combinación de las propiedades necesarias para la obtención de los imanes.

Los imanes suelen ser muy útiles para diversas aplicaciones. Sea cual sea el destino que les otorgues, en este artículo veremos varias formas de obtener un imán de manera artificial. Explicaremos cada una de ellas. Por otro lado, si quieres obtener un imán mediante elementos o sustancias naturales, verás que también es una buena opción que vale la pena experimentar conocer.

Frota un imán

El frotamiento es una forma de obtener un imán. Sin embargo, necesitaremos de la ayuda de otro imán. El proceso se hace de la siguiente manera: es posible hacer que un acero pueda adquirir las propiedades de un imán mediante la frotación con otro imán.

Cuando tomas un imán y lo frotas por el objeto de acero, verás que este objeto obtiene las propiedades del imán, generando magnetismo. Es interesante cómo se genera el poder magnético en el acero. Si tienes un imán a la mano, entonces generarás otro imán por medio del frotamiento entre estos objetos.

Genera un imán por transferencia o contacto

Realiza este ejercicio: genera una cadena de imán por medio de la atracción de un imán como cabeza. El imán artificial se construye por medio de un imán que atrae a esta primera aguja. Si añades una aguja. Esta aguja atraerá otra aguja, y esta a su vez, a otra aguja.

El resultado es un imán hecho de agujas que luego puedes retirar como desees. De manera que, en tanto que comencemos a añadir otras agujas, se generará una línea de agujas las propiedades de atracción del imán que hemos dispuesto.

Hierro o acero cerca de un imán

Como mencionamos, en el punto anterior, podemos disponer metales para que atraigan otros, como el caso de las agujas o alfileres. Es aquí donde entra en juego la inducción. Funciona de la siguiente manera: es importante tener un imán cerca de un objeto de acero o hierro, aunque a diferencia del imán con agujas, no es necesario que se toquen.

El objeto de hierro o acero comenzará a atraer pequeños objetos como lo son las agujas. Sin embargo; se puede experimentar con objetos más grandes. Dependiendo de la capacidad del imán que se use, se logrará un resultado diferente.

¿Se puede generar un imán artificial por medio de la electricidad?

La respuesta es sí. El método es sencillo de realizar, solo se usa algunos materiales. Veamos las instrucciones para hacerlo:

  • Obtén un tuvo o barra de acero
  • Enrolla en todo el acero un hilo de cobre
  • La energía eléctrica debe pasar por el cobre
  • Se obtendrá un imán sumamente fuerte, de gran capacidad de atracción y potencia.

Si alguna de estas opciones te ha interesado, verás que realizar estos experimentos es muy fácil, solo debes contar con una pieza de imán que, como hemos visto, nos servirá para atraer por medio de otros materiales.