¿Cómo se hace un papalote paso a paso? Un papalote es una buena forma de decorar los cielos, además, son una buena opción para que los niños se diviertan al aire libre. Volar un papalote es emocionante y divertido. Aunque podemos comprarlos hechos, es posible hacerlo con nuestras manos con el tamaño y el color que deseemos.

Una de las ventajas de hacer nuestros papalotes con nuestras propias manos es que podemos invitar a los niños a que puedan hacer este tipo de manualidades, al mismo tiempo que se rescata y se mantiene toda una tradición de juegos.

Materiales

Los materiales que necesitamos podemos encontrarlos fácilmente en las papelerías o entre los útiles escolares. Ahora bien, veamos de qué se trata:

  1. Palitos de madera de 90 cm aproximadamente.
  2. Un hilo resistente o con mayor grosor.
  3. Un exacto o una hojilla.
  4. Papel lustrillo o plástico.
  5. Pegamento en barra o cola.

Algunos de los materiales se pueden sustituir, de hecho; recuerda aquellos papalotes con los que solías salir al parque, puedes usar también materiales reciclados, como es el caso del papel o el pliego de plástico puedes usar bolsas de plástico.

Comienza a armar la estructura del papalote

En cuanto a la estructura del papalote, haz una cruz con los palos de madera, que generalmente deben ser muy livianos para no generar un peso innecesario para el papalote. Con el hilo sujeta en el centro de la cruz, dale varias vueltas, pero no demasiado.

Después, haz una línea haciendo el contorno de tu papalote con la ayuda del hilo. Dale varias vueltas en cada uno de los extremos de la cruz que haz hecho con los palos de madera.

El cuerpo del papalote

Posiciona el cuerpo del papalote encima del papel o el plástico y comienza a cortar siguiendo el contorno de las líneas del hilo. Procede a pegar la cuerda con el papel por medio de las líneas.

También puedes pegar cada una de las puntas. Cuando hayas pegado el papel que has seleccionado alrededor de la cuerda, deja que se seque. Después de eso, haz una cola para el papalote. Puedes hacerlo con papel crepé o papel reciclado de revistas o periódicos, cortándolo en varias tiras.

Puedes agregar elementos decorativos si lo deseas. En cuanto a los colores del papalote, deja que tu creatividad se expanda para que sea el resultado que esperas. El tamaño del papalote puede variar, de acuerdo a cómo quieres que se vea o cómo quieres que sea para volarlo.

Toques finales

Para terminar, recuerda agregar la cuerda o el hilo que sujete el papalote para que puedas volarlo y controlar la altura. Ese hilo debe ir en el centro de la cruz que forma la estructura del papalote. Después, podrás volar

  • Lleva tu papalote a una zona con brisa.
  • Corre para que agarre altura.
  • Ve soltando el hilo del papalote y vuélalo tan alto como desees.
  • Invita a los niños para que controlen el papalote.

En otros lugares y países, el papalote se conoce como:

  • Papagayo
  • Volantín.