¿Cómo se hace la pasta de migajon? El migajon también conocido como masa flexible o porcelana fría es una masa de textura suave y flexible que se usa en manualidades para la creación de figuras.

Esta suele hacerse de forma casera y aunque hay varias formas de hacerla desde cero uno de los métodos más usados es utilizar harina de trigo o migas de pan de migajon o miga. Aquí te presentaremos varias maneras de hacerla para que escojas cual te resulta más fácil o conveniente.

Métodos para hacer pasta de migajon

1.  Pasta de sal (Número 1)

Para este primer método necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 Taza de sal
  • 1 Taza de agua tibia
  • 2 Tazas de harina de trigo para todo uso

Preparación

En un bol añade la taza de agua tibia junto a la taza de sal (previamente licuada), y bate para que la sal se disuelva, luego agrega las dos tazas de harina y cuando se cree la masa procede a amasar durante 10 minutos. Cuando esta se despegue por si sola de tus manos es que está lista.

2.  Pasta de sal (Número 2)

En este segundo caso necesitaremos:

  • 1/2 tazas de sal fina
  • Media taza de agua caliente
  • 1/2 taza de agua fría
  • Media taza de fécula de maíz o maicena
  • Colorante de preferencia

Preparación

En una olla mezcla la sal y el agua caliente y ponla al fuego hasta hervir. Mientras en un recipiente aparte coloca el agua fría con la maicena (mezcla) y añade unas gotas del colorante que elegiste.

Luego añade esta última mezcla a la que se encuentra en el fuego y mueve con rapidez y déjala cocer a fuego lento sin dejar de revolver hasta que se cree una pasta espesa.

Retira del fuego y coloca la masa resultante en una tabla de madera y déjala enfriar. Cuando esté lo suficientemente fría amásala hasta que se vuelva lisa y listo. Puedes usarla de forma inmediata o envolverla en plástico y guardarla en un recipiente cerrado de forma hermética y usarla luego.

3. Método con glicerina

Para este método necesitarás:

  • 1 Taza de fécula de maíz
  • 3 Cucharadas soperas de agua
  • 1 Cucharada de glicerina pura
  • 1 Cucharadita de crema grasosa con lanolina
  • 1 Taza de pegamento (blanco)
  • 1 Taza de pegamento (cola blanca)

Preparación

En un sartén (antiadherente) mezcla la fécula de maíz con agua hasta que se disuelva, añade el pegamento y vuelve a mezclar. Luego incorpora el resto de los ingredientes y remueve hasta que todos se integren.

Lleva la sartén al fuego lento hasta que se forme una masa manejable, pero sin que sea demasiado seca. Cuando este se forme correctamente déjala enfriar unos minutos y procede a amasarla, y cuando estés conforme déjala reposar nuevamente en un recipiente cerrado o una bolsa de plástico por un tiempo, y finalizas volviendo a amasarla.

4. Método con Pan

Para este método necesitarás

  • 10 rebanadas de pan blanco o su equivalente en migajas de pan
  • 3 cucharadas soperas de glicerina
  • 2 cucharadas cafeteras de jugo de limón
  • 3 cucharadas soperas de pegamento blanco

Preparación

En caso de que estés usando pan y no migas procede a sacar toda la masa interna hasta que solo tengas migas blandas. Al tenerlas listas llévalas a un bol y añade la glicerina, el pegamento y el limón.

Procede entonces a amasar con las manos hasta que los ingredientes estén bien mezclados y se forma una pasta manejable, moldeable y que por supuesto no se adhiera a tus manos. Cuando tenga la consistencia que deseas guárdala en una bolsa y ciérrala bien, y listo, puedes usarla cuando quieras (en un periodo de un mes).