¿Cómo se escribe en latín? Para comenzar nuestro artículo debemos mencionar que el idioma latín se considera hoy en día como “muerto”, aunque algunos colegios todavía realizan clases sobre el mismo. Otra opción de aprender este y otros idiomas, es el uso de cursos, en la actualidad se ofrecen muchos por Internet. Sin embargo, daremos algunos parámetros respecto a cómo se usa.

¿Cómo realizar la escritura en latín?

Este es un procedimiento que conlleva como en todo idioma, una serie de parámetros a respetar en cuanto a las normas de escritura o habla, en caso de hacerlo, dado que puede ser de algo de dificultad. A continuación vamos a desarrollar algunos pasos que resultan importantes para ello.

Escritura correcta del alfabeto en latín

El latín que se considera básico o clásico, está caracterizado por una escritura mediante el alfabeto ingles. Incluso otros idiomas de igual manera se basan en este idioma, entre algunos de ellos podemos nombrar el francés, español, etc. Sin embargo utilizan algunos caracteres que dan un toque especial a la hora de su pronunciación. En la práctica, algunas de las letras no son utilizadas en el deletreo común latino, este es el caso de “j” y “k”.

¿Cómo utilizar la numerología correcta en latín?

Cuando se haga uso de la numerología en latín, se debe de realizar en romanos, esto cuando se tengan que incluir en escritos latinos. Los números utilizados en inglés así como en otros, hacen uso de numerología de 1, 2, 3, 4, 5, etc., como es el caso de números arábigos.

Escritura de la fecha

Cuando corresponda el uso de fechas, se tendrá que iniciar por la palabra “ante diem”, posteriormente se hará uso de los números romanos, esto en caso de días o menciones especiales. Es prudente la utilización de letras mayúsculas romanas para el caso del año y pequeñas o minúsculas para las fechas.

Colocación de nombres en latín

Agregamos en estos casos el sufijo latino “-us” o “-a”, ello con la intención de crear opciones latinas de nombres, algunos de estos y de tipo modernos, poseen traducción en latín de forma específica, sin embargo podrá darse el caso de iniciar versiones en latín de otros nombres. Un ejemplo de lo antes mencionado es el nombre “Mark”, el cual pasaría a ser “Markus”. Otro ejemplo en el caso de mujer, es “Karen”, el cual quedaría como “Karena”.

Cursos de aprendizaje

Como vemos el latín conlleva una serie de normas que posiblemente para la gran mayoría de las personas no resulte nada fácil, ya que su escritura y pronunciación no resultan del todo sencillas. En este sentido, debemos sugerir a los lectores y usuarios que en caso de querer perfeccionar este idioma y todo lo que el mismo abarca, sugerimos realizar cursos del idioma, los cuales pueden realizarse por medio de páginas como Duolingo, el mismo YouTube, entre muchas más.

Esperamos que el presente artículo haya sido de apoyo a los lectores, asimismo que sirva como método de ayuda, sobre los temas que aquí se han desarrollado.