Cómo saber si Dios me ha perdonado. Si quieres saber con seguridad si Dios te ha perdonado y quiere que te conviertas en su hijo, no busques más, pues en ti mismo está inscrita la respuesta. Dios perdona a todos los que confían en él. Así lo muestra las Escrituras cuando el apóstol Pablo escribió «Dios me libre de gloriarme, salvo en la cruz de nuestro Señor Jesucristo».

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Romanos 8:1-2

Para todos aquellos que se pregunten cómo saber si Dios me ha perdonado, vamos a mostrar cuatro formas de saberlo.

Cómo saber si Dios me ha perdonado: 4 Formas

saber si Dios me ha perdonado

4 formas de saber si Dios me ha perdonado

1. Reconoce tus pecados

Los pecados son cualquier cosa negativa que no hace avanzar en relación con Dios, la sociedad y nosotros mismos. Los pecados presentan el daño más grave de nuestro ser por las consecuencias que traen consigo. Estas consecuencias pueden ser de carácter moral, afectar a nuestra salud o a las personas cercanas. Conocer nuestros pecados es de gran ayuda, ya que nos permite darnos cuenta de lo que hay que corregir y dónde hay que hacer algunos cambios.

Cómo saber si Dios me ha perdonado

2. Pide perdón

Pide perdón a Dios para poder sentirte libre. Debes tomártelo en serio. Tienes que querer hacerlo de corazón, no solo porque alguien te mira o te dice que debes pedirlo. Esto no significa que seas una persona horrible, solo significa que has hecho algunas cosas mal y necesitas la ayuda de Dios para sentirte mejor y poder vivir tu vida al máximo. Dios solo quiere que seas feliz.

3. Siente el Espíritu Santo

Aunque no podemos ver al Espíritu Santo, podemos sentir su influencia. Cuando elegimos obedecer sus impulsos y prestar atención a los susurros del Espíritu, desarrollamos la sensibilidad espiritual y nos acercamos a Dios. Solo cuando Dios nos perdona podemos sentirlo.