Existe una forma en específico para poder rezar el Rosario, al aprenderla podremos enseñársela a nuestros familiares y amigos, incluso a los más pequeños de la casa. Por esta razón, en nuestro post te mostraremos ¿Cómo rezar el Rosario de forma correcta? ¡No te lo pierdas!

como rezar el rosario

¿Qué es y cómo rezar el Rosario?

Para aquellas personas que no lo sabían, un rosario es un tipo de rezo en donde se relata por medio de misterios la vida de nuestro Señor Jesucristo y su madre la Virgen María. Además, de que se encuentra compuesto de una serie de oraciones que alaban, suplican y agradecen por todo lo que ellos han hecho por nosotros. Comúnmente se acostumbra rezar el rosario a las 3 (tres) de la tarde.

¿Cuáles son los tipos de Rosario que existen?

A medida que ha pasado el tiempo, se han creado nuevas formas y métodos para rezar el Rosario; a pesar de que hayan varias maneras, esto no quiere decir que alguna de ellas es incorrecta. De este modo, es que comenzó a existir los siguientes rosarios:

  • Misionero.
  • Rosario de las Familias.
  • Por los difuntos.
  • Por la vida.
  • Para la Cuaresma.

Después de 1.200 años, el rezo de dicho Rosario ha ido evolucionando dependiendo del país, de la cultura, incluso de la manera de orar de cada persona. Por este motivo, muchas veces este rezo suele variar, a pesar de que siga teniendo relativamente un mismo orden de ideas.

¿Cuáles son las formas de rezo?

Existen muchas formas para rezar el Rosario, esto va a depender de la forma de meditación que se implemente, como también las oraciones que se van añadiendo, nuestro compromiso y motivación. Además de ello, va a depender del tipo de Rosario que pretendes orar, ya que como mencionamos en la sección anterior, existen varios modos de hacerlo. Si deseas conocer más sobre esto, visita Rosario Misterios Gloriosos.

¿Cómo rezar el Rosario?

Para rezar el Rosario debes seguir esta serie de pasos que mencionamos a continuación:

  1. Debes sostener el crucifijo y realizar una señal de la cruz. Luego de ello, continúa recitando el conocido Acto de Contrición.
  2. Como puedes ver, habrá una primera cuenta, la cual es grande, allí debes orar un Padre Nuestro.
  3. Procediendo a esto, verás tres (3) cuentas pequeñas, en cada una de ellas debes orar un Avemaría.
  4. Antes de llegar a la siguiente cuenta grande, procede a orar un Gloria.
  5. Anuncia el primer misterio que corresponde a ese día y ora un Padre Nuestro.
  6. Luego verás 10 (diez) cuentas pequeñas, en cada una de ellas debes orar un Avemaría, mientras en el proceso se reflexiona por el primer misterio.
  7. Después de los diez Avemaría, debes recitar un Gloria. En ocasiones, puedes llegar a rezar la oración a la Virgen de Fátima (Esto dependerá del orador).
  8. En cada una de las siguientes respectivas decenas, debes recitar un Avemaría y así consecutivamente.
  9. Anuncia el misterio que corresponda, en este caso sería el segundo misterio.
  10. Ora un Padre Nuestro, los diez Avemaría y un Gloria.
  11. Al haber culminado los cinco (5) misterios correspondientes al Rosario del presente día, debes proceder con el rezo de una Letanía, después con el Salve.

como rezar el rosario

Estos son los pasos básicos para rezar el Santo Rosario, pero para conocer más a fondo las maneras que existen para hacerlo, debes continuar leyendo nuestro blog.

Rosario Misionero

El Rosario Misionero es una forma diferente de oración, de igual forma, tiene como base el Rosario Tradicional. Con este Rosario, se le pide a Dios por cada una de nuestras necesidades y por las del mundo entero, teniendo como medio la Virgen María. Este tipo de rosario consiste en orar los 5 (cinco) misterios correspondientes a cada día, pero teniendo presentes cinco continentes que se deseen en el mundo. El mismo se reza de la siguiente manera:

  1. Inicia con la señal de la cruz.
  2. Recita alguna oración de perdón o el Pésame.
  3. Reza los misterios correspondientes al día de la semana. (Los días lunes y sábados se han de rezar los Misterios Gozosos, los Martes y Viernes los Misterios Dolorosos, los Miércoles y Domingos los Misterios Gloriosos, y por último, los días Jueves los Misterios Luminosos).
  4. Ora un Padre Nuestro y a su vez, tres Avemarías.
  5. Luego, puedes llegar a orar la siguiente oración:
    • «Señor Dios, tú que has querido que tu Santa Iglesia sea sacramento y medio de salvación para los hombres del mundo, con el fin de que tu grandísima y redentora obra persevere por siempre; mueve los corazones de los fieles y concédenos así tú gracia misericordiosa, para que podamos sentir la necesidad de ayudar a salvar al mundo, que todas las naciones se unan y creen una sola familia, la cual se encuentre consagrada en tu santísimo nombre. Por Cristo, nuestro Señor, Amén».
  6. Prosigue a rezar una Salve.
  7. Culmina con la señal de la cruz.

Rosario de las Familias

Este tipo de Rosario es muy similar a los anteriores, únicamente va a variar es el sentido con el que se ora el mismo, ya que este irá dirigido a todas las familias del mundo. En muchas ocasiones, es mejor realizar este rezo en familia, unión y paz.

Rosario por los Difuntos

Podemos decir que el Rosario es la oración que nos enseñó la Virgen María para que podamos orar diariamente y pedirle a nuestro Seño Jesucristo por nuestra salvación y la del mundo entero. Además, podemos realizar está oración para pedir también por un ser querido, por la paz del mundo y a su vez, usarlo como medio de agradecimiento.

Rosario por la Vida

Para orar el Rosario por la Vida, solamente tenemos que pedir por la vida de todos desde la concepción. Este Rosario es muy sencillo de rezar ya que es idéntico al que comúnmente recitamos, sólo que al anunciar cada respectivo misterio, se debe recitar una pequeña oración o meditación.

Rosario para la Cuaresma

La Cuaresma es un período de gracia especial y es un buen momento para arrepentirse. Estamos dispuestos a vivir con un corazón más convertido y celebrar el misterio de la reconciliación. Su significado es: volver nuestro corazón al Señor. Por ello es que el Rosario para la Cuaresma, es el ideal para ayudarnos a adentrarnos en la misericordia y reconciliación.