Cómo reconocer una relación violenta. Una relación violenta ocurre cuando hay manipulación o agresiones para ejercer control sobre alguien. Por lo tanto, siempre que sea posible, es bueno salir de una relación abusiva y buscar ayuda. Dios no quiere que te maltraten.

El abuso puede ocurrir en varios tipos de relaciones: entre novios, cónyuges, padres e hijos, hermanos, amigos, compañeros de trabajo … Por lo general, los casos más graves son las relaciones violentas que ocurren en el hogar, entre miembros de la familia. La Biblia condena todo abuso porque traiciona el amor.

Las relaciones sirven para dar seguridad, cariño y amor a cada uno. Cuando una relación se vuelve violenta en cualquier ámbito, el abusador traiciona la confianza del abusado. El abuso traiciona la alianza entre las personas y es un pecado.

Cómo reconocer una relación violenta según la bibliaCómo reconocer una relación violenta

Cómo reconocer una relación violentaUna relación violenta no sigue las reglas del amor, el respeto y la honestidad, que son la base de cualquier relación sana. Podrías estar en una relación tóxica si la otra persona sigue los siguientes patrones:

  • Te manipula: siempre terminas haciendo lo que esa persona quiere, incluso cuando le explicas que no quieres.
  • Utiliza el chantaje emocional: te hace sentir culpable por todo o te obliga a cumplir sus órdenes.
  • Tergiversa la verdad: su versión no encaja bien y siempre es el héroe o la víctima. Nunca se equivoca.
  • Te humilla: te grita, te insulta, dice cosas humillantes sobre ti, en privado y/o en público.
  • Te agrede: te agarra con demasiada fuerza, te golpea, patea, empuja, arroja objetos contra ti o contra la pared. Cualquier tipo de violencia física.
  • La persona maltratadora aísla: no le gusta que conozcas a otras personas ni que tengas contacto con las que ya conoces.
  • El agresor te intimida o te amenaza: amenaza con dejarte en paz, que nadie te amará ni te ayudará, que sin él no vas a sobrevivir, que te quitará todo, que te lastimará o matará a ti,  a alguien a quien amas o que se suicidará.
  • Te controla: parece que necesitas su aprobación para todo lo que haces.
  • Te obliga a tener relaciones sexuales: cuando dices que no, pero esa persona te obliga. Se trata de violación y es un crimen.

Si ocurre alguna de estas cosas, es una señal de que algo anda muy mal en la relación y debe cambiar. Si te sientes confundido acerca de la situación, habla con otra persona sobre ello. Cuanto mayor es la intimidad, más confusión causa una relación violenta. La mirada de alguien externo al problema puede ser muy útil.

Cómo resolver una relación violenta según la Biblia

Lo más importante es detener el abuso. Dios no quiere que vivas bajo abuso. Una relación abusiva puede tener muy malas consecuencias para ti, como depresión, miedo, pánico, crisis nerviosa, autodesprecio, enfermedad mental, lesiones físicas o incluso tu muerte o la muerte de un ser querido. ¡Dios no quiere esto para tu vida! Esta es obra del diablo.

Resolver una relación violenta si es tu pareja

Si estás saliendo con una persona violenta, ¡rompe! No debes dar explicaciones. Sal de la relación ahora, antes de que las cosas empeoren. Esta no es la persona adecuada para casarse contigo. Huye de la situación.

Cómo resolver una relación violenta si es entre amigos

Si la relación tóxica ocurre con amigos, intenta cortar las relaciones. Esto no es amistad. Si está sucediendo en el trabajo, vea si la situación se puede resolver con el liderazgo y/o busca otro trabajo. Incluso un trabajo de menor remuneración es mejor que permanecer en ese tipo de situación.

Si ocurre en tu matrimonio

Si está ocurriendo abuso en tu matrimonio, en casos menos severos, debes comprobar si tu cónyuge está dispuesto a cambiar y participar en la terapia. En caso de agresión física o amenaza, sal de casa, puesto que esta persona puede hacerte daño a ti o a tus hijos.

Incluso si no termina en divorcio, un tiempo de separación puede ser muy importante. Esto te dará tiempo para recuperarte del abuso y poner las cosas en perspectiva. También le dará tiempo al agresor para que se dé cuenta de sus errores y acepte cambiar su vida (pero cuidado, puede que esto no suceda). Dios quiere tu bien, no tu mal. No te sientas con la obligación de quedarte con la persona agresora.

Ten en cuenta que el abuso doméstico es un delito, por lo tanto, te recomendamos que denuncies esta situación a la policía.

Resolver una relación violenta cuando eres menor de edad

Si eres menor de edad, cuéntale a algún adulto responsable lo que está pasando. Si el abuso ocurre en casa, habla con un maestro de tu confianza, un oficial de policía u otra autoridad. No le debes lealtad al abusador, esta persona no tiene derecho a hacerte eso.

En todas estas situaciones, no olvides: Dios está contigo. Si eres víctima de una relación abusiva, la justicia de Dios está de tu lado. Ora a Dios y busca ayuda. Puedes liberarte del abuso, pero no tienes que luchar solo. Dios te ayudará.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a entender cómo reconocer una relación violenta y como debes actuar de forma cristiana ante esta situación. Si ahora quieres saber como criar a tus hijos según tus creencias Cristianas, continúa navegando por Descubrir.online.