¿Cómo quitar un corcho sin sacacorchos? Cualquiera de nosotros en algún momento nos habremos topado con la situación de destapar una botella de vino, a la cual debemos quitar el corcho. Sin embargo en algunas situaciones se nos puede presentar que no tengamos un sacacorchos a la mano. Por ello en nuestro artículo de hoy te vamos a explicar cómo realizar el procedimiento de forma sencilla.

Quitar el corcho de una botella sin tener sacacorchos

El procedimiento podría verse complicado, sin embargo no lo consideramos así, por tal motivo y para mayor conocimiento de los lectores, mostraremos una forma sencilla de realizar dicho método.

Pasos para quitar corcho sin sacacorchos

Lo primero que haremos es poner en posición vertical nuestra botella y posteriormente introducimos de manera cuidadosa un cuchillo, con mucha precaución y movimientos en sentido de un péndulo, debemos de ejercer un poco de presión hacia la parte baja. Luego que tengamos el cuchillo de manera interna del corcho, procedemos a realizar movimientos retorcidos de manera suave pero segura, posteriormente pasamos a halar el corcho de manera lenta.

Retiro de corcho mediante el uso de un tornillo

Esta resulta otra de las ideas que se nos presentan en relación al retiro de corchos, en caso de no contar en el momento con un sacacorchos. Para este objetivo utilizaremos un tornillo, el cual debemos de ingresar en el corcho, exactamente en el área central del mismo.

Luego tomamos un destornillador y comenzamos a ejercer presión como si atornilláramos la pieza, posteriormente procedemos a retirar el destornillador con un movimiento rápido hacia afuera, logrando así que el corcho se venga adjunto con el tornillo. Esta es una forma práctica y fácil, ya que siempre en nuestros hogares contaremos con destornilladores y tonillos de todo tipo.

Retiro de corcho por medio del uso de una percha

Otra de las maneras de que podrán valerse los aficionados al buen vino, es que al momento de abrir las botellas, en caso de no contar con una pieza de sacacorchos, podremos utilizar una percha, la cual utilizaremos tratando de realizar un gancho tipo anzuelo con la misma. Debe quedar derecho, posteriormente lo colocamos en el borde de la botella, el gancho debe de tener la dirección hacia la parte interna de la botella.

Procedemos a empujar el alambre hacia la parte baja hasta llegar al corcho, trataremos que el gancho quede más bajo, esto lo lograremos empujando por lo menos seis centímetros hacia abajo. Luego giramos el alambre unos noventa grados, tratando de lograr que el gancho tome la pieza de corcho abajo al lado del corcho hasta que el gancho esté debajo de este, para lo que tendrás que empujar y posteriormente sacar el mismo fácilmente.

Con unas tijeras

Lo mejor para abrir botellas de vino cuando no contamos con sacacorchos, es el uso de tijeras pequeñas. Para ello debemos de abrir totalmente la misma e introducimos la parte más angosta en la mitad de la pieza del corcho.

Posteriormente apretamos un poco, la inserción de la tijera será hasta la mitad del corcho, debemos tener cuidado de que no se vaya al fondo de la botella. A continuación procedemos al giro de las tijeras, para ello sostendremos la botella fuertemente. En este momento la pieza de corcho se vendrá adherida a las tijeras.