¿Cómo quitar manchas del parabrisas? Las manchas pueden combatirse con materiales que tenemos generalmente en nuestro hogar. En el caso de los vidrios del parabrisas, es posible que se generen manchas con insectos que pudieran chocar en él. De manera que, puede llegar a ser molesto tener que quitar este tipo de manchas.

Veremos pues, una serie de opciones con las que quitar las manchas de parabrisas resultará muy sencillo, y lo mejor de todo, se evitará el vidrio se raye. Es importante tener a la mano un recipiente con agua y una esponja suave. Sin más preámbulo, comencemos a ver las soluciones.

Bicarbonato de sodio para limpiar el parabrisas

En un recipiente de medio litro con agua, vierte una cucharada o dos, de bicarbonato de sodio. Moja la esponja con el agua y el bicarbonato y sin exprimir, pasa suavemente por la superficie del parabrisas, específicamente por donde se encuentra la mancha.

Frota con la esponja, verás que la mancha comienza a diluirse. Limpia nuevamente con agua fresca sin bicarbonato y luego seca el vidrio del parabrisas con papel. Verás que el vidrio quedará reluciente. En caso que quieras limpiar sin usar el bicarbonato, veamos las siguientes opciones.

Vinagre y agua

El vinagre es excelente para limpiar este tipo de superficies. Además, se trata de limpiar en unos segundos. El vinagre tiene la facultad de desinfectar, por lo tanto, en materiales como el vidrio, será muy sencillo extraer la suciedad.

En un rociador, llena de agua y agrega un chorro de vinagre. Rocía esta mezcla en el vidrio, haciendo énfasis en la mancha del parabrisas. Pasa un paño húmedo, o papel para limpiar vidrios. Verás que al instante, la mancha se habrá desaparecido. Agrega la cantidad suficiente de agua para que puedas remover sin mayor dificultad, la mancha.

Agua y cloro

Otra opción, es usar el cloro con el agua, como lo hemos hecho con el vinagre. El cloro limpiará eficientemente la superficie, y si lo dejamos actuar por unos segundos, obtendremos mejores resultados.

Ahora bien, no hemos recomendado el jabón líquido o en polvo, ya que genera espuma que hará más complicado limpiar para que quede impecable. Sin embargo, no significa que no debas usar jabón. Este puede ser ideal en ciertas ocasiones, como en caso de barro o cuando hay sucio como excremento de aves, o similar. El jabón puede ayudarnos a limpiar este tipo de suciedad.

Limpiador de vidrio

Hay jabones que han sido creados para limpiar el vidrio. Esta es otra opción con la que se puede contar, ya que muchas veces, es posible que necesitemos de un químico especial. Puede ser ventajoso por los siguientes aspectos:

  • Se podría cuidar la superficie del vidrio de manera especializada
  • Las manchas saldrán sin mucha complicación
  • Se puede contar con estos limpiadores al instante, cosa muy diferente en cuanto a las soluciones que hemos mostrado anteriormente.

Sin duda, hay varias formas de darle el brillo y la transparencia al vidrio de nuestro parabrisas, se trata pues, de aprovechar los ingredientes que tenemos a la mano para poder limpiar perfectamente.