¿Cómo quitar los callos de los dedos de las manos? Los callos o callosidades son zonas de piel endurecida creadas por una fricción constante y prolongada. Estos pueden salir en cualquier parte del cuerpo pero son bastante comunes en los pies y manos.

Si bien pueden resultar bastante molestos ya que dan un aspecto un tanto descuidado y un tacto duro, lo cierto es que raras veces son graves por lo que generalmente se tratan con remedios caseros sencillos.

Aquí te dejaremos algunos

Remedios caseros para eliminar los callos en las manos

Lo más recomendable siempre es ir a un especialista, en este caso un podólogo, sin embargo, los callos no representan una afección grave más allá de no ser estéticos por lo que recurrir a trucos o remedios caseros es lo más común. Aquí te dejamos algunos de los más usados.

1. Limón y aspirina

Sólo debes triturar cinco aspirinas (hasta convertirlas en polvo fino) y añadir 1/2 cucharadita de jugo de limón, 1/4 cucharadita de agua y mezclar.

Aplica la mezcla sobre los callos y cubre las manos con una toalla caliente. Déjala actuar por 10 minutos y retira la toalla. Finaliza lavando las manos con abundante agua tibia.

2. Bicarbonato y agua

El bicarbonato es muy usado en remedios caseros por sus grandes propiedades por lo que no es de extrañar que lo encontremos entre los trucos usados para los callos.

Para la mezcla debes integrar tres cucharadas de bicarbonato y una de agua, remueve hasta que se haga una pasta y aplicala en los callos masajeando la zona de forma circular.

Al igual que con el limón y la aspirina deja actuar la mezcla por diez (o quince) minutos y luego retira y enjuaga con agua. Esta puede ser tibia o fría.

3. Manzanilla

Prepara una infusión de manzanilla y remoja tus manos en esta (cuando esté tibia o a una temperatura que pueda soportar) por diez minutos.

4. Aceite de ricino

Lo primero que debes hacer es lavar tus manos (con agua y jabón), cuando las tengas limpias aplica un poco de este aceite en los callos. Puedes ayudarte con una mopa de algodón.

5. Crema de caléndula

Aplica una cantidad generosa de esta crema en las manos (sobre todo en las zonas afectadas) y deja la piel la absorba. NO la laves.

Cómo evitar el nacimiento de callos en las manos

Como dice el dicho “es mejor prevenir que lamentar” así que si no sufres de callos o ya has pasado por ello y quieres evitar volver a vivir la situación lo mejor es que hagas esto:

  • Exfolia tus manos al menos una vez a la semana.
  • Mantén la piel de las manos hidratadas (con una crema solo para ellas)
  • Protege tus manos con guantes cuando realices actividades que generen rozamiento o ficción continuada.

Un último consejo es que bajo ninguna circunstancia uses objetos afilados para eliminar el callo. Con esto sólo lograrás lesionar la piel, causar una hemorragia o incluso causar una infección.