¿Cómo quitar el gelish de las uñas en casa?  El gelish es un esmalte para las uñas semipermanente que garantiza durabilidad y brillo por al más de 20 días, y además no se quiebra o raya por lo que permite un buen acabado por semanas.

Por estas mismas características tan positivas es que suele ser un poco difícil de remover a la hora de quitarlo, sobre todo si intentas hacerlo desde casa. Así que para evitarte el dolor de cabeza que puede llegar a representar este pequeño gran detalle te presentaremos algunos método para que puedas remover el esmalte sin dañarte las uñas ni salir de casa.

Métodos para remover el gelish

Método 1.

Para este primer método necesitarás acetona y aluminio y es una de las formas más usadas para remover este tipo de esmaltes de larga duración desde casa.

Lo primero que debes hacer es mojar un poco de algodón en acetona procurando que quede bien impregnada del producto, colocarlo encima de la uña y cubrirlo con una tira de papel aluminio. Un proceso que deberás repetir con cada dedo. Deja que tus manos reposar por unos 40 o 50 minutos. Al finalizar el tiempo retira las tiras y asegúrate de que el gelish haya comenzado a despegarse de las uñas. De no ser así deja las tiras por un poco más de tiempo.

De de ser un caso positivo con ya ayuda de un palito retira el gelish desprendido y termina de eliminar el restante con ayuda de acetona.

Método 2.

Si no tienes aluminio o simplemente el primer método no va contigo te tenemos una alternativa. En este caso debes aplicar acetona pura. Para hacerlo solo necesitar acetona, una bol de cristal, una lima o un taco y un palito de naranjo.

Primero lima las uñas para quitar la capa de brillo y así facilitar el proceso. Posteriormente aplica un poco de vaselina alrededor de las cutículas para evitar que acetona tenga contacto con todo el dedo. Luego vierte la acetona en un bol e introduce los dedos y mantén las uñas en remojo por al menos 15 minutos.

Al finalizar el tiempo retira las manos y con un palito quit el producto poco a poco. Iniciando por la zona de la cutícula y deslizando hacía abajo. Si sientes que el gelish aún está aferrado a las uñas vuelve a colocar las manos en el bol por un poco más de tiempo. Cuando logres completar el proceso aplica un poco de aceite de cutícula o aceite de oliva en las uñas y en la zona de la cutículas.

Método 3

Otro método es el uso de guantes o dedales. En este caso lo explicaremos con los guantes ya que son más fáciles de adquirir. Así que los materiales que necesitarías para aplicar este método son: guantes (pueden ser de látex), un palito de naranjo y acetona pura.

Igual que en los casos anteriores recuerda limar las uñas para eliminar el brillo y facilitar el proceso. Luego, sopla el guante para que entre aire y adquiera forma. Al lograrlo añade acetona dentro de los guantes hasta que las puntas estén llenas e introduce la mano en el guante, dejándola baja para que el liquido no se derrame.

Debes dejar un tiempo de duración de unos 15 o 20 minutos. Al finalizar el tiempo saca la mano y con la ayuda del palito retira el producto con movimientos suaves de arriba hacía abajo. Finaliza aplicando aceite de cutícula y crema hidratante.