¿Cómo preparar pollo empanizado crujiente? El pollo empanizado es una de las comidas preferidas por grandes y chicos, y además, es una de las más famosas, gracias a franquicias como KFC.

Prepararlo no es tan difícil como cabria esperar ni sus ingredientes son algo que no puedas encontrar en tu despensa. Además, es un platillo que combina con muchos contornos y que puede servirse como comida casera o comida rápida en almuerzos o cenas.

Preparar pollo empanizado que quede crujiente es un plato que dejará a todo aquel que lo pruebe con ganas de más y aquí te decimos como hacerlo.

Cómo preparar pollo empanizado crujiente

Quizás pienses que solo hay una forma de hacerlo pero no. Lo cierto es que como muchas de las recetas, esta versión del pollo tiene variaciones, métodos y trucos de como hacerlo. En este articulo te presentaremos una rápida y sencilla.

Ingredientes (para cuatro personas)

  • 1kg de pollo picado en trozos
  • 1 vaso de harina de trigo
  • 2 vasos de pan rallado o molido
  • 1 cucharadita de las especias de tu preferencia (chile en polvo, pimienta negra molida, ajo y cebolla en polvo, paprika)
  • 1 huevo
  • 200 ml de leche
  • Sal
  • aceite para freir

Procedimiento

Paso 1.

Corta el pollo en piezas del tamaño de tu preferencia y procede a batir en un bol el huevo y la leche hasta que quede un mezcla de color crema y sin ningún tipo de grumos. En otro plato agrega la harina, el pan y las especias y mezcla los ingredientes hasta que queden completamente integrados.

Paso 2.

Pasa las piezas por la mezcla de seca y luego por la húmeda, y repite el proceso hasta que el pollo quede completamente bañado por ambas mezclas, y coloca la pieza lista en un plato aparte. Así con cada uno de los pedazos.

Una vez terminadas todas las piezas colócalas en el refrigerador durante aproximadamente una hora para que la mezcla se asiente.

Paso 3.

Al terminar el tiempo saca el pollo del refrigerador y colócalas en un sartén con abundante aceite por al menos 5 minutos. Está de más decir que el aceite debe estar caliente pero no demasiado ya que el pollo debe freírse también en su interior sin que la capa externa se queme.

Cuando el pollo esté listo sacalo, déjalo escurrir un poco del aceite sobrante y sírvelo.

Las salsas perfectas para acompañar

Usualmente este tipo de platos se sirven acompañados de al menos una salsa en la que puedas untar la pieza de pollo y darle el último toque que eleve este platillo de por si bueno a algo extraordinario.

Estas son:

Salsa verde de aguacate y cilantro

Esta salsa es una muy buena adición para tu pollo frito, a la parrilla o incluso a a la plancha.

Salsa macha

Esta salsa de origen mexicano tiene como ingrediente principal el chile de árbol y es perfecta para darle un toque picante a tu plato.

Salsa de ajo

Esta es una de las más usadas para acompañar el pollo frito.