¿Cómo predicar la palabra de Dios?. Predicar la palabra del Señor es una de las tareas más hermosas para un Cristiano. No hay nada tan reconfortante como ayudar a una persona a conocer de Dios. Sin embargo, resulta complicado evangelizar cuando no estamos lo suficientemente preparados en materia teológica, o simplemente, no nos vienen a la cabeza las palabras adecuadas.

Por esta razón, desde Descubrir.online vamos a explicar las diferentes formas que existen de predicar el evangelio, quien puede hacerlo y como realizar una prédica de forma correcta. ¿Comenzamos?

¿Cómo predicar la palabra de Dios? ¿Quién puede predicar?

Todos están llamados a predicar la palabra de Dios y se puede predicar de muchas formas diferentes. No hay una fórmula única para predicar. Sin embargo, la Biblia da muchos consejos sobre cómo predicar la palabra de Dios.

Predicar significa anunciar, exponer o explicar la palabra de Dios. Algunas personas son llamadas a predicar con sermones y estudios bíblicos, pero todos podemos predicar de diferentes formas:

  • Con nuestro ejemplo: a menudo las acciones hablan más que las palabras; vivir el evangelio es una forma de predicar el evangelio
  • En conversaciones: una conversación sobre Jesús y la fe es una forma de predicar la palabra de Dios.
  • Con testimonio personal: puedes explicar la palabra de Dios al contar tu experiencia de vida con Jesús.

Y estos que están junto al camino donde se siembra la palabra, son aquellos que en cuanto la oyen, al instante viene Satanás y se lleva la palabra que se ha sembrado en ellos.

San Marcos 4:15

No obstante, si deseas predicar un sermón, la Biblia también tiene algunos consejos importantes:

Cómo predicar el evangelio

Cómo predicar el evangelio

Cómo predicar el evangelio

1. Mantén el mensaje centrado en la palabra de Dios

La Biblia debe ser la base y el centro de toda predicación. Puede utilizar otras historias y ejemplos para ilustrar situaciones, pero el mensaje principal siempre debe basarse en la Biblia. Solo la palabra de Dios tiene la autoridad suprema.

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.

2 Timoteo 3: 16-17

Trata de basar tus ideas y argumentos en la Biblia. Tu propósito principal al predicar es revelar y explicar la palabra de Dios para que otros puedan obtener entendimiento y ser edificados.

2. Busca ser honesto y cuidadoso

El predicador necesita manejar con cuidado la palabra de Dios. Esto significa tener cuidado al prepararse para predicar, buscar la guía de Dios y buscar la interpretación correcta de las Escrituras. La preparación cuidadosa muestra respeto por la palabra de Dios.

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.

2 Timoteo 2:15

Otra parte del “manejo correcto” de la palabra de Dios es ser honesto. Está bien admitir que no entiendes algo o que hay partes de la Biblia que son difíciles de aceptar. No distorsiones la verdad para que diga lo que tú quieres. Al final, esto solo causa más problemas.

3. Evita controversias inútiles

Sí, es importante ayudar a las personas a resolver sus consultas, pero hay algunas controversias que son inútiles. Es muy fácil enredarse en una controversia sobre los detalles, perdiendo de vista las enseñanzas más importantes de la Biblia. Los temas secundarios merecen solo un lugar secundario en la predicación.

Pero rechaza los razonamientos necios e ignorantes, sabiendo que producen altercados. Y el siervo del Señor no debe ser rencilloso, sino amable para con todos, apto para enseñar.

2 Timoteo 2: 23-24

En cualquier controversia, cuando prediques, busca siempre el tema más importante detrás del problema. No te dejes atrapar por las pequeñas cosas. Apunta siempre a la mayor verdad de la Biblia. Por ejemplo, con el tema de la homosexualidad, las preguntas más importantes son: ¿cómo trata Dios a los pecadores en general?, ¿qué es un matrimonio?, y ¿cuál es el propósito de la sexualidad?.

Cómo predicar la palabra de Dios de forma correcta

Cómo predicar la palabra de Dios de forma correcta

Cómo predicar la palabra de Dios de forma correcta

Cada predicador es diferente y tiene su propio estilo de predicación. Con tiempo y experiencia, desarrollarás tu propia manera de predicar. Sin embargo, toda predicación debe tener una estructura básica:

  • Principio: la presentación del tema de la predicación.
  • Medio: el desarrollo del tema, con ejemplos, argumentos, etc.
  • Fin: la síntesis de las ideas principales de la predicación y la aplicación práctica.

También es importante tener en cuenta aspectos prácticos como el tiempo que se tiene para predicar, las características de los oyentes (como su nivel de educación o conocimiento de la Biblia), los recursos disponibles y el tipo de participación que tendrá la iglesia (un grupo pequeño puede participar mucho más activamente que un auditorio de mil).

Además, es bueno prepararse para las dificultades. Por ejemplo, ¿cómo vas a lidiar con esa persona que siempre interrumpe para hablar de otra cosa? Todo esto puede parecer mucho al principio, pero cuando predicas con regularidad se vuelve más natural.

Y un último consejo: si tienes dificultades, pide ayuda. No tienes que hacer todo tú mismo. Busca a alguien con más experiencia que te ayude y te enseñe a predicar la palabra de Dios. Incluso aquellos que tienen el don de predicar necesitan aprender.

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a saber cómo predicar la palabra de Dios sea cual sea tu formación y tu estatus dentro de una iglesia. Te recordamos que no necesitas ser líder de ninguna congregación ni tener tres carreras universitarias. Lo importante lo hagas de corazón.