Cómo podemos perder la Salvación. Un verdadero cristiano no puede perder la salvación. Cualquiera que crea en Jesús, se arrepienta de sus pecados y deje que Jesús entre en su vida está a salvo, incluso si comete pecados más tarde. Pero eso no significa que podamos pecar a voluntad, sin consecuencias.

Para que entiendas de qué se trata la salvación, como alcanzarla y qué puedes hacer para perderla, desde Descubrir.online hemos creado este artículo respondiendo a las preguntas más comunes.

Qué es la salvación según la Biblia

Cómo podemos perder la Salvación segun la Biblia

Cómo podemos perder la Salvación según la Biblia

Si una persona necesita ser salvada, significa que se encuentra en problemas. Si te estás ahogando en el mar, necesitas que alguien te salve. Asimismo, aquellos que no tienen a Jesús están atrapados en sus pecados y no pueden salir sin ayuda. Jesús es el «salvavidas». Murió y resucitó para liberarnos.

La Biblia dice que cuando aceptas a Jesús como tu salvador:

  • Has sido salvado: Ya no eres un esclavo del pecado y ya no tienes que tener miedo de ir al infierno; dejaste de ahogarte, el salvavidas te sostiene.
  • Estás siendo salvado: Jesús comienza a lidiar con tu vida diaria, a cambiar tus actitudes y a liberarte de hábitos que son pecado; es un proceso de santificación. Tu salvavidas te lleva a la playa.
  • Serás salvado: El Día del Juicio irás al Cielo y serás perfeccionado, completamente libre de pecado. Cuando llegues a la playa, estarás a salvo, libre de la fuerza del agua.

La salvación es un proceso y una meta a alcanzar, pero también eres salvo justo cuando te conviertes. Esto puede sonar extraño, pero Dios ve el tiempo de manera diferente a como lo vemos nosotros. NADA puede separarnos de Dios, los que son salvos no deben tener miedo de perder su salvación.

Cómo ser Salvo siendo pecador

Puedes ser salvo y aun así pecar. Aquellos que son salvos han rechazado el pecado, pero hay pecados que requieren tiempo y esfuerzo para dejarlos atrás. Esto es parte del proceso de santificación.

El diablo, que ya te ha perdido, trata de causar el máximo daño, de dificultar este proceso de santificación, haciendo todo lo posible para empeorar tu vida y evitar que alcances tu máximo potencial en Cristo. Allí hablamos de una batalla espiritual. Puedes ser salvo, pero si no te resistes al diablo y dejas el pecado, no conocerás las bendiciones que Jesús tiene para ti aquí en la tierra, antes de ir al cielo.

Si has pecado, arrepiéntete, pide perdón a Dios y trata de vivir mejor, con la ayuda de Jesús. El perdón de Dios siempre está disponible para aquellos que se arrepientan.

Cómo podemos perder la Salvación

La única situación en la que podría ser posible perder la salvación es cuando una persona, deliberadamente, rechaza el evangelio, elige no tener nada que ver con Jesús y se niega a arrepentirse. Pero en esta situación, es difícil decir si la persona fue realmente salvada anteriormente.

Hay muchas personas que tienen una experiencia genuina con Jesús, pero luego abandonan el evangelio. Esto sucede, a menudo, porque no han entendido realmente qué es la salvación y qué implica en sus vidas. Como explicó Jesús en la parábola del sembrador, hay personas que poseen una voluntad de seguir a Cristo únicamente impulsada por sentimientos románticos, y no un compromiso serio para superar todos los obstáculos con la ayuda de Jesús.

Cuando realmente comprendas que no hay otra manera mejor que seguir a Cristo, puedes vacilar y tener crisis de fe, pero no te abandonará.

No podemos conocer todas las razones por las que alguien dejaría el evangelio o dudaría de su decisión, pero debemos recordar que Dios nos perdona y nos ama. Independientemente de lo que los lleve a dejar de seguir a Jesús, debemos orar para que esa persona regrese a Él tomando una decisión seria.

Calvinismo, Arminianismo, Pelagianismo sobre la salvación

A lo largo de la historia, han surgido varias posiciones diferentes sobre la posibilidad de perder la salvación. Las tres posiciones principales son:

  • Calvinismo: Enseña que un verdadero cristiano, salvo por Jesús, no puede perder la salvación.
  • Arminianismo: Dice que la Biblia no es muy clara sobre el tema, por lo que no podemos tomar una posición definitiva de un lado o del otro.
  • Pelagianismo: Afirma que es posible perder la salvación, por lo que debemos dejar de pecar.

El pelagianismo es considerado una herejía por la mayoría de las iglesias porque enseña que la salvación depende de nuestras obras, no de la fe en la gracia de Dios, a través del sacrificio de Jesús.

El calvinismo y el arminianismo son las dos posiciones más comunes entre los protestantes. Sin embargo, la Biblia nunca habla de «perder la salvación», simplemente dice que algunas personas tienen una experiencia con Jesús, pero luego eligen rechazar el evangelio. Para todos los que tienen su corazón vuelto a Dios y buscan seguir a Jesús, no hay necesidad de tener miedo de perder su salvación.

Esperamos que este artículo acerca de cómo podemos perder la salvación, haya resuelto tus dudas. Si ahora quieres saber cómo responder al acoso escolar, continúa navegando por Descubrir.online.