¿Cómo pintar uñas de forma fácil, rápida y bonitas? Si queremos pintar las uñas nosotras mismas, pero no tenemos mucho tiempo y tampoco ideas para que se vean bonitas, es posible que lo mejor sea optar por pintarlas con un solo color. Dependiendo de a dónde vayas o la actividad que realizarás, podrás seleccionar el tono que mejor se adapte.

Para pintar las uñas, es importante contar con un esmalte de calidad que cuente con recado rápido. De manera que, al pintar las uñas, estás no se dañen si hemos tocado algo o porque se han tardado en secar.

Prepara las uñas

Si es momento de limar las uñas, por ahí se debe comenzar. También puedes cortarlas si es lo que deseas. En caso que tengas un esmalte ya aplicado, retíralo con un removedor de esmalte para que el acabo de la nueva pintura sea más limpia.

Hay varias maneras de limar las uñas, se trata pues; de elegir el estilo que más te guste. Las uñas las puedes limar de forma cuadrada o puntiaguda, además de redondas.

Cuando hayas terminado, revisa si debes quitar las cutículas de las uñas. En caso que no sea necesario, podemos continuar.

Pinta tus uñas rápidamente

Comencemos con la primera capa de esmalte, esta capa debe ser muy fina, por lo tanto, quita el excedente de la brocha del esmalte para que puedas pintar sin generar excesos. Hazlo en todas las uñas, exceptuando el pulgar en ambas manos.

Esto se debe a que con la uña del pulgar, podemos limpiar los excesos de esmalte en las uñas. Cuando la primera capa se haya secado, es momento de agregar la segunda capa, donde podrás una gota aproximadamente, del esmalte, propiciando que el color sea uniforme.

Una vez que lo hayas hecho, comienza por pintar las uñas de los pulgares, cuando hayas terminado, deja que se seque.

Secado de esmalte rápido

Para que las uñas se sequen más rápido, toma un envase con agua fría. Introduce tus dedos, o las puntas solamente, lo importante es que las uñas tengan contacto con el agua fría. Deja por dos minutos o menos.

El agua fría hará que el esmalte se endurezca mucho más rápido, creando una capa brillante de esmalte. Retira los dedos del agua fría y si el esmalte se ha endurecido, entonces seca bien tus uñas, con mucho cuidado.

Haz una capa de brillo

El brillo de esmalte es el que se ve transparente y con el que cubriremos el esmalte que hemos puesto, pero también le dará mucho brillo a las uñas. El brillo ayudará a que el esmalte tenga más duración, ya que se creará una capa protectora.

Deja que se seque bien, si lo deseas, puedes hacer el mismo procedimiento del agua fría, por lo tanto, solo resta esperar unos segundos.

Para los esmaltes de secado rápido, esto no es necesario, pero es importante poder cerrar bien el esmalte para que no se endurezca demasiado.