¿Cómo pintar una escalera? Por su parte, hay que tener en cuenta que las escaleras son áreas donde el tránsito es intenso y, por ende, se desgastan mucho gracias al uso que se le da diariamente, pero es importante que su aspecto se vea bien.

Puesto que, son parte de la casa y todos los días hay que verlas, así que pintarlas sería ideal para que tenga mejor apariencia, con una capa de pintura nueva sobre las barandas, así como los balaustres, molduras y peldaños obteniendo como resultado que la escalera de ser opaca pase a ser hermosa. A continuación, se indicará como pintar una escalera:

Preparar las superficies para pintarlas

Es necesario que la pintura antigua sea raspada de sus superficies de la escalera, en caso de necesitarlo si la pintura antigua se encuentra lisa y en buen estado, se podrá pintar encima de ella, pero si el área se desprende o presenta muchas capas de pinturas que se han acumulado entonces hay que tener en cuenta la opción de rasparla, para ello debe usarse una pistola de agua caliente o un producto que ayude a quitarla.

Para usar una pistola de aire caliente debe sostenerse de 5 a 8 cm es decir de 2 a 3 pulgadas de distancia de pintura hasta que haga una burbuja y se mantenga en movimiento para así evitar que la madera se queme, cuando esto ocurra es recomendable usar una espátula o también rasqueta para raspar la pintura.

En el caso de aplicar un decapante es necesario que se sigan las instrucciones que aparecen en el recipiente, por lo general debe aplicarse el producto con ayuda de una brocha y esperar hasta que el decapante se disuelva en la pintura para rasparlo con la rasqueta o si lo prefiere una espátula, cuando se aplica el decapante es necesario que se use un equipo de protección personal, como ventilar el área y después limpiar la superficie de una cantidad considerada de lo que dejan los productos químicos.

Rellenar pequeños agujeros e imperfecciones con masilla para madera

Usar una masilla y una espátula para que los agujeros o las abolladuras sean rellenadas y alisadas, en caso de daños pequeños es decir los agujeros ocasionados por clavos, se toma una cantidad de tamaño de un guisante masilla con ayuda de la espátula, se introduce la masilla en el agujero y es necesario raspar el exceso con la espátula en extremo plano.

Debe dejarse que la masilla se haya secado en el tiempo estipulado en el recipiente, esto puede cambiarse según el producto de hora a un día.

Lijar cualquier superficie irregular

Revisar todas las áreas para ver los puntos de irregularidad que necesitan que se lijen, aparte debe sentirse las superficies con las manos para que se verifique si hay áreas pequeñas que puedan requerir de lija, puede usarse un papel igual de lija de grano de unos 200 a 400 para que se alisen las partes, que se rellenaron y si hay alguna desproporción en la pintura que ya está.

Se hará uso de una lijadora eléctrica orbital de palma de preferencia, o también un bloque para lijar fácilmente.

Por otro lado, se puede lijar todas las áreas pintadas de manera ligera, de modo que ayude a que la pintura se adhiera y limpiar la superficie a pintar preferiblemente con un desengrasante.