¿Cómo pegar zoclo? Los zoclos, zocalos o rodapies son piezas que se colocan en la unión entre las paredes y el piso para darle un mejor acabado a la habitación. Su función, además de mera estética, es proteger la parte baja de las paredes, zona más propensa a maltratarse por factores externos.

Este puede ser de color o textura diferente tanto del piso como de la pared así como de materiales diferentes como cerámica, madera o PVC. Su corte y aplicación son bastante sencillas. Así que si estás pensando en colocar zoclos en tu casa para realzar la apariencia de tu habitación sólo continua leyendo.

Cómo pegar zoclo de forma fácil

Paso 1.

Lo primero que debes hacer, en caso de que haya zoclos ya pegados en tus pisos, es retirarlos. Para ello puedes ayudarte con un cúter para cortar el sellador o la pintura en el borde superior de este. De no hacerlo puedes desprender la pintura alrededor de este. Luego con la ayuda de una espátula afloja la pieza (con mucho cuidado) de la pared.

Paso 2.

Ahora asegúrate de que todos los clavos salgan con la pieza, de no ser así retíralos con cuidado y procede a raspar y lijar cualquier señal de pegamento o sellador que pueda llegar a obstruir la instalación del nuevo zoclo.

Paso 3.

Al terminar de retirar las piezas viejas, procede a medir la zona, pared por pared. Si es la primera vez que haces esto haz las medidas con cierto margen (amplio), es decir, corta un poco más del que es necesario para el ajuste perfecto.

Porque si bien puedes recortar luego el sobrante no podrás pegar partes nuevas ya que arruinaría la estética. Igualmente, al ser medidas exteriores, agrega espacio adicional, al menos uno  para el ancho del zoclo.

Paso 4.

Antes de colocar los zócalos, debes asegurarte previamente que tu piso esté nivelado, de no ser así podrían sobresalir por la parte inferior del zoclo en los puntos en los que no lo esté. También asegúrate de que la parte superior de los zócalos esté igualmente nivelada con la linea hecha de tiza (previamente dibujada) para así nivelarlo.

Hecho esto comienza a medir y cortar. Recuerda que las piezas de las esquinas exteriores deben poder unirse.

Paso 5.

Una vez trazado y cortado tus zoclos es muy posible que debas lijarlo o cebarlo. Esto dependerá por supuesto del material, si has elegido cebado el lijarlo te ahorrará el tiempo de rodillas. De ser de madera sin tratar el aplicarle una capa de cebo es lo más recomendable.

Luego de esto, coloca las piezas, primero con clavos, debajo la superficie en un ángulo descendente y llena los agujeros con masilla. Deja secar y finaliza lijando. Luego con tachuelas fija la tira inferior y superior de la viga de ser posible.

Paso 6.

Aplica sellador en el borde superior, sobre ellos,  en las esquinas y los agujeros de los clavos. Sobre todo si la zona en la que estás colocando los zoclos es el baño. Además, cubre los agujeros de los clavos, rayones o abolladuras con masilla ayudándote con tu dedo y espera que se seque.

Tips adicionales

  • Coloca cinta adhesiva tanto en la pared como el piso, con ello pitarás más rápido sin salirte de los bordes (en caso de que debas pintarlos).
  • Usa una pistola de clavos.
  • En caso de que las paredes sean irregulares en ciertos lugares, rellenánlos con sellador (que se pueda pintar).
  • Aplica una capa (delgada) de pegamento para madera o adhesivo para borde en las esquinas exteriores para que se unan bien.