Cómo orar a Dios según la Biblia. Debemos orar con fe, adorando a Dios, usando nuestras propias palabras, confesando nuestro pecado, con un corazón agradecido y entregando todo en las manos de Dios.

Cómo orar a Dios según la Biblia paso a paso

No existe una única forma de orar correctamente, pero la Biblia muestra 7 principios que enseñan cómo orar a Dios:

  1. Creer que Dios escucha tu oración.
  2. Decir cosas buenas de dios.
  3. Usa tus propias palabras.
  4. Confiesa tus pecados y pide perdón.
  5. Decirle a Dios que confías en él sea cual sea la respuesta.
  6. Dando las gracias por las cosas buenas de tu vida.
  7. Ore diciendo «en el nombre de Jesús».

7 formas de orar según la biblia

1. Cree que Dios escuchará

Cree que Dios escuchará

Cree que Dios escuchará

Antes de comenzar, recuerda que Dios nos ama y escucha todas nuestras oraciones. Tiene todo el poder y quiere lo mejor para nosotros. Cuando oramos, debemos creerlo. Quien tenga fe verá la respuesta de Dios.

Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho.

Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Mateo 21:21-22

2. Empieza por decir cosas buenas de Dios

Empieza por decir cosas buenas de Dios

Empieza por decir cosas buenas de Dios

De manera sencilla, dile a Dios que reconoces que él es el Dios todopoderoso, que es el rey y que todo depende de él. Eso es adorar a Dios. Por ejemplo:

  • Señor, tú eres rey.
  • Padre, eres bueno.
  • Dios mío, te adoro porque controlas todo el universo.
  • Dios, eres grande y poderoso.

3. Pregúntale a Dios con tus propias palabras

Pregúntale a Dios con tus propias palabras

Pregúntale a Dios con tus propias palabras

No utilices fórmulas ni oraciones memorizadas. Haz tus peticiones a Dios con fe y sencillez. Él nos conoce y nos ama por lo que somos, no se impresionará si hablamos con dificultad. Dile cómo te sientes. Habla con Él. Algunas cosas que puedes decirle a Dios con tus propias palabras:

  • Ayúdame a conseguir un trabajo señor.
  • Padre sana a mi hermana enferma.
  • Dios mío, ¿por qué estoy tan triste? Te necesito.
  • Señor, necesito pasar la prueba, ayúdame.
  • Papá, ¿qué será de mí ahora? Me ayuda.

4. Confiesa y pide perdón por tus pecados

Confiesa y pide perdón por tus pecados

Confiesa y pide perdón por tus pecados

Cómo orar a Dios según la Biblia

Se transparente con Dios. Él ya lo sabe todo, pero quiere escuchar tu corazón arrepentido. Dile a Dios lo que hiciste y pide perdón. Por ejemplo:

  • Yo mentí. ¡Perdóname Señor!.
  • Señor, necesito tu perdón. Lo copié en la prueba.
  • Papá, pensé cosas malas, perdóname.
  • Dios mío, volví a fallar, perdona mi pecado.

5. Ponte en manos de Dios

Ponte en manos de Dios

Ponte en manos de Dios

Cómo orar a Dios según la Biblia

Jesús nos enseñó a decir «hágase tu voluntad». Esto significa que en tu oración es importante que reconozcas que Dios tiene el control. Diga, por ejemplo:

  • Señor, quiero que sucedan estas cosas, pero sé que eres Dios y sabes lo que es mejor para mí.
  • Necesito esto, Señor, pero haz lo que creas mejor. Confío en ti.
  • Estoy desesperado por una respuesta, Señor. Pero aunque no suceda, sé que me amas y algo mejor vendrá.
  • Padre, si lo que te pido no es lo mejor para mí, déjalo ser como tú quieras

6. Da gracias por las cosas buenas

Da gracias por las cosas buenas

Da gracias por las cosas buenas

Orar no es solo pedirle a Dios. Siempre es bueno dar gracias en oración por lo que Dios ha hecho por ti. Piensa en las cosas buenas y dale gracias a Dios por ellas.

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:18

7. Di «en el nombre de Jesús»

Di en el nombre de Jesús

Di en el nombre de Jesús

No es una fórmula mágica, pero terminar tu oración con «en el nombre de Jesús» puede ayudarte a recordar que es gracias a Jesús que podemos orar con confianza al Padre. Jesús nos enseñó a pedir todo en Su nombre. Ni siquiera tiene que estar al final. Pero recuerda: la oración que Dios escucha solo es posible gracias a Jesús.

No reces solo cuando lo necesites

No reces solo cuando lo necesites

No reces solo cuando lo necesites

La oración no debería ser algo que suceda de vez en cuando, solo en momentos de dificultad. Las oraciones poderosas generalmente provienen de un estilo de vida de oración. Por lo tanto, ora a Dios todos los días. Muchas veces al día. Habla con Dios. Él está ansioso por pasar tiempo contigo. Tu fe aumentará y tu vida cambiará.

Si quieres orar aún mejor, pregúntale a Dios. La Biblia dice que podemos pedirle a Dios que nos enseñe a orar y Él responde. Ora a Dios diciendo: Señor, ¿cómo debo orar?

Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Romanos 8:26

Lee el Padrenuestro, por ejemplo, y pídele a Dios que te ayude a orar más como Jesús. No lo uses como una fórmula para repetir, sino como un ejemplo de cómo hablar con Dios:

¡Padre nuestro que estás en los cielos! Santificado sea tu nombre. Venga tu Reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. No caigamos en tentación, mas líbranos del mal, porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por los siglos. Amén».

Podemos orar de muchas formas diferentes, no existen reglas estrictas sobre cómo orar. Orar es hablar con Dios. La oración no tiene por qué ser hermosa o larga para ser escuchada.

Cuando rezar

Cuando rezar

Cuando rezar

La Biblia dice que debemos orar en todo momento. Dios siempre escucha nuestras oraciones, sin importar dónde estemos. Pero también es bueno tomarse un tiempo para orar a solas con Dios. Es como tener una conversación más íntima con un amigo, sin distracciones. Jesús siempre trató de tener tiempo a solas para orar.

Orad sin cesar.

1 Tesalonicenses 5:17

Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.

Lucas 5:16

Podemos rezar solos o en grupo. Lo más importante es la relación con Dios, no lo que otras personas piensen. No es un acto para impresionar, es una conversación honesta con Dios. Tampoco es una repetición constante de palabras mágicas para hacer que algo suceda. Podemos repetir nuestras oraciones a Dios, pero no debemos dejar que la oración se convierta en una perorata sin sentido.

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Mateo 6: 5-8

¡Esto ha sido todo!. Esperamos que este artículo te ayude a entender cómo orar a Dios según la Biblia. Si ahora quieres saber como Jesús nos enseñó a orar, continúa navegando por Descubrir.online.