¿Cómo llenar un Zippo? Un zippo es un buen acompañante, además de proporcionar mucho estilo en nosotros mismos, pero también se trata de encendedores que son ideales para todo momento, además de ser duraderos y resistentes.

De hecho, hay una gran variedad en marcas y modelos de zippo con los que podemos elegir para llevar en nuestro bolsillo. Hay personas que los coleccionan, siendo una buena manera de invertir dinero en aquellos zippo de colección que ya no son fabricados, o aquellos que tienen muchos años existiendo, tal cual como una antigüedad.

Si quieres seguir usando tu zippo después de haberse agotado la carga, verás que una de las características de estas yescas, es que precisamente están fabricadas para ser recadas. En este artículo, veremos los pasos que son necesarios para recargar el encendedor nosotros mismos.

Índice de contenidos

Primer paso

Recordemos que es importante trabajar con paciencia y en una superficie plana y ordenada, mientras nos encontramos queriendo recargar nuestro zippo, de manera que, podamos trabajar cómodamente.

Lo que haremos para comenzar es retirar la parte interior de la carcasa del zippo. ¿Sabías que la palabra “zippo” viene de “zipper”? Y se llama así este mechero porque el sonido de la palabra es similar al sonido que hace el encendedor en el momento en que giramos la ruda para prender el fuego.

Lo que haremos después es levantar el protector de fieltro que tiene el zippo para que se vea el relleno que se encuentra en la cámara de combustible.

Segundo paso

Ve llenando poco a poco el relleno con el líquido especial para encendedores. El indicativo para dejar de llenar con el líquido, es que la parte superior del paquete cambie de color. Evita que se llene de más, esto nos garantizará que el combustible para encendedores no se salga del zippo.

Ten en cuenta que, es recomendable trabajar con guantes de látex, esto te protegerá en caso que el líquido se derrame y puedas tener un contacto directo con el combustible. Lo recomendable es que esto no suceda. En caso que pase, lávate las manos de inmediato.

Tercer paso

Lo que haremos ahora será ir introduciendo la carcasa del encendedor. Seca las superficies del zippo que puedan tener combustible, al igual que las demás partes que no deben tener este líquido. Antes de probar tu mechero, recuerda lavarte las manos con jabón y secarlas bien.

Es momento de probar tu mechero, para ello, gira la rueda de la piedra hasta que haya salido la llama. Si quieres apagar tu encendedor, simplemente cierra la tapa.

Recomendaciones finales

Antes de usar el encendedor, asegúrate de lo siguiente:

  • Limpia todas las superficies con las que hayas tenido contacto en el momento de trabajar con el combustible.
  • Espera unos minutos antes de usar el zippo para que cualquier excedente de combustible se haya evaporado.
  • Cierra bien el recipiente del combustible y guárdalo en lugar fresco y seguro.
  • Evita el contacto directo con el combustible y el fuego, el zippo debe ser el intermediario.