¿Cómo limpiar las espinacas? El mundo gastronómico es muy amplio, encontramos ingredientes desde todos los sitios, pero donde más se ven es en el la naturaleza. Y no solo los árboles y arbustos que producen frutas, tenemos las verduras, que además de ser 100 % naturales, aportan una enorme cantidad de nutrientes al cuerpo.

Las verduras pueden ser muy variadas, la mayoría se producen de la tierra, y tenemos otras que podemos usar para recetas, que provienen de otra vegetación, las hojas. Y las hojas comestibles más usadas son las espinancas.

¿Qué son las espinacas?

Las espinacas son una planta comestible consideradas como verduras, gracias a que sus hojas se pueden usar en todo tipo de platos. A diferencia de muchas frutas y verduras, las espinacas se pueden cultivar en cualquier estación del año, lo que permite producir grandes cantidades y su precio será bajo.

Las espinacas se identifican por un color verde oscuro muy intenso, y sus hojas son proporcionalmente grandes, solo se consumen las hojas, el resto del tallo no debe cocinarse. El origen de las espinacas lo encontramos en la antigua Persia, donde comenzó a cosecharse, y llegó al mundo occidental por los árabes en el siglo XI, cuando construyeron mezquitas en España.

Como dato curioso, las espinacas no eran un ingrediente que se encontraba en todas las cocinas, pero con la famosa caricatura Popeye, donde el personaje comía espinacas y se fortalecía, empezó a popularizarse entre los niños que veían la serie.

Beneficios que aporta la espinaca

La espinaca es un producto nutritivo, con múltiples beneficios para la salud de la persona que lo consume. Como toda verdura verde, contiene propiedades antiinflamatorias y cancerígenas, gracias a los carotenoides, que producen este efecto.

También es una fuente de vitaminas, como  K, A, C y ácido fólico. Ayuda a conservar los huesos, gracias a la vitamina K, sobre todo en personas con una edad superior a los 40 años, ya que con envejecimiento natural del cuerpo, vamos perdiendo fuerza, y los huesos son los que más se ven afectados, por lo que las espinacas son una fuente natural de proteínas.

Las espinacas ayudan a la salud de los ojos, evitando las cataratas y manteniendo su estabilidad, y por último, contienen hierro, pero en pequeñas cantidades.

 ¿Cómo limpiar las espinacas?

Para limpiar las espinacas, comenzamos quitando el tallo y solo vamos a usar las hojas, estos tallos contienen un sabor amargo que pierden el gusto original. En una taza colocamos todas las espinacas, y vamos lavando cada una por separado.

Cuando estén todas las espinacas en la taza, agregamos agua y un par de gotas de desinfectante, para eliminar los químicos de los pesticidas, dejamos reposar 5 minutos y luego removemos el agua y sacudimos las espinacas.

¿Por qué es importante limpiar correctamente las espinacas?

Las espinacas, como cualquier verdura, provienen de la tierra, y se encuentra expuesta a todo tipo de parásitos y animales que puedan infectarlas, además de la suciedad propia del suelo. Por lo que limpiarlas correctamente hará que evitemos cualquier posible enfermedad.