Cómo Jesús llamó a sus discípulos. Tras resistir las tres tentaciones en el desierto de Judea, Jesús comenzó su vida pública. Se desplazó hasta Galilea donde comenzó a recorrer varias ciudades y pueblos enseñando su mensaje en las sinagogas, curando a enfermos y anunciando la «Buena Nueva«.

Sin embargo, antes de comenzar su obra, se dirigió a las orillas del Río Jordán donde Juan el Bautista lo reconoce como el Mesías anunciado por el antiguo testamento.

«El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo».

Jn1:29

 

El bautismo y las palabras de Juan, sirvieron para que Jesús se reafirmara para la misión para la cual había venido al mundo: Morir por la humanidad. Fue ahí cuando Jesús comenzó su ministerio, y cuando comenzó a elegir a sus discípulos.

Para saber como eligió y cómo Jesús llamó a sus discípulos, sigue leyendo este artículo.

Cómo Jesús llamó a sus discípulos:  Los 12 Apóstoles

Nombre de los 12 apostoles de Jesus

Nombre de los 12 apóstoles de Jesús

Así es como jesús llamó a sus discípulos:

  • Simón, al que dio el nombre de Pedro.
  • Andrés, hermano de Pedro.
  • Santiago.
  • Juan, hermano de Santiago.
  • Felipe.
  • Natanael, al que Jesús llamó Bartolomé.
  • Mateo.
  • Tomás.
  • Santiago, hijo de Alfeo.
  • Judas, hermano de Santiago y también hijo de Alfeo.
  • Simón, al que llamaban Zelote.
  • Judas Iscariote, el que traicionó a Jesús.

Cómo Jesús eligió a sus discípulos

Andrés y Juan

Al día siguiente del bautismo, Juan el Bautista volvió a repetir las palabras mencionadas delante de Jesús: «Ese es el Cordero de Dios». En esta ocasión, Andrés y Juan se encontraban en el río Jordán y, al oír esas palabras, se dirigieron hasta donde se encontraba Jesús para caminar a su lado.

Al ver Jesús que ambos le seguían, les preguntó: «¿Qué queréis? ¿Qué buscáis?«. A lo que ellos contestaron: «Maestro ¿dónde vives?». Jesús les dijo:«Venid y lo veréis».

Simón

Andrés, convencido de haber encontrado al «elegido», fue corriendo a buscar a su hermano Simón, y le dijo: «Hemos encontrado al Mesías».

Simón acompañó a su hermano a conocer a esa persona de la que su hermano hablaba con tanta exaltación, y cuando Jesús lo vio, le dijo: «Tú eres Simón hijo de Juan, pero te llamarás Pedro (Piedra)»

Felipe y Natanael

En los tiempos en que Juan el bautista fue encarcelado, Jesús y sus discípulos se encontraron con Felipe y Natanael.

Felipe, el cual era de la región de Betsaida, le bastó que Jesús le dijera «Sígueme» para que este le siguiera de inmediato.

A su vez, Felipe fue a buscar a Natanel,  y le dijo: «Hemos encontrado a Aquel de quien escribió Moisés en la Ley y también los Profetas; a Jesús, hijo de José de Nazaret».

Natanael se mostró incrédulo al principio y le dijo a Felipe: «¿De Nazaret puede salir algo bueno?«, a lo que Felipe le respondió: «Ven y verás».

Cuando Jesús vio aparecer a Natanel, le dijo: «He aquí un verdadero israelita en el que no hay engaño». Natanael sorprendido le preguntó: «¿Cómo es que me conoces?», y Jesús le dijo:«Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas bajo la higuera, yo te vi».

Natanael era un maestro del antiguo testamento y al oír las palabras de Jesús reconoció de inmediato que Jesús era el hijo de Dios y el auténtico Mesías. Le respondió: «Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel»

Santiago y Juán

Tras ver como Felipe y Natanel comenzaron a seguirle, Jesús volvió a Galilea. Un día, paseando por la orilla del lago, vio una pequeña barca en la que unos hombres echaban las redes para pescar, pues eran pescadores. En esa barca estaban dos hermanos que se llamaban Pedro y Andrés de los cuales ya hemos contado su historia.

En otra barca, había tres hombres que también eran pescadores. Estos hombres eran Santiago y Juan que trabajaban con su padre llamado Zebedeo. Jesús los llamó y les dijo:«Venid también vosotros conmigo y seréis mis discípulos». Ellos dejaron la barca y siguieron a Jesús.

MateoTomás, Simón, Judas y Judas Iscariote

Con el paso del tiempo, Jesús aumento el número de personas que lo seguían. Por lo tanto, decidió escoger a 12 personas de su confianza los cuales lo acompañaría en su ministerio. De este modo, subió al monte y pasó la noche orando a su Padre. Al llegar el día llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los que llamó apóstoles.

De entre los mencionados anteriormente, también eligió a MateoTomás, Simón, Judas y Judas Iscariote. De este modo completó el número de apóstoles que irían con él a anunciar la Buena Nueva de Evangelio.

Estos fueron los doce apóstoles elegidos por Jesús para que fueran con Él a anunciar la Buena Nueva del Evangelio.

Cómo Jesús llamó a sus discípulos